(Tiempo de lectura: 3 min)

A pesar de las reticencias del gobierno británico encabezado por Boris Johnson de afrontar la Covid-19 como un factor capaz de generar el colapso económico del país, la dureza con la que la pandemia está azotando el Reino Unido hace prever un impacto sin precedentes en la economía del país. Así lo advierte el Banco de Inglaterra que, por primera vez, se ha atrevido a poner números en su estimación del impacto de la Covid-19 en la economía británica. Y sus predicciones prevén que la Covid-19 produzca la peor recesión del Reino Unido de los últimos 300 años. El organismo público inglés estima que el PIB del Reino Unido podría caer un 14% en 2020. Se tratan de unas cifras muy superiores a los posicionamientos que hasta este punto ha hecho el ejecutivo británico.

La economía británica cayó un 2,9% en el primer trimestre y, a pesar que el Banco de Inglaterra admite que el escenario es “muy incierto”, se arriesga a prever que el impacto en el PIB de la Covid-19 en el segundo trimestre del año será del 25%. El Banco de Inglaterra también alerta que el impacto de la Covid-19 duplicará la tasa de paro del país. Así, según sus estimaciones el Reino Unido pasaría de un paro del 4% en 2019 al 8% en 2020.

Como es el caso de la mayoría de estimaciones realizadas hasta ahora, el organismo inglés prevé que la recesión no se prolongue más allá de 2020. Según sus estimaciones, la economía británica se recuperaría en 2021 y crecería un 15%, mientras que en 2022 lo haría un 3%. El empleo también mejoraría en 2017 y la tasa de paro se situaría en el 7%. Sin embargo, habría que esperar hasta 2022 para volver a las cifras de desempleo de 2019.

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos de interés

A pesar de las estimaciones catastrofistas para la economía británica, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra ha decidido mantener el tipo de interés de referencia en el mínimo histórico del 0,1%. El banco central británico también ha decidido mantener intacto su programa de compra de activos, por un importe total de 645.000 millones de libras esterlinas.

Por su parte, el gobierno británico anunció al inicio de la crisis producida por la Covid-19 un plan de garantía para la financiación de empresas con dificultades de 330.000 millones de libras.  

La previsión del Reino Unido de sufrir su mayor colapso económico de los últimos 300 años está afectando también al valor de la libra esterlina. A finales de marzo la divisa británica cayó a su nivel más bajo frente al dólar desde 1985. En concreto la libra se depreció un 5% hasta situarse en los 1,15 dólares. El hundimiento producido por la reacción de los mercados a las primeras medidas británicas para hacer frente a la Covid-19 fue superior al vivido después de los resultados del referéndum sobre el Brexit. Sin embargo, en las últimas semanas el precio de la libra se ha estabilizado hasta los 1,24 dólares.

Adiós a una década de crecimiento económico

Las previsiones del Banco de Inglaterra ponen fin a una tendencia alcista del PIB británico en la última década. Desde 2010 la economía del Reino Unido ha vivido datos de crecimiento económico año tras año. De hecho, la crisis financiera y económica del 2008 solo impacto negativamente en la economía británica en dos ejercicios. En 2008, con la afectación de la caída de Lehman Brothers en el tercer trimestre del año, la economía británica retrocedió un 0,3%. En 2009, el peor año de la crisis, el PIB del Reino Unido se desplomó un 4,2%. Desde entonces, el país ha vivido incrementos interanuales del PIB de entre el 1,3% y el 2,7%.

De hecho, el descalabro previsto para el 2020 con un hundimiento del 14% del PIB se produce en un contexto de desaceleración de la economía británica. Después de cinco años con registros de crecimiento cercanos al 2%, en 2018 y 2019 la economía del Reino Unido ya vivió sus peores datos desde 2009 con un incremento del 1,3% y el 1,4% respectivamente. Sin embargo, el hundimiento económico de este 2020 era impensable hace apenas unos meses. El impacto de la Covid-19 para la economía británica podría ser tres veces superior a la sufrida por la crisis de 2008.

Boris Johnson presenta el domingo su plan de desconfinamiento

El anuncio del Banco de Inglaterra sobre el impacto de la Covid-19 para la economía de Reino Unido se ha producido horas después que el primer ministro británico, Boris Johnson, anunciara en la Cámara de los Comunes el inicio del desconfinamiento de la sociedad británica para el próximo lunes 11 de mayo.

Sin embargo, los portavoces del ejecutivo británico han tenido que salir hoy a matizar el optimismo mostrado por Johnson ante un plan de desconfinamiento que todavía no se conoce y que será gradual. Los pasos de la apertura británica se conocerán el próximo domingo 10 de mayo a través de un discurso televisado del primer ministro británico.

Hasta ahora, y siguiendo los pasos de otros países como España, Alemania o Italia, el desconfinamiento británico será “modesto y gradual”. Por otro lado, las primeras medidas de desescalada vendrán acompañadas de una prórroga de las medidas de aislamiento social decretadas en el marco de la ley de emergencia que la Cámara de los Comunes aprobó a mediados de marzo.

Según datos del National Health System (NHS) el índice de transmisión de la Covid-19 se mantiene actualmente por debajo del nivel 1, imprescindible para considerar cualquier medida de desescalada del confinamiento. De hecho, según los datos publicados hoy por el NHS, el Reino Unido se ha convertido en el país europeo con mayor número de fallecidos por Covid-19, superando las 30.600 defunciones.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here