(Tiempo de lectura: 3 min)

La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP +), no logró un acuerdo para aumentar la producción en agosto lo que generó preocupación en los mercados y el precio del crudo alcanzó niveles máximos de hace siete años.

Si en los próximos días, la OPEP y sus aliados no logran ponerse de acuerdo, el precio del petróleo podría aumentar más. En un momento en que la economía mundial se está recuperando de la pandemia, la demanda de crudo sigue creciendo.

Al no ser satisfecha la demanda, es probable que los precios del barril sigan su tendencia alcista.  Se teme que pueda generarse una escasez de suministros como consecuencia de la falta de acuerdo en la organización.

¿Precios más altos del crudo en el futuro?

Este martes a las 6:20 am hora del este en Nueva York, el crudo subió al nivel más alto en más de seis años. El crudo West Texas Intermediate de referencia para Estados Unidos para entrega en agosto llegó a 76,71 dólares, 1,7% por encima del precio del lunes.

Mientras tanto, los futuros del crudo Brent marcador para Europa subían a 77,39 dólares (un 0,3%). Este es el nivel más alto registrado desde 2014. El repunte de los precios del petróleo esta semana solo aumentará las preocupaciones de los inversores acerca de la inflación.

En los bancos centrales del mundo, incluida la Reserva Federal y Wall Street, la fracasada reunión de la OPEP y las consecuencias de la subida del crudo, será un tema obligado de discusión y análisis.

El jefe de investigación de materias primas energéticas de Goldman Sachs Group Inc., Damien Courvalin, comentó: “a medida que continúan las negociaciones, estimamos que la mayoría de los resultados aún implican precios más altos en los próximos meses a medida que el mercado físico se contraiga”.

EAU bloquea propuesta de Arabia Saudita 

Durante la reunión de la OPEP + el lunes, los Emiratos Árabes Unidos bloquearon una propuesta lanzada por Arabia Saudita y Rusia. Aunque se espera que la discusión y las negociaciones en torno al aumento de la producción continúen, el fracaso de la reunión generó preocupaciones.

El precio del crudo estadounidense se ha disparado este año alrededor del 60%. El incremento viene impulsado por la elevación de los niveles de consumo en todo el mundo. El desbloqueo de las economías más grandes a medida que la vacunación se extiende y disminuyen los contagios, ha fortalecido la demanda.

La actual disputa entre los EAU, Arabia Saudita y Rusia no es un tema ‘insignificante’ en este momento ha advertido Goldman. La posibilidad de que se reedite la guerra de precios de principios del año pasado es una perspectiva peligrosa.

Ahora los analistas del mercado y los traders estarán atentos al debate que se está suscitando al interior de la OPEP +. Junto con el reimpulso del petróleo este año, se observan variaciones en los diferenciales de precios de los contratos mensuales del crudo.

Esto indica que los operadores están viendo como las condiciones de suministro del crudo se están volviendo más estrictas. Por ejemplo, en el mercado del Brent, la prima de los contratos de noviembre sobre diciembre se disparó desde un 6,3% hasta 84 centavos el barril.

Presión sobre la OPEP + aumentará 

Los 23 productores que integran la OPEP + estuvieron a punto de lograr un acuerdo para restaurar los niveles de producción prepandémicos. Se haría mediante aumentos mensuales de unos 400 mil barriles diarios.

Aunque el plan tiene posibilidades de salvarse, cabe la otra posibilidad de que los países productores comiencen a violar sus cuotas. Así ha ocurrido anteriormente, y esto hizo que los precios del petróleo se desplomaran muchas veces.

El jefe de investigación de materias primas de Saxo Bank A / S, Ole Hansen, cree que es posible alcanzar “un compromiso que debería permitir la entrada de barriles adicionales al mercado a partir de agosto”.

Considera que “la presión política de los grandes consumidores como India y China crecerá”. Igualmente, cree que “probablemente Washington también agregue algo de presión”.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo el lunes que el gobierno de EE.UU está “siguiendo de cerca las negociaciones de la OPEP + y su impacto en la recuperación económica mundial”.

Agregó que “los funcionarios de la administración se han comprometido con las capitales relevantes para impulsar una solución de compromiso que permita avanzar en los aumentos de producción propuestos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here