(Tiempo de lectura: 3 min)

Los efectos de la Covid-19 en el mercado laboral español siguieron presentes en el mes de mayo, pero con menor impacto que en los dos meses anteriores. El paro registrado subió en 26.573 personas durante el mes de mayo, lo que supone el menor incremento de los últimos tres meses, desde la aplicación del Estado de Alarma. Según los datos publicados hoy por elServicio Público de Empleo Estatal (SEPE) actualmente se contabilizan 3.857.776 personas paradas registradas. El incremento en más de 26.000 personas supone un crecimiento mensual del 0,69%, muy lejos de las cifras registradas en marzo y abril.  En el mes de abril el Servicio Público de Empleo incrementó sus parados registrados en 282.891 personas. En el mes de marzo el paro se disparó con un incremento de 302.265 nuevos registrados. Se tratan de cifras que multiplican por diez las reflejadas en el mes de mayo.

Sin embargo, y como ya viene haciendo desde la aplicación del Estado de Alarma, el SEPE no contabiliza los ERTE en los datos de paro registrado. Así, según informa el Ministerio de Trabajo, los afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo superan los 3 millones de personas. En total, si se contabiliza paro registrado y ERTE, la cifra sube hasta los 6 millones de parados. Dicha diferenciación entre parados registrados y afectados por ERTE se justifica ya que las personas con ERTE constan como afiliados y prevén reincorporarse en las próximas de semanas a su puesto de trabajo.

Suben las afiliaciones a la Seguridad Social por primera vez desde el Estado de Alarma

Otro buen indicador de cierto amortiguamiento del impacto de la Covid-19 en el mercado laboral lo encontramos en el número de afiliados a la Seguridad Social. Después del batacazo del mes de marzo (donde se perdieron más de 800.000 afiliados), la Seguridad Social vuelve a recuperar afiliados. El número de afiliados a la Seguridad Social se situó en mayo en 18.584.176 personas. Esta cifra supone un incremento de 187.814 afiliados con respecto al mes de abril. Un aumento del 1%. Este incremento se debe, no solo al aumento de la contratación, sino a la vuelta a la actividad de muchos trabajadores autónomos como consecuencia de las medidas de desescalada.

En concreto, el SEPE informa de la realización de hasta 850.617 contratos durante el mes de mayo. La cifra supone un incremento del 26,3% con respecto al mes de abril. Del total de contratos, el SEPE identifica que 76.692 fueron contrataciones de carácter indefinido, mientras que 773.925 representan contratos temporales. Esta enorme diferenciación entre contratos indefinidos y temporales, que ya venía siendo habitual en los últimos años, atañe mayor fragilidad e inestabilidad en el mercado laboral español.

Sin embargo, los efectos de la Covid-19 siguen persistentes en la destrucción de empleos. El número de desempleados registrados en mayo son 778.285 trabajadores más que en mayo de 2019. El incremento es del 25,75%, un porcentaje sin precedentes.

Cataluña y Madrid concentran la mayor destrucción de empleo

Otra de las novedades de la evolución del mercado laboral español la encontramos en el análisis de los datos por territorios. Mientras que en los meses de marzo y abril la destrucción de empleo fue generalizada en todas las Comunidades Autónomas, en el mes de mayo se rompe la tendencia. De hecho, según los datos del SEPE, hasta 7 Comunidades Autónomas del Estado consiguieron rebajar la tasa de paro registrado. Andalucía (-9.210 personas), Castilla-La Mancha (-5.075), Extremadura (-4.056), Aragón (-685), Galicia (-547), La Rioja (-236), Murcia (-40) y Melilla (-25) redujeron su tasa de paro registrado en mayo. Sin embargo, se tratan también de los territorios que más rápidamente destruyeron empleo durante los meses de marzo y abril.  Un ejemplo claro lo encontramos en Andalucía, donde en marzo la tasa de paro se disparó un 17,2%. En abril, el impacto fue solo del 3,5% y en mayo ha empezado a recuperar cierto empleo.

Por el contrario, los dos grandes polos económicos del Estado (Madrid y Catalunya) siguen siendo los territorios donde más sube el paro registrado. En Catalunya el número de parados registrados en mayo subió en 15.339 personas, lo que supone un incremento del 3,3%. Por su parte, en la Comunidad de Madrid las listas del paro registrado se incrementaron en 14.336 personas durante el mes de mayo. La variación refleja un incremento del 3,5%. De hecho, tanto la Comunidad de Madrid como Catalunya ya encabezaron el incremento del paro registrado en el mes de abril. En ese mes, el paro se incrementó en  más de 50.000 personas en Catalunya y en cerca de 40.000 en la comunidad madrileña.

La construcción y la industria recuperan cierta estabilidad en la contratación

Por sectores económicos, el paro registrado ha bajado en la construcción y en la industria. Lo ha hecho de forma más llamativa en la construcción, con un descenso de 23.717 personas, lo que supone un 6,89% del total. Por su parte, la industria ha reducido su paro registrado en 262 personas. Un discreto 0,08% del total.

En cambio, el paro registrado ha seguido subiendo en el sector servicios. Lo ha hecho con un incremento del paro de 40.784 demandantes, lo que supone una variación del 1,5%. La agricultura también incrementa ligeramente la tasa de paro, sumando 710 nuevos trabajadores (un incremento del 0,43%). Como en el caso de las Comunidades Autónomas, los sectores económicos que más bruscamente sufrieron en marzo y abril, se empiezan a recuperar en mayo. Es el caso del sector de la Construcción, que destruyó cerca de 100.000 empleos durante los meses de marzo y abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here