(Tiempo de lectura: 3 min)

El número de desempleados registrados aumentó en el mes de abril en 282.891 personas, con respecto al mes de marzo. Así lo aseguran los últimos datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). El organismo, que contabiliza el número de personas desempleadas que se han inscrito en el Servicio de desempleo estatal, registra el “mayor aumento en un mes de abril” de su serie histórica que hace disparar el desempleo en España. Actualmente, el número de demandantes de empleo registrados se cifra en 3.831.503 personas. Se trata de la cifra más alta de desempleo en España desde el mes de mayo de 2016.

Así, pues, las medidas del gobierno español de potenciar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para evitar la destrucción de puestos de trabajo no ha evitado un repunte histórico en el paro registrado. Sin embargo, según informa el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el número total de personas cobrando una prestación por desempleo (prestación contributiva y ERTE) se enfila hasta los 5,2 millones de personas.

El incremento del paro registrado en España en el mes de abril se sitúa en el 7,97%. Un aumento que se produce tras vivir también en marzo un mes negro. En el tercer mes del año, y con el Estado de Alarma provocado por la COVID-19 ya en vigor, el paro registrado aumento en 302.265 personas. Un incremento del 9,31%.

ARTÍCULO RELACIONADO

Invertir en oro para protegerte de la recesión: ¿Deberías comprar oro de inmediato?

Cada vez más personas se lanzan a invertir en oro ante la actual situación financiera que esta azotando el mundo. De hecho estamos viendo...

La destrucción de empleo provocada por la COVID-19 en tan solo dos meses no tiene precedentes. En 60 días, el mercado laboral español ha destruido casi 600.000 empleos.

Todos los sectores económicos sufren aumentos sin precedentes en el desempleo, a excepción de la Agricultura

La crisis sanitaria producida por la COVID-19 está afectando de forma más o menos homogénea en todos los sectores económicos del país. En términos absolutos el sector servicios es el que más empleo destruye, con un incremento de 219.128 personas paradas registradas. Esto supone un incremento del 8,76%. Pero el impacto también es notorio en la industria, donde en el mes de abril el paro registrado subió en 26.832 personas. Supone un aumento del 8,92%. En el caso de la Construcción, y tras un mes de marzo fatídico, parece que el ritmo de destrucción de empleo se ralentiza. En abril se destruyeron 25.0555 empleos, un incremento del 7,84%.

Por el contrario, parece ser el sector primario el que mejor está aguantando los estragos económicos producidos por la COVID-19. A pesar de que el desempleo en la Agricultura también sube, lo hace solo en 4.015 personas, lo que supone un incremento del 2,95%.

Se destruyen 59.042 contratos indefinidos

El incremento del paro registrado viene acompañado de una fuerte destrucción de contratos indefinidos. En los últimos años, y debido al fomento a la contratación temporal, eran estos últimos los que con mayor facilidad se destruían. Sin embargo, los efectos de la COVID-19 han producido la destrucción de casi 60.000 contratos indefinidos, lo que supone cerca del 9% del total. Una cifra a la que debería sumarse los 145.393 contratos de carácter indefinido destruidos en el mes de marzo. Sin embargo, los contratos temporales en todas sus formas, siguen encabezando la destrucción de empleo en España. Según los datos del Ministerio, destacan la baja de cerca de 300.000 contratos de Obra o Servicio.

 

El número de afiliados a la Seguridad Social cae hasta los 18,3 millones

Y tan o más preocupante que el número de parados registrados lo encontramos en la cifra de personas afiliadas a la Seguridad Social. Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el número de personas afiliadas en el mes de abril se redujo hasta los 18.396.362. Se trata de una cifra que, a pesar de no sufrir el batacazo del mes de marzo, en el que la Seguridad Social perdió más de 800.000 afiliados, constata una reducción sin precedentes de la sociedad activa española.

De hecho, en términos desestacionalizados, a día de hoy España cuenta con 771.695 afiliados menos que en el mismo mes de 2019. Esto supone un descenso del -4,01%. Se trata de la primera caída interanual de afiliados a la Seguridad Social en un mes de abril desde 2013.

Por otro lado, si sumamos la destrucción de afiliados a la Seguridad Social entre los meses de marzo y abril de 2020, la cifra se sitúa cerca del millón de personas: en concreto son 947.896 ocupados menos en tan solo 60 días.

Catalunya y Madrid lideran el incremento del paro registrado en abril

Analizando los datos de paro registrado por territorios, observamos cómo en el mes de abril la destrucción de empleo ha sido especialmente alta en Cataluña, Madrid las Islas Baleares y las Islas Canarias.

En términos absoloutos, la mayor destrucción de empleo se ha producido en Catalunya, con 50.763 parados registrados más que en el mes de marzo. Le siguen la Comunidad de Madrid (+41.263) y la Comunidad Valenciana (+38.115). Sin embargo, en variación relativa, vemos como el impacto es realmente notorio en las Islas Baleares y Canarias, dos territorios con una actividad económica focalizada en los servicios en general, y el turismo en concreto. En las Islas Baleares en el mes de abril el paro registrado ha subido en 9.773 personas, lo que supone un incremento del 15,6%. En el caso de las Canarias, los demandantes de empleo registrados han aumentado en 27.347 personas, una variación mensual del 12%.

Por el contrario, Extremadura es el territorio donde menos sube el paro registrado en el mes de abril. Lo hace con una discreta variación del 2,4% y 2.757 personas. También es menos pronunciado el aumento del paro registrado en Andalucía. En el mes de abril el paro ha subido un 3,5% en la comunidad sureña, con un incremento de 32.964 personas desempleadas. Sin embargo, en el mes de marzo el paro en Andalucía se disparó un 17,2%, por lo que observamos diferencias en el ritmo del impacto de la Covid-19 en el empleo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here