(Tiempo de lectura: 2 min)

La pandemia no ha sido un impedimento para que España viva nuevamente la semana del orgullo LGBTI, esta vez de manera atípica. A causa de las restricciones sociales para minimizar el contagio de coronavirus la mayoría de las actividades se han realizado por medio de la virtualidad. Además, las mujeres han sido el centro en estas plataformas web.

Según el manifiesto audiovisual que han preparado los organizadores:  “reivindicación y visibilidad, es inclusivo, es derecho a ser una misma, uno mismo, es defender la diversidad, es feminismo, es defender los derechos trans o es justicia social”.

Mediante las redes sociales se ha difundido un el vídeo en el cual intervienen políticos, artistas y activistas. Por ejemplo, el expresidente socialista del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, que impulsó la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo (2005), ha transmitido un mensaje de “apoyo, solidaridad, fuerza y convicción” para ser más libres y “pensar y trabajar por aquellos que, en muchos países, son perseguidos y marginados”.

Pedro Sánchez también se ha sumado a la convocatoria con “orgullo de vivir en una sociedad diversa y libre”

“Hoy y todos los días, reivindiquemos los derechos #LGTBI”, ha dicho en twitter el presidente del Ejecutivo.

 

Centrado en mujeres

 

Con el lema “2020, mujeres LTB: sororidad y feminismo”, este año la lucha se dedica a visibilizar a las mujeres lesbianas, bisexuales y trans activistas por los derechos LGBTI. Y durante la semana se desarrollarán talleres de educación en diversidad, salud sexual o visibilización LGBTI, sobretodo en América Latina.

Nuevamente se han centrado en la importancia de que la legislación nacional ampare a las personas de sexualidad diversa. En este sentido, el Gobierno ha adelantado que prepara un anteproyecto de igualdad de género LGBTI.

La celebración masiva en las calles fue aplazada a petición de las entidades organizadoras, como la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), para proteger la salud. Por lo cual, la celebración más colorida del año en Madrid, a donde concurrían en otros años personas de todo el mundo, se hará en gran parte online.

No obstante, cientos de personas han recorrido el sábado 27 el centro de Barcelona para conmemorar los 44 años de la primera manifestación a favor de la liberación LGBTI tras la muerte del dictador Francisco Franco.

En los balcones lucirán estos días banderas arcoiris, en las calles podrán verse murales alusivos y no faltarán quienes lleven puestas mascarillas reivindicativas.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau ha colgado en el balcón del Ayuntamiento un pendón con los colores del arcoíris este domingo pasadas las 10:00 de la mañana. Acompañada de representantes municipales y el colectivo gay, se ha comprometido a defender y reivindicar los derechos y libertades para las personas de sexualidad diversa.

En esta oportunidad Madrid se ha abstenido de hacer la representación similar ya que el Tribunal Supremo ha sentenciado recientemente que no pueden usarse banderas no oficiales las fachadas de los edificios públicos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here