(Tiempo de lectura: 5 min)

El pasado 1 de julio entró en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que sustituye el anterior Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Después de 26 años de haber sido suscrito por los tres países el primer tratado, se inicia una nueva era en las relaciones económicas entre los tres países en medio de la incertidumbre por la pandemia de coronavirus.

La primera ronda de negociaciones del T-MEC comenzó el 16 de agosto de 2017 en Washington. Los tres países de América del Norte lograron un primer acuerdo informal el 30 de septiembre de 2018. Pero tales acuerdos fueron formalmente ratificados el 1 de octubre de ese año.

Los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, Estados Unidos, Donald Trump y de Canadá Justin Trudeau durante la firma del Tratado.

El nuevo Tratado fue propuesto por el recién estrenado presidente de los Estados Unidos Donald Trump. En la firma del acuerdo finalmente estuvieron los presidentes de los tres países signatarios para ese momento: Enrique Peña Nieto de México, Justin Trudeau de Canadá y Trump por EE.UU. La firma del Tratado se llevó a cabo en Buenos Aires en el marco de la Cumbre del G20 de 2018 celebrada en la capital argentina.

Este nuevo acuerdo de comercio revisó y actualizó el anterior TLCAN. Incluyó nuevas normas en materia laboral, energética y ambiental, entre otros aspectos. En este trabajo ofrecemos una mirada al contenido del tratado, destacando los datos más relevantes con respecto a México.

El gobierno del presidente Manuel López Obrador ha dicho que el nuevo Tratado beneficia a México. Sin embargo, sectores del país afirman que el gobierno debió negociar el acuerdo en mejores términos. Se llegó a decir, incluso, que México estaba negociando con Trump con una pistola en la cabeza.

Economía

  • En 2019 el intercambio comercial entre EE.UU y México ascendió a $ 576,777.
  • El Banco de Desarrollo de América del Norte (Nadbank), será dotado de fondos destinados a créditos para proyectos de infraestructura en la frontera común con EE.UU.
  • El T-MEC será revisado periódicamente cada seis años desde su entrada en vigencia el 1 de julio de este año. Al cumplirse este plazo, los países socios podrán extender por 16 años más el acuerdo, previa manifestación de intención.
  • El tratado establece controles a los posibles nuevos acuerdos comerciales que los países socios firmen con otros países sin economías de libre mercado, como es el caso de China.
  • Para resolver las disputas comerciales entre los países signatarios se adoptó el sistema de paneles, que sustituye al modo informal que se usó hasta ahora. Los paneles abordarán temas de carácter laboral y ambiental.

Laboral

Libertad de negociación sindical. Todos los trabajadores tienen derecho a negociar los términos de sus contrataciones colectivas a través de sindicatos. De esta forma se busca evitar una competencia desleal en materia salarial y de prestaciones entre los tres socios.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral es activado para la búsqueda de acuerdos entre empresas y sindicatos. El organismo también llevará un registro de empresas y sus respectivos sindicatos. Conocerá los contratos colectivos que se firmen y se asegurará de que estos sean suscritos legítimamente. Así se evitan los contratos simulados en los sindicatos.

El organismo encargado de la resolución de controversias pasará a ser un Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, que estará regido por el poder Judicial de cada país. En lugar de la Junta de Conciliación y Arbitraje que funcionó hasta ahora que estaba en manos del poder Ejecutivo.

  • Se instalarán Paneles de Respuesta Rápida para atender controversias laborales entre cada país con los otros dos. Por ejemplo, México contra Canadá y EE.UU, o viceversa.
  • Queda prohibido el trabajo infantil y forzado.
  • Cuando las empresas violen los términos laborales acordados, se permitirá que los países apliquen aranceles y bloqueen exportaciones.
  • Otro aspecto importante del nuevo acuerdo es relativo a los salarios. Para evitar que México tenga mano de obra más barata quedó establecido que parte del contenido regional (exportaciones) provengan de las zonas de altos salarios ($ 16 la hora).
  • No se permitirá la presencia de inspectores laborales de EE.UU en México. No obstante, el acuerdo para efectos de monitoreo y cumplimiento de las normas se crean los “agregados diplomáticos laborales”.

Automotriz

La industria automotriz es una de las fortalezas de México con respecto a Estados Unidos y Canadá. El 85% de las exportaciones mexicanas de coches y camiones tienen como destino ambos países.

A la luz del nuevo acuerdo, los vehículos producidos en el área del Tratado pueden ser exportados entre los países signatarios libres de aranceles si cumplen las siguientes condiciones:

  1. El 75% del contenido proviene de América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá). Esto representa un incremento de 13,5 % con respecto a las normas del TLCAN.
  2. Según el modelo del vehículo, entre el 40% y 45% de su valor debe ser producido por trabajadores que ganen un salario mínimo de 16 dólares por hora
  3. El 70% del acero y el aluminio que se utilice en la fabricación de dichos vehículos debe provenir de Norteamérica.
  4. Los fabricantes de ciertos componentes esenciales (motor, transmisión, carrocería) deben acreditar un 75% de valor de contenido regional. Esto no era exigido anteriormente.

Estas nuevas reglas se irán aplicando gradualmente, excepto el nuevo porcentaje de acero. Igualmente, los fabricantes de vehículos y los de autopartes, deberán elevar progresivamente también el valor mínimo de contenido regional, hasta alcanzar un 75% en ciertos casos.

Con la entrada en vigor de las nuevas reglas, las ensambladoras tendrán un plazo de tres años para cumplir con estos nuevos requerimientos. 

Comercio Digital

Otra de las novedades del Tratado es el capítulo dedica al e-commerce. El acuerdo impulsa pero también regula el comercio digital transfronterizo así como la protección de datos personales.

Queda excluida la imposición de aranceles aduaneros a productos digitales, tanto importados como exportados.

Los envíos de comercio electrónico libre de aranceles de aduanas e impuestos, son elevados de $50 a $ 100 para lo cual deben cumplir con todos los procedimientos formales de ingreso al país.

El documento señala que ahora más empresas, de manera especial las pequeñas y medianas, podrán integrarse más fácilmente al comercio transfronterizo. Y agrega que “Los nuevos operadores que entren al mercado también se beneficiarán de menores costos de llegar a los consumidores”.

Se estima que para 2022, el e-commerce en la región alcance un valor de 630,000 millones de dólares. En México apenas el 34% de los consumidores locales compra artículos producidos en el país.

Otros sectores

  • Anteriormente el TLCAN no reconocía la soberanía de México sobre sus recursos energéticos, el actual Tratado sí.
  • Que abierta la posibilidad de que EE.UU implemente aranceles estacionarios a ciertos productos agrícolas que se comercian en la región.
  • Canadá que había estado renuente a una apertura mayor del mercado de lácteos de lácteos, lo aceptó.
  • Entre los productos más beneficiados por el T-MEC están: tequila, cerveza, tomate, chiles, frutos rojos, berenjenas, calabazas, mangos y papayas, según datos del Consejo Nacional Agropecuario.
  • Así mismo, queda eliminada la protección de exclusividad a las biomedicinas por 10 años.

Lo positivo y lo negativo del Tratado para México

Entre los aspectos positivos del acuerdo están:

  • México sigue teniendo un acceso preferencial al mercado de bienes y servicios más grande del mundo. Esto coloca al país en una posición global ventajosa.
  • Eso garantiza mayor estabilidad a las áreas de inversión, empleo y comercio por tener un mercado seguro.
  • Refuerza la competitividad regional al adoptar reglas de origen para integrar las cadenas de valor.
  • Al actualizar las reglas, México también avanza hacia un comercio más responsable e inclusivo.
  • Se soluciona la falla de origen que tuvo el TLCAN con respecto a la carencia de un sistema adecuado de resolución de disputas. El país ahora está en igualdad de condiciones con sus socios.
  • Los derechos laborales de los trabajadores mexicanos quedan garantizados con el Mecanismo de Respuesta Rápida por su carácter binacional e imparcial. Tanto para elegir sindicatos como para firmar contratos colectivos.
  • Se corrigió el acuerdo de protección las biomedicinas por 10 años que son fundamentales en los tratamientos del cáncer y el Alzheimer. De lo contrario se habrían hecho inaccesibles al encarecerse el mercado de medicinas genéricas.

De lo negativo hay poco al decir verdad. Porque si bien el T-MEC representa un reto para México, la verdad es que son economías complementarias. Una ayuda a la otra.

Es cierto que podría haberse negociado en términos más favorables pero, como en toda negociación, todas las partes deben ganar, sino no funciona. Habrá que esperar cómo se desarrollan en la práctica estas nuevas reglas implementadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here