(Tiempo de lectura: 3 min)

El grupo parlamentario del Congreso de los Diputados Unidas Podemos ultima la propuesta de un nuevo impuesto a las grandes fortunas que permita recaudar el equivalente al 1% del PIB, es decir 11.000 millones de euros. La propuesta, que forma parte del acuerdo de gobierno entre Unidas Podemos y el PSOE, tendrá el objetivo de sustituir al actual Impuesto de Patrimonio y afectará a los patrimonios superiores al millón de euros.  La propuesta, según aseguran fuentes del grupo parlamentario de Unidas Podemos a los medios de comunicación, se diseñará de forma progresiva para que la mayor parte del impuesto recaiga sobre los 1.000 patrimonios más altos del país.

Está previsto que la propuesta se presente en la comisión parlamentaria de reconstrucción del Congreso de los Diputados en las próximas semanas y Unidas Podemos tiene la intención que su aplicación sea inmediata. Se prevé que el nuevo impuesto pueda gravar entre un 2% y un 3,5% los patrimonios que superen la cifra del millón de euros, aunque habrá excepciones. Según la información de la propuesta a la que han tenido acceso EFE y Europa Press, quedarán exentas las viviendas habituales con valor de hasta 400.000 euros. Además, el tributo se aplicaría a los patrimonio de un millón de euros netos.

Las variaciones progresivas del tributo contemplan un 2% de retención para los patrimonios netos de entre 1 y 10 millones de euros. En cambio, el tributo ascendería hasta el 2,5% para patrimonios de más de 50 millones y en el caso de patrimonios de hasta 100 millones se retendría el 3%. Por último, los patrimonios de más de 100 millones gravarían al 3,5%.

El impuesto de patrimonio quedaría derogado

Con la aprobación y aplicación de este nuevo impuesto a las grandes fortunas, el objetivo no solo es conseguir recaudar el 1% del PIB de las mayores fortunas del país, sino que sustiuiría el actual impuesto de patrimonio.

El impuesto de patrimonio se reintrodujo en 2012 en España, tras años suspendido, con carácter transitorio para hacer frente a la crisis económica. Sin embargo, desde entonces se ha prorrogado año tras año. El impuesto se introdujo en 1977 de forma temporal y se consolidó de forma definitiva en 1991 hasta 2008. El tributo se encuentra cedido a las Comunidades Autónomas. Esto propicia que sean las administraciones autonómicas las que puedan aplicar reducciones, modificar las tarifas e incluso crear exenciones.  Actualmente el tributo de patrimonio solo grava a las fortunas de más de 30 millones de euros y también contempla exenciones generosas. Quedan exentos del tributo hasta 300.000 euros para la vivienda habitual del contribuyente. También cuenta con un mínimo exento de 700.000 euros tanto para los contribuyentes residentes como no residentes.

Las grandes fortunas ya eluden el impuesto de patrimonio vigente

 Según datos de la Agencia Tributaria, el número de contribuyentes españoles que atesoran fortunas de más de 30 millones de euros se situaba en 2017 cerca de las 600 personas. Se trata de una cifra que se ha triplicado en la última década. Si en 2007 eran 233 las personas que declaraban fortunas por ese valor, en 2017 se superaban las 600. Sin embargo, las deducciones establecidas y las exenciones aplicadas por las Comunidades Autónomas hacía que solo 200 de las 600 fortunas tributaran en este impuesto especial.

Según la propia Agencia Tributaria se denota una tendencia a la baja en el número de fortunas que acaban tributando por este impuesto, a pesar de la multiplicación de personas con grandes patrimonios. La explicación fundamental de este fenómeno se encuentra en las bonificaciones de algunas Comunidades Autónomas sobre el tributo. Así, la Comunidad de Madrid hace años que mantiene un bono del 100% a dicho impuesto. Dicho de otra manera, ninguna fortuna con residencia en la Comunidad de Madrid tributa sobre este impuesto especial.

 Se trata de una medida excepcional que solo aplica la Comunidad de Madrid pero que, debido a su ventaja fiscal, ha atraído a un número creciente de grandes fortunas a asentarse en municipios de la comunidad madrileña. Esto ha hecho que el impuesto de Patrimonio haya recaudado poco más de 1.000 millones de euros en los últimos años. Una cifra que supone un 0,5% de la recaudación del estado a través de impuestos, y que contrasta con la recaudación conseguida con otros impuestos como el IRPF, que ha mantenido una línea ascendente en los últimos años hasta conseguir un máximo histórico en 2019 de más de 86.000 millones de euros.

Unidas Podemos considera “urgente” aplicar el nuevo tributo

 El gobierno español, que todavía no se ha posicionado sobre la propuesta de Unidas Podemos, sí ha reconocido que el impuesto de patrimonio “no estaban recaudando lo suficiente. Por otra parte, el Vicepresidente segundo del ejecutivo español, Pablo Iglesias, ya ha respaldado públicamente la propuesta de nuevo tributo. Desde el grupo parlamentario confederal aseguran que el tributo será una herramienta para hacer frente a la crisis económica propiciada por la Covid-19.  Para Unidas Podemos, los 11.000 millones de recaudación previstos podrán servir para reforzar servicios públicos, la atención social o las residencias de mayores.

Según declaraciones del diputado de Unidas Podemos Rafa Mayoral, recogida por Europa Press, la propuesta “es una apuesta del partido y forma parte del acuerdo de gobierno”. Mayoral aseguró que la medida “forma parte de los principios constitucionales”. “No podemos seguir con un sistema fiscal donde quien paga es la gente trabajadora y las rentas del capital pagan poco o muy poco o nada”, concluyó el diputado del Congreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here