(Tiempo de lectura: 3 min)

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en el mes de septiembre en el -0,4% tras haber subido un tímido 0,2% respecto a agosto. La cifra, divulgada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestra una tímida recuperación de los precios en España. Una recuperación que, sin embargo, parece no ser suficiente para evitar que el país cierre este 2020 en un contexto deflacionario.

El pequeño aumento de los precios en septiembre se atribuye, según la estadística del INE, a una recuperación substancial del precio de la electricidad. Según los datos publicados, el precio de la electricidad se encareció en septiembre, lo que supuso que el coste de la vivienda subiera un 0,8%. Sin embargo, el precio de otros combustibles como el gasóleo para la calefacción y el gas siguen a la baja. Por otro lado, el INE también identifica un incremento de los precios en los alimentos y las bebidas no alcohólicas durante el mes de septiembre. Por su parte, el ocio y la cultura también recuperaron parte de sus precios en el noveno mes de septiembre. Concretamente, el INE cifra en 0,083 puntos el encarecimiento del ocio y la cultura. Un encarecimiento que se debe principalmente a que los paquetes turísticos han bajado su precio  menos este mes de septiembre que en el resto de años.

En cambio, el precio del transporte sigue en tasas negativas y baja 0,098 puntos en el mes de septiembre. El precio del vestido y el calzado, los hoteles, cafés y restaurantes, y otros bienes y servicios también redujeron su precio durante el mes de septiembre.

El IPC español se estabiliza pero sigue notando la crisis

El leve incremento del 0,2% del IPC registrado en el mes de septiembre concuerda con la tónica de precios producida en España durante todo este 2020. La tasa mensual del IPC muestra que, en los primeros nueve meses del año, el IPC ha sufrido caídas mensuales en enero, febrero, marzo y julio. Solo en septiembre, junio y abril los precios se incrementaron, aunque levemente. Por su parte, en los meses de mayo y agosto los precios se congelaron. A la espera de una posible recuperación de los precios en el último trimestre del año, cada vez son más las voces que alertan de una situación deflacionaria en España que se podría alargar en los próximos meses.

Y es que la caída de los precios se encuentra generalizada en todos los territorios del Estado Español, a excepción de Canarias y Extremadura. En el caso de Canarias, el archipiélago encadena dos meses consecutivos con incrementos del IPC. En el mes de agosto los precios en Canarias crecieron un 0,5% y en septiembre lo hicieron un 0,3%. Por su parte, Extremadura consiguió recuperar sus precios de forma testimonial en el mes de septiembre, con una subida del 0,1%.

Sin embargo, el resto de territorios del Estado encadenan caídas que en el caso de Navarra y La Rioja rozan el 1%. La caída en septiembre fue menos pronunciada en Andalucía, Galicia, País Vasco y el País Valenciano. En el caso de Catalunya y Madrid, cuentan con caídas de sus precios parecida a la media nacional.

La CEOE prevé que España cierre 2020 con una tasa media del IPC del -0,2%

Ante los datos de septiembre del IPC facilitados por el INE, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ya augura que España cerrará este 2020 en un contexto deflacionario. Más concretamente, la patronal española estima que el IPC cierre 2020 con una caída del 0,2%. La cifra supondría que los precios serían capaces de recuperarse parcialmente durante el tercer trimestre del año, pasando así de un -0,4% registrado en septiembre a un -0,2% a finales de año.

Los pronósticos de la CEOE pasa por considerar que la inflación en España seguirá en tasas negativas en los próximos meses pero con caídas más moderadas que las vividas en los tres primeros trimestres del año. En todo caso, la principal patronal española asegura que la evolución del IPC en España dependerá principalmente del comportamiento del precio del petróleo. Por otro lado, la patronal presidida por Antonio Garamendi también avisa que las nuevas restricciones en la actividad empresarial y la movilidad instauradas en la Comunidad de Madrid y Catalunya también podrán afectar negativamente a la evolución de los precios de consumo.

El precio del petróleo podría rondar los 50 dólares los próximos tres años

Tras unos meses de derrumbe sin precedentes del precio del petróleo en todo el mundo, la cotización del crudo se podría  mantener estable en los 50 dólares durante los próximos tres años. Según analistas recogidos por Bankinter, la volatilidad sigue haciendo que las previsiones del precio del crudo de Brent y el West Texas sean débiles. Unas previsiones débiles que se deben por la reducción de la demanda mundial y por el incremento de producción de petróleo que se está realizando, tanto en Estados Unidos como en Arabia Saudí.

Por el contrario, el gobierno español avanza en su intención de incrementar los impuestos al gasóleo. Un incremento que se produciría a través del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos y que se podría incluir en los Presupuestos Generales del Estado. Según el ejecutivo presidido por Pedro Sánchez la voluntad es equiparar el precio del diésel al de la gasolina. Un incremento que permitiría recaudar hasta 2.400 millones de euros adicionales, según ya ha estimado la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AireF).

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here