(Tiempo de lectura: 3 min)

Los precios en España se dispararon durante el mes de marzo y situaron la variación interanual del Índice de Precios al Consumo (IPC) en el 1,3%, más de un punto por encima de la tasa registrada en febrero ( -0%) y alcanzando unas cifras que no se veían desde abril del 2019. Asimismo, es la primera vez que el IPC crece por encima del 1% desde el estallido de la pandemia generada por la Covid-19, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La fuerte subida registrada este último mes se debe al incremento en el precio de los suministros del hogar como el agua, el gas y la electricidad, que se encarecieron un 4,3% respecto al ejercicio anterior; y de los carburantes, que subieron de precio un 3,8% en términos interanuales.

Por el contrario, la mayor caída de precios durante el mes de marzo se registró en el sector de las comunicaciones. Según los datos del INE, el IPC de las telecomunicaciones cayó un 4,9% interanual en marzo. Los precios también cayeron en marzo respecto al año pasado en otras actividades, como el ocio y la cultura (-0,2%) y la enseñanza (-0,2%).

Cabe tener en cuenta que el incremento de más de un punto del IPC respecto al año pasado se produce, en parte, por el desplome de algunos productos que se vivió en el tercer mes de 2020, por el decreto de Estado de Alarma y el confinamiento domiciliario. De este modo, el INE calcula que la tasa anual de inflación subyacente en marzo se mantuvo en el 0,3%. Una estabilidad de los precios que se debe tras el incremento registrado en marzo respecto al mes de febrero. Un incremento del 1%.

España registra el mayor incremento del IPC interanual y mensual de los últimos años

En todo caso, los datos del INE demuestran una recuperación sostenida de los precios durante el tercer mes del año. A nivel interanual, el incremento es el mayor registrado desde 2019, y la primera vez que los precios se recuperan más de un punto desde la llegada de la pandemia. De hecho, con los datos de marzo España consigue dejar atrás el contexto deflacionario que se registró durante todo el 2020. El año pasado el IPC cayó, de media un -0,5% desde el mes de marzo. Y 2021 parecía seguir la misma senda, a pesar del crecimiento registrado en enero. En cambio, el incremento exponencial del mes de marzo hace albirar una inflación sostenida en España para este 2021.

´Los datos de variación mensual del IPC también dejan entrever una cierta recuperación d ellos precios. Y es que desde septiembre de 2020 (y a excepción del mes de febrero de 2021) el IPC mensual ha registrado crecimientos consecutivos. Sin embargo, ninguno de ellos había conseguido registrar un crecimiento superior al 0,5%. El mes de marzo es el primero que registra un incremento superior al 1% desde la llegada de la pandemia.

El IPC crece en todas las comunidades autónomas del Estado

Este incremento, producido principalmente por el encarecimiento de los suministros del hogar como el agua, el gas y la electricidad y los carburantes ha comportado un crecimiento de los precios en todos los territorios del Estado. Los datos del INE detectan un crecimiento más acentuado en Navarra, la Comunitat Valenciana y Galicia, con incrementos de más del 1,7%. Por el contrario, los precios crecen menos en las Canarias (+0,4%) y la Comunidad de Madrid (+0,9%). De hecho, estas son las dos únicas comunidades donde el crecimiento interanual de marzo no llega al 1%.

Según los datos del INE, el incremento sostenido del mes de marzo permite a España dibujar una evolución de los precios parecida a las de la Eurozona. Durante el mes de febrero España fue de los pocos países de la Unión Monetaria donde cayó el IPC interanual. De hecho, mientras en España caía un -0,1%, en el conjunto de la Zona Euro crecía un 0,9%. Sin embargo, los datos de marzo asimilan a España en el crecimiento medio del IPC comunitario, que se sitúa en el 1,3% interanual en marzo.

La caída del IPC en España durante 2020 fue más acentuada que en el resto de Europa desde la llegada de la pandemia. De hecho, los mayores decrecimientos medios del IPC comunitario se situaron en el -0,3%, mientras que España llegó al -0,9% en octubre.

La inflación de este 2021 podría agudizarse por el incremento del precio del petróleo

Tras un 2020 fatídico para los combustibles, las previsiones para este 2021 son mucho más optimistas, sobre todo para el precio del petróleo. Un precio que este mes de abril ya ha mostrado síntomas de recuperación. Ayer el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) registró un crecimiento del precio del 0,8%, recuperando el precio de los 60 dólares. Una cifra que no se registraba desde principios de 2020. Además, la OPEP ha corregido al alza la previsión de consumo de petróleo para este 2021, hasta los 96,5 millones de barriles diarios.

Este incremento del precio del crudo podría suponer un incremento de la inflación en España, y que ya ha afectado en el IPC del mes de marzo. Este incremento del precio del petróleo, que los expertos pronostican que pueda llegar fácilmente hasta los 70 dólares, podría afectar al crecimiento de España. Una afectación que en el caso de España podría ser más importante que en el resto de Europa por la enorme dependencia de España de este tipo de carburante.

De hecho, el Banco de España estima un IPC interanual del 1,4% para este 2021. Un incremento que superaría a la caída registrada en el 2020 y que podría afectar a la productividad del país.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here