(Tiempo de lectura: 3 min)

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de España suma nueve meses consecutivos en tasas negativas, a pesar de los datos favorables del mes de diciembre. Según el Indicador adelantado del índice de Precios de Consumo (IPC) adelantado del Instituto Nacional de Estadística (INE), en diciembre la inflación anual estimada del IPC en España se situó en el -0,5%. La cifra supone un leve incremento de tres décimas en la tasa anual de los precios, en comparación con el mes de noviembre. Los datos del INE, que todavía son provisionales, podrían confirmar una cierta recuperación de los precios durante la campaña de navidad. Sin embargo, los registros adelantados que pronostica el INE confirmaría la situación deflacionaria de España. Con toda seguridad España cerrará el 2020 con una caída de los precios, tras dos años de leves incrementos.

Los datos del INE pronostican un incremento de los precios en diciembre, respecto a noviembre, principalmente debido a la subida de los precios de los carburantes y los combustibles. De hecho, el INE registra un incremento de los carburantes y los combustibles superior al del mes de diciembre de 2019. Un incremento que se debe a los precios bajos que han denominado en este tipo de productos desde el mes de abril. Por otro lado, el INE también identifica un leve incremento del precio de la electricidad. Este incremento contrasta con el descenso pronunciado de los precios de la electricidad que se registró en el mes de diciembre del año pasado.

España suma nueve meses consecutivos con un IPC en negativo

Los datos adelantados del mes de diciembre registran un leve incremento de los precios del consumo en España Sin embargo, este incremento insuficiente para compensar la caída de los precios en España desde la llegada de la pandemia. De hecho, los datos del INE muestran una situación deflacionaria en España desde el mes de abril. Una situación deflacionaria que contrasta con las tasas levemente positivas registradas durante todo el año 2019.

De este modo, el IPC en España empezó a derrumbarse en el mes de abril, con una caída del -0,7%. Los precios todavía se hundieron más en el mes de mayo, con un registro del -0,9%. La caída de los precios durante los meses de confinamiento se empezó  a recuperar en el mes de junio, cuando se registró una tasa interanual del IPC del -0,3% en España. Sin  embargo, los meses de julio y agosto volvieron a registrar leves caídas de los precios, que todavía se acentuaron más en octubre y noviembre. Y a pesar del leve incremento de los precios del mes de diciembre, se confirma el contexto deflacionario de los precios en España en este 2020.

La deflación hará disminuir el precio de los peajes en 2021

Esta situación de disminución de los precios en España comportará una congelación, e incluso disminución de algunos precios registrados por el Estadao. De este modo, este 2021 los peajes de la mayoría de autopistas de España reducirán sus precios. Una reducción de los precios que se genera debido al cálculo pactado entre el Gobierno de España y el sector, y que contempla variables como el IPC. De hecho, el precio de los peajes se calcula en relación a la evolución del IPC en España en el mes de octubre. Y las cifras de este año marcan una reducción de las tarifas de los peajes del 0,11%. Esta caída de los precios se generará en 2021 tras tres años consecutivos de incrementos de los precios, de cerca de un 1,5% de media.

Por otro lado, la caída del IPC en España este 2020 también supondrá una congelación de los precios del transporte público. Así, Renfe ha decidido mantener los precios de sus billetes durante el 2021. También el transporte público de ciudades como Barcelona ha decidido mantener sus precios durante este 2021. Por otro lado, y ante el desplome que ha supuesto la pandemia para el sector aéreo, el gestor de la navegación aérea en España, Enaire, ha decidido reducir sus tasas de navegación para 2021. En este caso, la reducción de las tasas es considerable, con caídas del 11% para rutas en la Península Ibérica y del 8,5% para vuelos a las Islas Canarias.

Se congela el Salario Mínimo Interprofesional durante el 2021

La caída de los precios del consumo en España también ha sido un factor decisivo para decidir congelar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Tras fuertes discusiones en el Gobierno de España sobre la posibilidad de volver a incrementar el SMI, el ejecutivo liderado por Pedro Sánchez ha decidido mantener el salario mínimo en los 950 euros mensuales. La decisión se toma a pesar de las fuertes presiones entre Unidas Podemos y el PSOE, socios de gobierno. Sin embargo, Pedro Sánchez ha dejado la puerta abierta a incrementar de forma discreta el SMI en los próximos meses, según la evolución de la economía española.

Por el contrario, el gobierno sí ha decidido incrementar las Pensiones, con incrementos que oscilarán entre el 0,9% y el 1,8%. El incremento, que supondrá una subida media de 9 euros mensuales, permite que la pensión media se sitúe en los 1.024 euros mensuales. De hecho, el gobierno ha decidido incrementar con un 1,8% las pensiones no contributivas, que registrará un mínimo de 402,72 euros mensuales. En el caso de las pensiones contributivas, el mínimo se cifrará en 522,4 euros mensuales, y el máximo en 2.707,49 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here