(Tiempo de lectura: 2 min)

El coronavirus está golpeando a la economía mundial y las grandes compañías que basan sus modelos de negocios en la venta minorista no son la excepción.

Adidas es una de ellas: sus estados contables del primer trimestre de 2020 demuestran números a los que el gigante alemán no está para nada acostumbrado.

De acuerdo con el informe dado a conocer este lunes, Adidas facturó 4.750 millones de euros (unos 5.160 millones de dólares) entre enero y marzo, con una disminución del 19% en las ventas netas respecto de igual periodo de 2019.

La causa: el 70% de sus tiendas en todo el mundo tuvieron algún grado de clausura como resultado de la pandemia de Covid-19.

En perspectiva, el futuro de Adidas tampoco es auspicioso: para el segundo trimestre la compañía líder en la industria del deporte espera “caídas más pronunciadas” que las registradas en el primer trimestre.

Puesto en números, Adidas pronostica que sus ventas retrocederán un 40% en el segundo trimestre y dice no podrá revertir la situación mientras siga impactando el coronavirus.

Sus ganancias del primer trimestre, en tanto, fueron de 26 millones de euros, un 96% menos que en el mismo período del año pasado.

En este sentido, la marca dijo que debido a la incertidumbre sobre la duración de los cierres de puntos de venta en Europa y Estados Unidos no está en condiciones de calcular una perspectiva para todo el año.

Para la marca alemana, el comercio electrónico es el único canal de venta que se está salvando del colapso. En su informe de contabilidad dice que es “el único canal que se ha mantenido completamente operativo en la mayor parte del mundo”, con un aumento del 35% respecto al primer trimestre de 2019.

Igualmente, aclara que las ventas online no compensan la pérdida producida por los cierres de los puntos de venta “físicos” derivados de la pandemia.

Adidas espera un boom de ventas tras la pandemia

Según publica CNBC, el CEO Kasper Rorsted dijo que a pesar de la situación actual, “la industria de artículos deportivos resurgirá en el mediano plazo gracias a un mayor enfoque en la salud y el estado físico en todo el mundo”.

“El ejercicio personal crecerá de manera muy importante cuando a las personas se les permita salir de su aislamiento y allí estará Adidas”, dijo Rorsted marcando como ejemplo lo ocurrido en China desde mediados de marzo, luego del confinamiento.

“Lo que hemos visto en China tras lo peor de la pandemia, con un crecimiento muy fuerte en las ventas; es la tendencia que vemos para el resto del mundo”, agregó.

Poco a poco regresa el comercio “físico” en los centros comerciales de China.

En el primer trimestre de 2019, la compañía alemana de artículos deportivos había ganado 632 millones de euros, frente a los 26 millones de este año.

El mayor problema en este lapso se produjo por el impacto de la pandemia en Asia-Pacífico, que obligó a Adidas, y la mayor parte de las marcas, a cerrar sus tiendas en los centros comerciales de las grandes urbes por al menos 60 días.

En China, un dato interesante: las ventas a través del comercio electrónico aumentaron un 55% en marzo.

Las marcas de indumentaria deportiva no son las únicas afectadas por el Covid-19. La semana pasada, Coca-Cola confirmó que el cierre de restaurantes, cines y grandes espectáculos perjudicó su negocio y que el golpe más fuerte se podrá advertir en los estados contables del segundo trimestre del año.

Según la compañía de refrescos, las previsiones para el segundo trimestre son malas, en especial, a partir de la información que tienen de abril: un retroceso del 25% en las ventas globales.

A lo que ocurrirá en el segundo trimestre y a lo largo de 2020 Cola-Cola lo calificó como “desconocido”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here