(Tiempo de lectura: 3 min)

El Gobierno de España ha rubricado hoy el pacto tan esperado con los agentes sociales para la reactivación económica. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los líderes de los sindicatos CCOO Y UGT y las patronales CEOE y Cepyme, han ratificado hoy en el Palacio de la Moncloa un pacto para la creación de empleo y la reactivación económica del país. Con el pacto, el ejecutivo español consigue la imagen de consenso y unidad entre patronales y sindicatos para hacer frente a la recuperación económica, tras los estragos producidos por la Covid-19 en el mercado laboral y productivo de España.

Este pacto incluye ya ciertos compromisos y propuestas económicas que cuentan con el respaldo de sindicatos y patronales. Y, paralelamente, se produce el mismo día que el Consejo de Ministros aprueba un nuevo paquete de medidas económicas urgentes para reactivar la economía del país. Entre estas nuevas medidas, destaca el Plan Renove para el sector de la automoción y un fondo para empresas insolventes y 40.000 millones en líneas ICO.

El acuerdo entre agentes sociales y el gobierno de España llega pocos días después de solventar la prórroga de los ERTE, el principal escollo entre el ejecutivo y los agentes durante las últimas semanas. El acuerdo alcanzado prevé una prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre. Un acuerdo, que no acaba de convencer a sindicatos y patronal que apostaban por alargarlos hasta 2021. Sin embargo, en el acuerdo de los ERTE ya se suscribió un compromiso a abordar la creación de empleo a través de cuatro mesas de diálogo social.

El objetivo: recuperar cerca de un millón de afiliados a la Seguridad Social en los próximos meses

El pacto por la recuperación económica y la creación de empleo muestra consenso entre los agentes políticos, económicos y sociales en una situación delicada para la economía del país. Tras la publicación de los datos del paro registrado del mes de junio por parte del INE ayer, la economía española parece haber podido frenar la sangría de desempleo provocada por la Covid-19. Sin embargo, los estragos de la pandemia han dejado un mercado laboral mermado con 893.361 personas menos afiliadas a la Seguridad Social. Según los datos de paro registrado publicados ayer por el INE, el desempleo se incrementó en 5.000 personas durante el mes de junio. Una cifra que es substancialmente inferior a las de los meses de marzo, abril y mayo.

Sin embargo, los efectos de la Covid-19 se ha cobrado ya más de 860.000 parados. Además, según los datos del INE, la mayoría de destrucción de empleo generada durante la pandemia hace referencia a contratos temporales (90%). Una cifra que pone de manifiesto una de las rémoras del mercado laboral español. Por otro lado, los datos de paro registrado contabilizan que 1,2 millones de personas a las que se le aplicó un ERTE durante los meses de confinamiento, ya se han reincorporado a su puesto de trabajo. Esto pone de manifiesto que más de la mitad de personas afectadas por los ERTE siguen todavía en situación de desempleo temporal. Una cifra que justifica la prórroga de esta medida hasta el próximo 30 de septiembre.

El Gobierno aprueba 40.000 millones en líneas ICO y un fondo para empresas insolventes

Al pacto secundado hoy por el gobierno y los agentes sociales, se le suma la aprobación de nuevas medidas económicas de carácter urgente en el Consejo de Ministros extraordinario celebrado hoy. El Consejo de Ministros de este viernes ha aprobado una nueva batería de medidas mediante Real Decreto-Ley. Entre ellas, destaca una nueva línea de avales ICO dotada con 40.000 millones de euros para dotar de liquidez a las empresas. En el BOE publicado por parte del ejecutivo, se especifica que la nueva línea de avales del ICO irán destinados a promover la actividad inversora en sostenibilidad medioambiental y digitalización, alineándose así con los objetivos prioritarios de la Comisión Europea.

Por otro lado, el Consejo de Ministros extraordinario de hoy también ha aprobado un fondo de 10.000 millones de euros destinados a empresas insolventes. El fondo tendrá objetivo de aportar apoyo público temporal a empresas no financieras insolventes que precisen de liquidez para no verse obligadas a cerrar. Este nueva línea de ayudas, a fondo perdido, se gestionará a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El fondo contempla la concesión de préstamos participativos, la adquisición de deuda subordinada o la suscripción de acciones o algún otro instrumento de capital.

Estas medidas aprobadas hoy se realizan en el marco del Acuerdo por la Reactivación Económica y el Empleo pactado hoy con los agentes sociales. De hecho, las nuevas líneas de crédito y el fondo de ayudas a empresas insolventes habría sido una de las principales demandas de la patronal para subscribir el acuerdo.

El Banco de España pide más recaudación para hacer frente al gasto público

Las nuevas medidas para la reactivación económica aprobadas hoy por el ejecutivo español suponen un nuevo desembolso importante de liquidez por parte de las administraciones públicas. Ante este incremento del gasto público y la reducción drástica de la recaudación por parte de las administraciones del Estado, el Banco de España ha hecho un llamamiento a tomar medidas para incrementar los ingresos. Según el Banco de España el gobierno debería incrementar ciertos impuestos. En concreto, propone subir los tipos reducidos del IVA y los impuestos especiales. Entre ellos, destaca también la posibilidad de subir los impuestos medioambientales. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, alega la necesidad de subir impuestos como única medida para retomar el crecimiento económico. Según Hernández la política fiscal “debe ser la primera línea de defensa” para luchar contra los efectos económicos de esta crisis”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here