(Tiempo de lectura: 4 min)

El Gobierno de España está preparando un nuevo paquete de ayudas dotado con cerca de 11.000 millones de euros destinados a empresarios, pymes y autónomos del país. Así lo aseguró ayer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su intervención en el Congreso de los Diputados, durante la sesión pedida por el propio presidente para explicar la evolución del Estado de alarma en el país.

Según el presidente español “es una cantidad importante de recursos para seguir apoyando a sectores que crecían antes de la pandemia y que ahora se encuentran en una situación extremadamente compleja, como son la hostelería, la restauración y el sector turístico entre otros”.

“Las ayudas permitirán que contraten los trabajadores necesarios para la recuperación económica, porque no sólo queremos salvar empresas y puestos de trabajo, sino reforzarlos y crear más”, sentenció Sánchez.  Durante el inicio de su intervención Sánchez hizo de nuevo un llamamiento a la “unidad” de las fuerzas parlamentarias para que “después de un año de parón económico la sociedad española está exhausta y espera de la política humanidad, responsabilidad y generosidad”.

“La sociedad pide unidad, y es lo que vengo a pedir a esta cámara”, añadió. Sánchez consideró que la recuperación económica es una esperanza “real, efectiva y posible”, pero también se ha de producir una recuperación “emocional” por parte de la ciudadanía.

Durante su intervención en la cámara baja española, el presidente también recordó que, desde que comenzó la pandemia, el gobierno de España ha puesto en marcha ayudas a empresas, trabajadores y hogares “equivalentes al 20% del PIB, un ejercicio de protección nunca visto”. Según el presidente español “sólo el pago de los salarios en ERTE y autónomos asciende a 40.000 millones de euros a los que se suman 116.000 millones de créditos ICO”.

Las Pymes reclaman al Gobierno que el nuevo paquete se destine a “ayudas directas” a las empresas más afectadas

A pesar de que todavía no se conocen los detalles del paquete de ayudas anunciado ayer por Pedro Sánchez, la patronal ya ha pedido que dicho paquete conste, principalmente, de ayudas directas para los sectores económicos más afectados. En este sentido, la organización de trabajadores autónomos ATA ha aplaudido el anuncio del Gobierno español, a pesar de considerar que llega tarde para muchos negocios. “Bienvenido el anuncio, llega tarde, pero bienvenido sea”, aseguró ayer el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Pero como el plan del ejecutivo español todavía se encuentra en una fase preliminar, las aosciaciones de autónomos corren a pedir que este paquete de ayudas directas sea para los sectores más afectados. Según la ATA, es fácil saber las empresas que están teniendo mayores dificultades por las restricciones impuestas por las administraciones. Y en este sentido, la asociación de autónomos aboga por repartir las ayudas “de forma modular”, en función del tamaño de las empresas.

Además, ATA advierte que sería “una discriminación” que las ayudas se otorgaran solo a los trabajadores autónomos y a las pymes que hayan solicitado un crédito ICO desde el inicio de la pandemia. Por este motivo, ATA apuesta por ayudas directas sin restricciones a todas las empresas y autónomos que hayan visto reducida su facturación como consecuencia de la Covid-19.

Los autónomos se muestran a la expectativa de ver cómo se traduce el anuncio del ejecutivo español, pero, sobre todo, por la celeridad del ejecutivo en aplicar las ayudas. Según ATA, es importante que el paquete de ayudadas se pueda aprobar y ejecutar con rapidez porque muchos trabajadores autónomos se encuentran en una “situación límite”.

Un millón de autónomos tienen pérdidas y 300.000 se plantean cerrar sus negocios

El anuncio del Gobierno español llega tras un estudio publicado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos. Según el barómetro, hasta 300.000 trabajadores autónomos del Estado español se estarían planteando cerrar tras “encontrarse con serias dificultades para continuar con su negocio”. De hecho, el barómetro no es nada optimista para este 2021 para los autónomos, que arrastran un 2020 especialmente malo. El barómetro asegura que cerca de un millón de trabajadores autónomos del país han cerrado el año con pérdidas.

Y este elevado número de autónomos con pérdidas se debe al impacto transversal de las medidas decretadas por la pandemia que han vivido los autónomos. Según el barómetro, tan solo el 25% de autónomos del país están trabajando en estos momentos sin ninguna restricción, ni en su funcionamiento ni en su facturación. Y solo un 1,3% asegura que su negocio funciona ahora mejor que antes de la llegada de la pandemia.

Por el contrario, el 17,4% de los autónomos cuentan con sus negocios cerrados por las restricciones decretadas por la pandemia, según el barómetro. Y un 51,2% asegura que su negocio se encuentra abierto pero con un funcionamiento parcial.

Por otro lado, el 81,2% de los autónomos del país habrían visto reducida su facturación en 2020, según los datos del barómetro. En cambio, solo un 13,4% de los autónomos ha conseguido mantener su facturación y el porcentaje de trabajadores por cuenta propia que ha incrementado sus ingresos es residual, del 3,5%.

Los datos son desalentadores, ya que del 81,2% de los autónomos que han visto reducir su facturación, más de la mitad (61,8%) ha sufrido caídas superiores al 60%. Unos registros que, según ATA, son “insostenibles” a lo largo del tiempo.

La incertidumbre para los autónomos crece ante la posible reforma de la tributación

Y ante esta situación complicada, los autónomos siguen con preocupación la posible reforma de la tributación de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia. En este sentido, la Cámara de Barcelona ha alertado de que la reforma del sistema de tributación de los autónomos que podría estar diseñando el gobierno español podría aumentar hasta un 50% la cuota de miles de trabajadores por cuenta propia.¡

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones está planteando una reforma que podría sustituir el sistema actual por una tributación por ingresos reales, lo que haría que algunos autónomos pagaran menos y otros, en cambio, lo hicieran más. Aunque esta medida no está confirmada y se deberá negociar con patronales y sindicatos, según la Cámara con cambios en esta línea “cientos de miles de autónomos pueden ver su cuota de 289 euros mensuales pasar a 433 euros”.

El ente cameral considera que, en el escenario actual, plantear esta reforma “denota un claro afán de recaudar más impuestos a costa del colectivo de autónomos”. En un comunicado, la Cámara dice que cuando se supo que el Gobierno trabajaba en una reforma del sistema de tributación de los autónomos, ya manifestó su rechazo a un cambio de normativa que, en un contexto de crisis, comportara una revisión al alza de las cuotas.Según las cifras barajadas por la Cámara de Barcelona, la intención es pasar de la recaudación actual del Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) de 10.000 millones de euros anuales, a 15.000, un 50% más. “Esto quiere decir, por tanto, que lo que pretende el Estado es imponer un incremento de 5.000 millones en tasas que deben pagar los autónomos con sus cuotas, añadiendo más presión sobre un colectivo fuertemente castigado por la crisis”, afirma la Cámara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here