(Tiempo de lectura: 4 min)
La medida del ejecutivo español llega tras presiones de las patronales para relajar los impuestos a pymes y autónomos. Según el Gobierno, la medida tendrá un impacto de 3.558 millones de euros en la liquidez de las compañías

El Consejo de Ministros aprobó ayer, in extremis, una prórroga de los plazos para presentar los pagos tributarios de declaración de impuestos de autónomos y pymes. La medida afecta al pago del IVA y las retenciones de IRPF del primer trimestre, así como el impuesto de sociedades fraccionado a cuenta. En concreto, la norma establece que las empresas que facturen menos de 600.000 euros anuales cuenten con un tiempo adicional de hasta el 20 de mayo de 2020 para realizar los pagos correspondientes de las declaraciones trimestrales de los impuestos. La medida llega solo cinco días antes del plazo oficial para presentar dichas declaraciones, que estaba previsto para el 20 de abril.

Según el Ministerio de Hacienda del Gobierno de España, la medida podrá beneficiar a cerca de 3,4 millones de contribuyentes, contando pymes y autónomos. Esta cifra, según la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, supone “un 95% del total de empresas y autónomos que tienen que presentar su declaración tributaria en el mes de abril”. Según los cálculos del propio ejecutivo la medida tendrá un impacto de 3.558 millones de euros en la liquidez de las compañías.

Montero también recordó que estas medidas se suman a las ya decretadas al inicio del estado de alarma, pero dejó entrever que el Ministerio de Hacienda podría seguir tomando medidas de relajación fiscal si la crisis de la covid-19 se alarga en el tiempo. En este sentido, Montero aseguró que Hacienda actualmente trabaja para dar flexibilidad a los autónomos que tributan en el sistema de módulos para que puedan pasar a hacerlo, de forma temporal, al de estimación directa.

Una medida similar a las tomadas por los socios europeos

El anuncio de aplazamiento de tributos por parte de las pymes y autónomos, llega después que varios países europeos lo hubieran aprobado hace más de 15 días. Países como Alemania, Francia, Italia, Portugal, Bélgica, Países Bajos, Austria y Dinamarca han aprobado medidas similares de relajación fiscal.

En Francia e Italia, por ejemplo, también se han diferido los pagos a la seguridad social. En concreto han suspendido las cotizaciones a la seguridad social a algunos de los sectores económicos más afectados por la crisis sanitaria de la covid-19. Además, en el caso de Francia también se aprobó un paquete de 45.000 millones de euros que contempla el aplazamiento del pago del alquiler y los gastos de luz y agua para pymes con problemas económicos.

Por su parte, Reino Unido aprobó hace unos días líneas de ayudas de hasta 25.000 libras a cada empresa. El ejecutivo británico también permitió el retraso de hasta tres meses en el pago de la hipoteca, tanto a empresas como a ciudadanos.

La patronal aplaude la medida pero la considera “insuficiente”

Tanto la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, como las patronales territoriales y las asociaciones de autónomos aplaudieron ayer la medida tomada por el gobierno. Sin embargo, la consideran insuficiente al considerar “difícil” que en mayo se pueda recuperar la normalidad. En este sentido, la mayoría de patronales han propuesto que los pagos tributarios se demoren hasta el 20 de julio. Las patronales también piden la aplicación de deducciones fiscales ampliadas en el impuesto de sociedades y el IRPF por la compra por parte de los empresarios de material de protección relacionados con la covid-19.

Según la Patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña (PIMEC) el aplazo de los tributos por parte de las empresas hasta el 27 de julio aportaría una liquidez de 12.300 millones a la pymes españolas. Una cantidad que, según la patronal, permitiría subsistir a muchas pymes.

La patronal también amenaza el gobierno con una nueva ola de despidos y Expedientes de Regulación Temporal de Empleos si no se toman medidas inmediatas entorno a la liquidez. Aseguran que, si no se amplían los plazos, las deudas y los impagos serían inasumibles para muchas empresas.

Sin embargo, la medida del gobierno ha roto la unanimidad entre las patronales españolas en contra de los paquetes de ayuda para empresas del ejecutivo.  Este hecho podría dar aire al gobierno de Pedro Sánchez, que el pasado lunes 13 de abril suspendió la hibernación empresarial.

Nuevas líneas de crédito aprobadas y repunte de la prestación por cese de actividad

El Ministerio de Hacienda aprovechó el anuncio de la medida aprobada ayer por el Consejo de Ministros para desgranar datos sobre las líneas de crédito del ICO.  Hasta la fecha se han aprobado más de 48.0000 operaciones por un valor de 4.739 millones de euros avalados por el estado. De esta cifra, según el gobierno, 3.625 millones corresponden a pymes y autónomos.

Por otro lado, la Ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró que, hasta ahora, 941.000 autónomos han presentado solicitudes para cobrar la prestación extraordinaria por cese de actividad. Del total de solicitudes, 780.000 de ellas han recibido la conformidad.  “Se conceden en torno al 98% de las solicitudes tramitadas”, aseguró Montero.

La recesión en España podría ser mayor que la cosechada entre 2008 y 2013

También ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI)  publicó el informe semestral Perspectivas de la Economía Mundial. En el informe, el FMI prevé que la economía española se hunda un 8%. Si se confirmara esta previsión, la caída del PIB español sería la misma que la cosechada entre 2008 y 2013, el peor período de la crisis financiera estallada en EEUU en 2007.

El FMI proyecta la tendencia considerando una recuperación paulatina de la economía durante la segunda mitad de 2020. En este escenario, el FMI calcula que se perderían el 8% de los días laborables del año en las economías más afectadas. Según el organismo internacional, la afectación en la economía tendría un impacto directo en la ocupación del país. La tasa de paro en España podría llegar al 21% al cierre de 2020. Un porcentaje de desempleo que tampoco se mitigaría en 2021, con una tasa de 17,5%. Según el FMI, pues, España tardaría dos años en recuperar la tasa de empleo que tenía en febrero de 2020.

Ante el escenario incierto, parece ya confirmado que la recesión para 2020 es ya una realidad para la mayoría de países del mundo. El organismo internacional prevé una salida de la crisis en forma de “L”. Es decir, que no habrá una recuperación inmediata. Países como EE.UU y Japón. La recuperación en Europa será algo más lenta, con la excepción de Alemania. El FMI prevé que el PIB mundial caiga un 3% en 2020, un fenómeno inédito en nuestra historia reciente.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here