(Tiempo de lectura: 3 min)

Las ayudas públicas aprobadas hasta hoy por los gobiernos europeos no son suficientes para conseguir una recuperación económica sólida de la zona comunitaria. Así lo considera el Fondo Monetario Internacional (FMI), que reclamó ayer a los gobiernos de la Unión Europea más ayudas para “acelerar” la recuperación. Según un informe sobre situación económica publicado esta semana por el organismo internacional, son necesarias más medidas fiscales que estimulen la inversión y la creación de puestos de trabajo en Europa. La autoridad internacional liderada por Kritalina Georgieva también considera que es importante acelerar el plan de vacunación para garantizar la recuperación económica este 2021. “Cuanto más rápida sea la recuperación menos cicatrices habrá entre la población y las empresas”, asegura el informe del FMI.

En este sentido, el organismo internacional apuesta por fomentar una política fiscal expansiva que fomente la inversión y el dinamismo de la economía. Por el contrario, el informe del FMI resta importancia a la política monetaria, que la considera “menos efectiva” dadas las características del impacto económico que está generando la pandemia.

Según el FMI, “el mayor riesgo” para la economía europea son los retrasos a la vacunación y las posibles mutaciones del virus, que impidan tener la pandemia bajo control en los próximos meses. Por ello, el FMI también incita a los gobiernos de propiciar una “aceleración de la producción y distribución de las vacunas en Europa”. Por otro lado, el FMI considera que el empleo en Europa solo se recuperará si se invierte en políticas y ayudas para la contratación laboral a las empresas. Además, el organismo considera imprescindible generar un “nuevo contrato social”, que ayude a las familias más desfavorecidas para poder incentivar otra vez el consumo interno.

 

La Comisión Europea anuncia un nuevo paquete de 50 millones de vacunas de Pfizer para el segundo trimestre

Ante las dificultades de suministro de vacunas en Europa, la Comisión Europea se muestra convencida en fiar el plan de vacunación a Pfizer. Tras el anuncio de Janssen de paralizar la distribución de su vacuna en Europa, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció ayer un acuerdo con BioNTech y Pfizer para adelantar un nuevo paquete de 50 millones de dosis para este segundo trimestre.

El anuncio de von der Leyen marca la política de la Unión Europea respecto a las vacunas a corto y medio plazo. Una política que apostará claramente por las vacunas de Pfizer y Moderna, en detrimento de las de Astrazeneca y Janssen. En la declaración de ayer, von der Leyen aseguró que “Pfizer es un socio fiable” y reconoció que el retraso de la vacuna de Janssen “todavía puede complicar los planes y es necesario actuar rápidamente”.

En este sentido, la presidenta de la Comisión Europea también anunció que se está trabajando con Pfizer y BioNTech para conseguir un nuevo contrato para 2022 y 2023. Un contrato que podría ascender a los 1.800 millones de dosis. Sin embargo, la Comisión Europea no descartó firmar nuevos contratos también con Astrazeneca y Janssen.

 

El Ingreso Mínimo vital solo llega al 6% de las familias pobres

Pero las recomendaciones del FMI van más allá del plan de vacunación y abogan por mayores ayudas a las familias para combatir la desigualdad. En este sentido, un informe de la federación de Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS) asegura que el Ingreso Mínimo Vital no está consiguiendo el efecto deseado. La que fue la medida estrella de 2020 del ejecutivo español para combatir la pobreza generada por la Covid-19, solo habría llegado al 6% de las familias pobres, según el informe de ECAS. El informe lamenta que la medida excluye a miles de familias que, por motivos burocráticos, no pueden acceder a la solicitud.

De hecho, las cifras del informe muestran que el impacto del Ingreso Mínimo Vital es mucho menor del esperado. El ejecutivo español tenía previsto que la medida pudiera llegar al 25% de las familias de España que viven por debajo del umbral de la pobreza. El informe detalla que el Ingreso Mínimo Vital solo ha llegado al 25% de la pobreza severa, lo que supone un 6,25% de la pobreza real del país.

Los propios datos del Ministerio corroboran esta baja implementación del Ingreso Mínimo Vital, ya que en 2020 solo se aprobaron el 14% de las solicitudes presentadas por familias españolas.

La OCDE recomienda a España que suba los impuestos una vez superada la crisis económica

A las recomendaciones del FMI se le suman las advertencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Unas advertencias que ayer se centraron en recomendar que el gobierno solo suba los impuestos una vez superada la crisis económica. “Cualquier subida de impuestos solo se debería implementar una vez que la recuperación esté firmemente en marcha, y posiblemente necesite ir acompañada de medidas compensatorias focalizadas y limitadas en el tiempo para los hogares más vulnerables”, aseguró ayer la OCDE en un comunicado recogido por La Vanguardia.

El informe macroeconómico de la OCDE centrado en España comparte la visión de una mayor presión fiscal en el país para corregir desequilibrios. Sin embargo, consideran que este incremento impositivo debería ir acompañado de medidas temporales para defender a los ciudadanos más vulnerables. En este sentido, la OCDE propone reducir las exencions en el impuesto sobre la renta e incrementar los impuestos sobre los combustibles fósiles. Sin embargo, la OCDE considera que dichas medidas fiscales se deberían aplicar a medio plazo y no de forma inmediata.

En todo caso, la OCDE alerta que el sistema tributario de España es todavía ineficiente para rebajar las desigualdades del país. Unas desigualdades que se están agrandando por la crisis y que muestran las “debilidades” de la economía española para hacer frente a una recesión como la actual.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here