(Tiempo de lectura: 4 min)

Este año la economía española podría contraerse en más de un 13%, de acuerdo con las previsiones del Banco de España. Estas son las primeras estimaciones del banco central español, sobre el probable impacto de la pandemia del Covid-19 en la cuarta mayor economía de Europa.

Se trata del escenario económico más pesimista para España. La entidad financiera indicó que como consecuencia del shock económico, la tasa de desempleo puede elevarse hasta el 21,7% en 2020. Si esto ocurre, las ganancias obtenidas en los años posteriores a la crisis financiera mundial 2008 – 2009, se diluirán por completo.

España actualmente posee una de las mayores tasas de desempleo del mundo industrializado con un 14%. La mayor parte de los empleos españoles está constituida por contratos temporales e inestables. Además, la economía depende excesivamente del turismo, que ha sido precisamente uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

Esto hace que la economía y, particularmente el mercado laboral, sean tan vulnerables a los efectos perversos del coronavirus. En marzo el paro aumentó dramáticamente. Las solicitudes de desempleo se dispararon a 302.265 el mes pasado, la peor situación sin duda desde la recesión de 2008.

Hasta comienzos de abril, la pérdida de empleo en España ya había superado los 900 mil puestos de trabajo, debido al cierre provocado por la pandemia, alcanzando un paro estructural cercano al 50%.

Contracción económica para este año

El banco de España proyecta una caída de la actividad económica entre 6,8% y 12,4% para este año. Dicho rango dependerá al final del tiempo que se mantengan vigentes las medidas de confinamiento y de la capacidad de las empresas para sobrevivir a la crisis del Covid-19.

La mayor parte de la población ha atendido las medidas de confinamiento decretado a mediados de marzo. Según el Banco de España, el gobierno podría extender el encierro hasta la primera quincena de mayo.

El presidente Pedro Sánchez dijo el fin de semana que la cuarentena se mantendrá hasta el 9 de mayo por lo menos. En el escenario del banco central español, se prevé que algunas compañías se declaren insolventes por la falta de liquidez, a pesar de las medidas de auxilio financiero tomadas.

Sobre la base de ambas premisas, la extensión del confinamiento y la iliquidez, el Banco de España pronostica una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) para este año del 9,5%. En un informe publicado el lunes, el banco señaló que posiblemente se registre una contracción de 4,7% durante el primer trimestre del año.

Aunque deja claro que los peores efectos negativos de la pandemia, serán a corto plazo. El banco central español considera que cuando las órdenes de confinamiento sean levantadas por el gobierno y los españoles vuelvan a sus trabajos, la economía comenzará su recuperación inmediatamente.

El descalabro económico es de dimensiones colosales

Las previsiones para 2021 del Banco de España indican que se registrará un repunte que calcula entre 5% y 8,5%. No obstante estima que tal recuperación será insuficiente para compensar la dramática caída de la actividad en 2020.

Junto con otros países de la zona euro, España anunció que destinará ingentes recursos financieros  destinados a auxiliar a miles de empresas y a trabajadores españoles afectados por la crisis.

Este nivel de endeudamiento y gasto empujará el déficit presupuestario del país entre 7% y 11% del PIB. Se espera que la relación deuda / PIB de España aumente un 120%, según los cálculos para este año. El banco central dijo que el año pasado este nivel se ubicó en 95,5%.

Los bancos centrales de otros países europeos están emitiendo también informes sobre el impacto del coronavirus. El Banco de Francia pronosticó que la economía caerá un 6% en el primer trimestre del año. Mientras que el Banco de Italia, indicó que el PIB del país sufrió una caída del 5% entre enero y marzo.

El retroceso de España con una caída de 4,7% en el primer trimestre de 2020, según el banco central, es solo comparable a la caída de 4,4% que experimentó en 2009. De cualquier forma, los bancos centrales de las principales economía europeas, están comenzando a constatar que hundimiento económico es de dimensiones colosales.

Semejante colapso económico no se veía desde la Segunda Guerra Mundial. El banco español señala que la contracción de la actividad este año “superará con creces cualquiera de los años de la pasada crisis financiera global”.

¿Cómo marcha el coronavirus en España?

Si bien los informes económicos no son todo lo alentadores que los factores económicos españoles quisieran, al menos las cifras relacionadas con la pandemia permiten que el optimismo aumente. La pandemia ha continuado una tendencia hacia la caída. La cifra de muertos ha caído a menos de 400 personas diarias, desde el 22 de marzo.

Informes oficiales del ministerio de Sanidad sitúan en 399 fallecidos el domingo 19 de abril. Desde que comenzó la crisis, en España han muerto 20.852 personas víctimas del coronavirus. Aunque es probable que por tratarse del fin de semana se hayan informado menos muertes con respecto a los días lunes.

Acuerdo para mantener abiertas rutas comerciales y tráfico aéreo

Varios países europeos, entre ellos, Francia, Alemania y Gran Bretaña acordaron mantener abiertas las rutas comerciales y de transporte aéreo durante la pandemia. En una conferencia telefónica en la que participaron más de una decena de países, los ministros de Relaciones Exteriores de más de diez países, tomaron esta decisión.

El viceministro de Relaciones Exteriores alemán Niels Annen justificó la medida diciendo que era necesario restaurar las cadenas de suministro más esenciales al igual que el tráfico aéreo durante el período de confinamiento.

“Solo a través de la cooperación internacional podemos asegurar esto y ayudar a garantizar que los bienes que se necesitan con urgencia lleguen y la economía vuelva a funcionar”, expresó el funcionario alemán.

En la conferencia participaron 15 países incluyendo a Italia, Canadá, Brasil, Indonesia, Turquía, México y Marruecos, informó el ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania.

El acuerdo entre los ministros establece que se deben aumentar los esfuerzos para garantizar que el transporte de mercancías siga operando para lo cual es necesario que los centros de comercio permanezcan abiertos.

El objetivo es evitar la paralización de las cadenas de suministros y permitir que los viajeros que se encuentran varados en los aeropuertos puedan retornar a sus respectivos países de origen.

El grupo de países que está promoviendo este acuerdo, se está reuniendo cada dos semanas. Durante las teleconferencias se irán acordando medidas concretas destinadas a mitigar y superar las consecuencias de la crisis.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here