(Tiempo de lectura: 4 min)

La caída en las acciones de valor este lunes en Wall Street arrastró al Dow Jones con fuerza, ante el repunte de los casos de coronavirus en Estados Unidos y los temores de que esta segunda oleada del virus de origen chino afecte la recuperación económica esperada.

Conforme avanzan las infecciones nuevamente y ante la incertidumbre de cuándo podría estar lista una vacuna que ponga fin al covid-19, las esperanzas de crecimiento se desvanecen junto con un nuevo paquete de estímulos antes de las elecciones del 3 de noviembre.

El promedio industrial Dow Jones descendió un 2,7% (754 puntos), mientras que el S&P 500 cayó un 2,6% y el Nasdaq Composite disminuyó un 1,9%.

Los contagios de coronavirus 26 de octubre en EE.UU sumaron 60.000 casos nuevos. Durante el fin de semana (viernes y sábado) las infecciones promediaron una cifra récord de 84,000 casos.

Ni estímulo ni señales de control de la pandemia

El pesimismo de los inversores viene acompañado de las pocas señales de avances en las conversaciones que sostiene el gobierno de Donald Trump y los demócratas en el Congreso para aprobar nuevos estímulos y darle un reimpulso a la economía estadounidense.

Los informes indican que la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, está a la espera de que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, presente una contraoferta. Sin embargo ambos bandos siguen teniendo desacuerdos en los temas claves.

“Llegar a un acuerdo antes de las elecciones de noviembre parece improbable, si no del todo imposible”, expresó en una nota la firma de servicios de corretaje y banca de inversión, Stifel. La tarde del lunes prosiguieron las conversaciones entre Pelosi y Mnuchin.

Las declaraciones del secretario general de la Casa Blanca, Mark Meadows, el domingo tampoco aportaron optimismo a Wall Street este lunes. Meadows dijo que EE.UU “no va a controlar” la pandemia de covid-19, mientras Trump asegura en sus mítines que la vacuna estaría lista antes de finalizar el año.

Las acciones que cayeron

Las acciones de valor que más cayeron fueron las de los sectores de energía e industria. Las ventas masivas de acciones de las aerolíneas arrastraron las acciones de la industria a la baja.

Las preocupaciones relacionadas con el aumento récord de casos de coronavirus y las nuevas restricciones que podrían implementarse en el sector aeronáutico para frenar la propagación del virus, provocarían una reducción mayor de la capacidad de las aerolíneas.

American Airlines junto con Delta Air Lines, cayeron un 6% seguidas de United Airlines Holdings Inc que se hundió un 7%.

También las acciones del sector financiero disminuyeron sus ganancias de la semana pasada. Las acciones bancarias quedaron relegadas al revertirse bruscamente los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU a 10 años que cayeron 5%. JPMorgan Chase cayó 3% y Bank of America y Citigroup se derrumbaron un 2%.

El sector tecnológico que estuvo entre las acciones favoritas desde el inicio de la pandemia a mediados de marzo, ha seguido retrocediendo junto con los demás sectores. Las ventas generalizadas de acciones de los gigantes tecnológicos en el mercado se sumaron a las pérdidas.

Apple cayó un 1%, junto con Facebook, Alphabet, matriz de Google, y Microsoft que cayeron un 3%. Mientras que Amazon.com se mantuvo estable. Al tiempo que Facebook anunciaba el lanzamiento de un servicio de transmisión de juegos que competirá con Stadia, el servicio de juegos en la nube de Google.

Vacuna de AstraZeneca crea inmunidad

Aunque AstraZeneca ofreció noticias positivas sobre la vacuna contra el coronavirus, el pesimismo del mercado se mantuvo y las pérdidas no pudieron ser controladas. La empresa obtuvo un subida de más 1% después de revelar que su vacuna anti covid-19 en fase experimental arrojó resultados positivos al crear inmunidad en adultos jóvenes y en adultos mayores.

Por otra parte, respecto a la economía interna de los EE.UU, el sector inmobiliario se desaceleró en septiembre luego de un breve y rápido repunte en los meses previos. Nuevamente, las ventas de viviendas cayeron a 959.000 unidades desde las 994.000 unidades que se registraron en agosto, lo que echó por tierra las previsiones de 1 millón de inmuebles vendidos.

La economista de Grant Thornton, Yelena Maleyev, comentó que “el mercado de viviendas unifamiliares sigue registrando una fuerte demanda (…). Sin embargo, la oferta récord baja está haciendo subir los precios aún más rápido, lo que impide que los compradores potenciales puedan comprar casas nuevas”.

Agregó que “esto se verá agravado por la falta de apoyo adicional de COVID-19 del Congreso; las cicatrices de esta recesión serán profundas”.

Precios del crudo caen también

El lunes también los precios del crudo rodaron alrededor de 3%. Las preocupaciones sobre la pandemia y la frágil demanda nuevamente afectaron la cotización del petróleo. Con esto el petróleo extiende las pérdidas de la semana pasada en EE.UU y Europa.

El Brent de referencia europea perdió US$1,11 (2,66%) para ubicarse en US$40,66 el barril. El marcador estadounidense West Texas Intermediate (WTI) cedió también US$1,1 y cayó a US$38,74. La semana pasada el Brent bajó un 2,7% y el WTI retrocedió un 2,5%.

De nuevo la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) volvió a recortar su pronóstico de demanda de crudo para el próximo año, debido a la incertidumbre generada por la pandemia. La cotización del crudo también se vio afectada por la posibilidad de un aumento de la producción para compensar los barriles que salieron del mercado.

Libia restablece su producción antes de lo previsto

Otro factor que se suma al aumento de la producción es la incorporación de la cuota de Libia al mercado. La Corporación Nacional del Petróleo de Libia dijo que en cuatro semanas su producción diaria alcanzará el millón de barriles. Este aumento rebasa las expectativas de los analistas.

Avtar Sandu, de la firma Phillip Futures en Singapur explicó que “los nuevos barriles de crudo libio llegan en un momento en que el mercado petrolero acaba de enfrentar la decepción por el panel ministerial de la Opep+” que concluyó recientemente. Se esperaba que en la reunión surgieran nueva propuestas para mejorar los precios y esto no ocurrió.

La OPEP y sus aliados prevén incrementar en enero su producción en 2 millones de bpd, después de los recortes aprobados a mediados de abril para tratar de estabilizar el mercado. La semana pasada el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que su país podría extender las reducciones acordadas por el cartel petrolero si es necesario.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here