(Tiempo de lectura: 4 min)

Apple Daily, el último periódico opositor al gobierno de Hong Kong y sin ninguna relación con la compañía de tecnología con base en Cupertino, muy probablemente saque a la luz una edición final este fin de semana.

Esto ocurre luego de la detención de cinco ejecutivos del diario y de la congelación de sus cuentas en distintas entidades bancarias por una presunta violación a la rígida Ley de Seguridad Nacional impuesta en ese territorio autónomo. 

Es por esto que Apple Daily está pensando en bajar el telón el sábado 26 de junio, ya que no puede pagarle el sueldo a sus empleados.

La compañía dueña del periódico, Next Digital, con su consejo que se encarga de administrarla, se va a reunir esta semana con el objetivo de llegar a una resolución que afectará definitivamente el futuro del medio que cuenta con más de 25 años de trayectoria en Hong Kong y donde es un referente en cuanto a la libertad de expresión.

Por esta dramática situación, el fin de semana será publicado su número final. Esto, si es que el gobierno no autoriza el pedido del medio para volver a tener acceso a sus cuentas bancarias.

En la bolsa de Hong Kong, se suspendieron las operaciones de Next Digital.

El complejo escenario para Apple Daily en Hong Kong

El pasado fin de semana, el periódico presentó una solicitud para que se descongele una parte del total de dólares hongkoneses (casi 20 millones) que se encuentran retenidos en sus cuentas. Son unos 3 millones de dólares.

Los necesita, entre otras cosas, para pagarle el sueldo a las casi 1.500 personas que trabajan allí.

Si la administración decide que será el final del diario, tampoco el sitio web se actualizará más desde el sábado a la madrugada.

Como consecuencia, ese día saldrá su edición definitiva.

Apple Daily Hong Kong

¿Última edición?

De acuerdo con un memorando interno que trascendió a los medios, la empresa ya comenzó a recibir las renuncias de sus empleados, ya que no se está cumpliendo con el plazo de aviso previo que está reglamentado en la ley de contrato de trabajo.

El periódico digital Hong Kong Free Press indicó que la compañía quiere que cada uno trabaje hasta el final, pero también les ha advertido que no sabe si les podrá seguir abonando los salarios.

De esta forma, cada persona tiene en sus manos la decisión de continuar o no.

Para los que deseen seguir, la compañía espera poder cumplir, pero lo cierto es que todo es muy incierto. 

Apunten al diario

El medio se convirtió en un blanco para la imposición de medidas punitivas por parte del gobierno de la ex colonia inglesa. Esto, a partir de la vigencia de la Ley de Seguridad Nacional exigida por la capital de China y el gobierno de Xi Jinping.

En este contexto, la policía detuvo a varios de los altos cargos directivos del diario, registró la redacción e incautó materiales probatorios, aunque el medio ha podido seguir con sus operaciones. También detuvo por algunas horas a editores del periódico que vendió más de lo habitual en los últimos días debido a que la gente quiere ayudar a que no desaparezca.

A mitad del año pasado había sido detenido el dueño del Apple Daily, el multimillonario de 73 años Jimmy Lai. Le impusieron cargos relacionados con la seguridad nacional. Hoy espera su juicio.

Lai ya ha sido condenado en mayo de este año a más de de 12 meses de prisión.

Esto es así, porque participó de las huelgas que paralizaron a la ciudad a finales del 2019 y que pedían que se mantuviera la autonomía del territorio.

El problema es que ahora puede enfrentar una condena de cadena perpetua.

La semana pasada, la Policía detuvo a Ryan Law y a Cheung Kim-hung, el director del medio y el consejero, respectivamente, además de otras personas de distintos cargos.

Los dos mencionados están acusados por una supuesta cooperación con fuerzas extranjeras, un delito que la dura ley sanciona hasta con la cadena perpetua.

Se les ha denegado, además, la salida en libertad bajo fianza.

Los cargos se deducen de la totalidad de ediciones publicadas por el tabloide durante sus casi treinta años de existencia y vueltos a sacar a la luz en el 2019, momento en el que todavía no existían las normativas de la Ley de Seguridad Nacional. Esta, supuestamente, no puede tener vigencia de modo retroactivo. 

Según indicó la policía hongkonesa, en las notas, el medio les pidió a los gobiernos de otros países que apliquen medidas en contra del gobierno de Hong Kong y de las autoridades chinas.

El presidente de China Xi Jinping durante un congreso del Partido Comunista.

Golpe a la libertad de prensa

Con el arresto de Jimmy Lai y de los más importantes cargos del medio, sus lectores rápidamente fueron a apoyarlo.

Esto fue así incluso cuando muchísimas veces el diario estuvo en el foco de las críticas tanto por sus publicaciones sexistas como por el apoyo a varias de las políticas llevadas a cabo por el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sin embargo, fue desde su fundación en 1995 un ejemplo claro de la libertad de prensa y expresión en la colonia inglesa.

Luego de las detenciones, el periódico se encargó de publicar millones de ejemplares, que sólo tardaron algunas horas para acabarse.

El lunes 21 de junio, el Apple Daily escribió un artículo donde reconoce la enorme conmoción que hubo luego de los arrestos, en los que las fuerzas de seguridad incautaron más de 30 ordenadores de varios reporteros.

Estos artículos declaran que las capturas y allanamientos tuvieron efectos nocivos en los periodistas que se encuentran temerosos a que les suceda, lo mismo que sus jefes.

Apple Daily no es el único

Apple Daily sólo es uno de los tantos medios de comunicación hongkoneses que ha estado siendo presionado estos últimos años.

La Radio Televisión Hong Kong (un medio público), ya ha cambiado su junta directiva varias veces y, además, eliminó un programa muy popular con contenido caracterizado por su sarcasmo acerca de la realidad.

El encargado de la Seguridad del Gobierno de Hong Kong, John Lee, dijo que las sanciones en contra del medio no están dirigidas contra la prensa en general, sino sólo contra los que utilizan la gran difusión que poseen como instrumento para poner en riesgo la seguridad nacional.

El muy posible fin del medio sale a la luz durante la misma semana que se anunció que, por primera vez en este siglo, en el 2021 no se va a convocar a la manifestación de todos los años.

La protesta tiene como objetivo recordar al 1 de julio de 1997, que constituye el aniversario de la cesión por parte del Reino Unido a China de la soberanía hongkonesa.

No se va a realizar por miedo a las sanciones que puede traer aparejadas la imposición de la Ley de Seguridad Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here