(Tiempo de lectura: 5 min)

Hasta hace apenas unos días atrás era impensable que el crudo sería regalado o peor aún que se pagaría para deshacerse de las existencias.

Tras una racha de bajos precios que comenzó a principios de año, el petróleo cerró el primer trimestre con una caída de 66%. En lo que va de abril, después del histórico recorte de 9,7 millones de barriles diarios acordado por la Opep y sus aliados, la caída no paró y el barril siguió cotizándose muy bajo.

Tal como estaba pronosticado, el precio del petróleo siguió cayendo esta semana. Lo que nadie previó fue que la caída sería tan dramática. El impacto en los mercados fue arrasador, a medida que el mundo se quedó sin tanques de almacenamiento para el crudo y los excedentes se quedaron flotando en los grandes tanqueros.

ARTÍCULO RELACIONADO

5 formas de invertir dinero con potencial de darte un +20% al año

En España podemos ser hábiles y astutos en muchas cosas, pero la educación financiera no es una de ellas. El ciudadano español medio no...

¿Qué causó el desplome de los precios?

Tres razones fundamentalmente se citan para la peor debacle petrolera del milenio hasta ahora. En primer lugar el colapso del almacenamiento. Luego está el hundimiento de la demanda mundial de crudo que se ubica en unos 29 millones de barriles diarios. Esta es la consecuencia de la paralización de la actividad económica, causada por las medidas de aislamiento decretadas por los gobiernos para contener la propagación del coronavirus.

En tercer lugar, está el exceso de petróleo en el mercado debido a la sobreproducción petrolera que apenas comenzará a reducirse en mayo, según el acuerdo Opep +. Esta “inelasticidad” en la producción y la demanda, fue lo que colapsó el mercado. La oferta no disminuyó y la demanda tampoco aumentó después del acuerdo entre los principales productores incluyendo a Estados Unidos.

Esto ocurre porque para algunos vendedores / productores, podría resultar más barato a largo plazo vender a precios negativos que tener que cerrar la producción o buscar tanques de almacenamiento para su petróleo. Muchos temen dañar permanentemente sus pozos si los cierran aunque sea temporalmente.

El aumento de la producción (la guerra Rusia – Arabia Saudita) que aún no se recorta tiene los tanques de almacenamiento repletos y en el mundo queda ya muy poco espacio. Además, hay comerciantes que compran petróleo mediante contratos de futuros y ya no lo están haciendo. No pueden recibir más cargamentos porque temen quedar atrapados en medio del colapso y no tener donde almacenarlo ni a quien venderlo nuevamente y a pérdida.

Fuente: Bloomberg.

¿El acuerdo Opep + entonces no resultó?

El histórico acuerdo alcanzado por los países miembros de la Opep junto con Rusia, EE.UU y el G-20, resultó insuficiente y tardío. El derrumbe de los precios comenzó hace días atrás en Estados Unidos debido a que estados como Wyoming ya no tienen donde almacenar más petróleo.

Después los principales centros de comercio de crudo vieron retroceder los precios a niveles negativos en compras pequeñas de crudos seleccionados. Hasta que el lunes 20 de abril, los precios se desplomaron por debajo de cero en el mayor mercado de energía del mundo CME Group, al igual que en NYMEX.

¿Los contratos de futuros provocaron el desplome de los precios?

Los peores precios del petróleo se registran en los contratos de futuros en los cuales los compradores compran a un determinado precio en una fecha determinada. Los mercados futuros  permiten a los compradores protegerse de las fluctuaciones de precios de un producto en particular. Son también medios de especulación en el mercado.

Tales contratos se ejecutan durante un período determinado. Cuando los compradores no quieren debilitar su posición o recibir la entrega, por lo general renuevan sus contratos antes de su vencimiento. Así los contratos para entrega en mayo caducan el 21 de abril. Esto por supuesto presiona al máximo a los comerciantes (compradores), debido a la proximidad del vencimiento del contrato.

Vender a precios negativos (porque no tienen donde almacenar ese petróleo), regalarlo o pagar para que no fuera entregado, es un opción. En este caso, el resultado fue un descalabro total de los precios del petróleo estadounidense para los grados WTI en Midland, así como Mars Blend, Light y Heavy Louisiana Crudos dulces.

¿Por qué colapsó el almacenamiento?

Tanques de almacenamiento de crudo en Estados Unidos.

El exceso de producción y la caída de la demanda abarrotaron los tanques de almacenamiento en todo el mundo. Al punto que para finales de marzo un 25% de ese petróleo acumulado estaba flotando en grandes tanqueros petroleros, que ya no están siendo utilizados para transportar petróleo sino para almacenarlo.

“La capacidad disponible en el lado del petróleo está casi completamente agotada para nuestras terminales”, afirmó el director financiero de Royal Vopak NV-Rotterdam, Gerard Paulides.

Precisó que “para Vopak, la capacidad disponible en todo el mundo que no se encuentra en mantenimiento casi ha desaparecido y, por lo que escucho en otras partes del mundo, no somos los únicos”.

Debido al aumento de las reservas estratégicas de los países consumidores y con las instalaciones dedicadas al almacenamiento, los centros de almacenamiento están al máximo de su capacidad. Ya hay muy pocos lugares donde guardar crudo. Por ejemplo, las almacenadoras de petróleo en Cushing, Oklahoma, uno de los mayores centros de almacenamiento de EE.UU. El punto de entrega para los contratos del WTI, aumentó desde finales de febrero un 48% (casi 55 millones de barriles).

Al 30 de septiembre de 2019, este centro ya tenía una capacidad de almacenamiento de 76 millones, según datos de la Administración de Información Energética. Aparte del almacenamiento de crudo en barcos, la industria busca nuevas alternativas como almacenar petróleo en camiones cisterna.

Así mismo, para evitar que las petroleras vayan a la bancarrota, el gobierno de Donald Trump estudia una propuesta que consiste en pagar a los perforadores para mantener temporalmente el crudo en el suelo. Con esto se busca mantener la producción petrolera fuera del mercado hasta que los precios logren recuperarse.

Mientras tanto, las reservas de petróleo crudo en los centros de almacenamiento siguen aumentando, sin que se vislumbre una recuperación de la demanda a corto plazo. ¿Una gran oportunidad para los que inviertan en crudo?

¿Beneficia el petróleo barato a los consumidores?

En Estados Unidos al igual que en el resto del mundo el precio de la gasolina ya venía cayendo. En promedio bajó un poco más de 1 dólar por galón durante el último año a 1.81 dólares. Y desde finales de febrero no ha cesado de caer diariamente. Una feliz noticia para los consumidores, sin duda.

El problema es que no hay mucho que hacer para movilizarse en coche mientras permanezcan vigentes las medidas de confinamiento por la pandemia. Claro que para que los precios de subsuelo del petróleo se reflejen en las gasolineras, deberán pasar unas dos semanas todavía.

¿Qué hará la OPEP para salvar al petróleo?

Los esfuerzos de la Opep y sus aliados para estabilizar el mercado y los precios del petróleo no han sido fructíferos. Después de agotadoras negociaciones y la presión del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, Rusia y Arabia Saudita lograron un entendimiento. Sin embargo, el recorte petrolero fue insuficiente. Esto era algo que estaba cantado.

Ahora los productores buscan desesperadamente una nueva estrategia que ayude a recuperar el mercado y fortalezca los debilitados precios del crudo. Sin embargo, las opciones en medio de la peor pandemia en décadas, son pocas.

La edad de piedra no terminó por falta de piedras”

La directora de estrategia de materias primas del banco de inversión RBC Capital Markets LLC, Helima Croft, informó que “el liderazgo de la OPEP + está actualmente involucrado en conversaciones serias de gestión de crisis”. Aunque advirtió que por ahora es muy poco lo que la Opep y sus aliados puedan hacer “para detener el colapso de la demanda”.

Por lo pronto Argelia, que ocupa la presidencia pro tempore de la organización, propuso que se adelanten los recortes de suministros, que deben comenzar el 1 de mayo, según revelaron fuentes. Arabia Saudita ya ha adelantado que está estudiando esta opción.

Aunque, el resto de los miembros del cartel petrolero no ha dicho si respaldarán esta propuesta.

Lo cierto es que después del derrumbe de los precios este lunes 20 de abril, los principales productores de petróleo del mundo necesitarán nuevas estrategias para revivir un sector que ha estado dominando al mundo en el último siglo.

Por ahora solo cabe recordar lo dicho por el ex ministro de petróleo de Arabia Saudita, Ahmed Zaki Yamani, al ser consultado hace décadas atrás sobre el futuro del petróleo: La edad de piedra no terminó por falta de piedras”.  Y agregó: “la edad del petróleo terminará mucho antes de que el mundo se quede sin petróleo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here