(Tiempo de lectura: 2 min)

Rakuten tenía un objetivo en su desembarco en el negocio de la telefonía móvil en Japón: 96 por ciento de cobertura en 2021. Sin embargo, por las complicaciones derivadas de la escasez de chips, que afecta a todas las industrias, el plan no llegará a finalizar a tiempo.

El retraso será, como mínimo, hasta marzo de 2022, ya que aún quedan más de 10 mil bases por instalar.

Aunque es uno de los líderes en el comercio electrónico, Rakuten es un recién llegado al mercado de comunicaciones inalámbricas japonés, donde dominan por NTT Docomo, KDDI y SoftBank.

Así las cosas, las acciones de Rakuten, que habían mejorado esta semana, se vieron afectadas por la ralentización en la construcción de su red.

El plan de Rakuten Mobile de cubrir con una red 4G propia el 96% de la población tenía inicialmente el objetivo de finalizar en junio de 2021, luego, se pospuso para “algún momento de este año”. Ahora, “no antes de marzo de 2022”.

Esto marca el último revés para el multimillonario CEO de Rakuten, Hiroshi Mikitani, en sus ambiciones de liderar el segmento de tecnología inalámbrica con su plan de usar un mínimo del costoso software disponible (donde compiten Huawei, Nokia y Ericsson, entre otras) por software de avanzada, mucho más económico.

Rakuten copia la estrategia de Amazon

Los problemas de la compañía se deben en gran parte a los retrasos en la instalación de estaciones base.

Rakuten Mobile planea construir una red de 44 mil estaciones base 4G. Si bien alcanzó la marca de 30 mil en septiembre, la escasez de suministros de dispositivos semiconductores ha obstaculizado el progreso.

Cuando se lanzó, Rakuten Mobile ofreció sus servicios a través de la red de KDDI, pero siempre con el objetivo de cambiar a su propia red en 2021, y reducir las altas tarifas de su rival.

Evolución de las acciones de Rakuten enlos últimos seis meses. Investing.

En la primera mitad del año, Rakuten Group reportó una pérdida neta de 65,5 mil millones de yenes, lo que equivale a unos 575 millones de dólares. En el informe financiero, la compañía habló de “reducir la itinerancia” es “algo clave y muy importante para obtener ganancias”.

Shunsuke Yazawa, vicepresidente del grupo, dijo este viernes 22 de octubre que en paralelo están acelerando la incorporación de clientes a través de estrategias diferentes, como la creación de más puntos de venta minoristas en todo el país.

Rakuten Mobile no tiene asignaciones de espectro, lo que significa que está en desventaja respecto de los grandes players del mercado, NTT Docomo, KDDI y SoftBank. En especial, tiene dificultades de señal en el interior de los edificios japoneses, lo que está tratando de suplir instalando pequeños dispositivos en restaurantes y retailers para mejorar la recepción.

En este sentido, apunta a tener más de 30 mil instalados para fin de año.

Rakuten toma al desembarco en la telefonía móvil en Japón como una prueba piloto de su tecnología de de redes inalámbricas de poco hardware y software de alto desarrollo para luego poder exportarla. Lo ve como una oportunidad comercial.

Amazon comenzó en el comercio electrónico, pero ahora Amazon Web Services se ha convertido en una fuente clave de sus ganancias.

Básicamente, Rakuten quiere hacer lo mismo: crear un ecosistema en el negocio móvil y convertir ese ecosistema en un generador de ganancias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here