(Tiempo de lectura: 3 min)

Este miércoles las bolsas europeas abrieron a la baja, después de experimentar un repunte en los últimos cinco días de actividad bursatil. Los resultados de las empresas comienzan a dar cuenta de los daños que el coronavirus está causando a los negocios, en tanto que las acciones de las principales compañías de energía se hundían debido a la preocupación que genera la caída en la demanda global de crudo.

Con el hundimiento de las acciones de Royal Dutch Shell Plc, Total SA, y BP Plc, el subíndice energético de Europa llegó a su nivel más bajo este mes. Los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), las agencias de riesgo y analistas del mercado sobre el desarrollo de la actual crisis económica, han afectado esta semana los precios del  petróleo.

La crisis por la pandemia del coronavirus, ya ha sido descrita como la peor después de la Gran Depresión de 1929. Incluso, algunos analistas advierten que podría ser más letal aunque más pasajera también.

“Los beneficios de la empresas se verán reducidos”

El índice STOXX 600 de Europa cayó 1,6%, después de subir casi un 8% en los últimos 9 días, tras conocerse los primeros datos relacionados con la disminución de los casos de coronavirus. Y las esperanzas de que la cuarentena ordenada por los gobiernos para controlar los contagios masivos, fuera levantada pronto.

Aunque el índice de referencia europeo, ha venido recuperándose hasta un 22%, después de bajar en marzo a su menor nivel en ocho años, pero sigue estando en un 24% aproximadamente. Las agencias de riesgo advierten que si aumenta nuevamente el número de personas contagiadas con el virus, los mercados pueden reaccionar con una oleada de ventas.

El analista de mercado de FXTM, Han Tan, dijo que “con las perspectivas del mercado todavía envueltas en una tremenda incertidumbre, las ganancias en las acciones siguen estando lejos de ser una tendencia unidireccional”.

Tan considera que “la persistencia de los temores sobre el coronavirus podrían poner un freno al consumo y alterar los hábitos de gasto, mientras que los beneficios de las empresas se verían reducidos durante un largo período”.

Caída de las acciones en el STOXX Europe 600

Las primeras empresas estadounidenses en anunciar esta semana sus desalentadores resultados del primer trimestre, fueron Johnson and Johnson y JPMorgan Chase & Co. Sus pronósticos para este año son realmente sombríos, ya que la pandemia derrumbó sus actividades comerciales y secó su liquidez.

El grupo europeo ASML Holding NV, un importante proveedor de Intel y Samsung, vio sus acciones caer un 2,4%, después de publicar el miércoles sus resultados que terminaron siendo más negativos de lo que se esperaba.

Así mismo, la holandesa TomTom, especialista en navegación y cartografía digital, cayó un 5,3% luego de anunciar que para este año está esperando un flujo de caja negativo, con  ingresos más bajos en sus divisiones de negocios de consumo y automoción.

Los analistas pronostican una caída de un 22% de los beneficios totales de las empresas que cotizan en el STOXX Europe 600 en el primer trimestre y esperan una caída adicional de un 34,2% para el segundo. En resumen, se espera que la recesión en las empresas se profundice aun cuando algunos países estén considerando flexibilizar las normas de confinamiento.

Es demasiado pronto para reactivar las economías

El analista de mercado del Grupo JFD, Charalambos Pissouros, indicó que “es demasiado pronto para que los Estados reactiven sus economías, y si lo hacen, debe ser un procedimiento lento para evitar un nuevo estallido”.

En Francia las acciones de sus empresas cayeron un 1,8%, luego de conocerse que el país es el cuarto a nivel mundial con más muertes por Covid-19 con un total de 15.000 personas fallecidas, después de Estados Unidos, Italia y España.

En Gran Bretaña, el índice bursátil de las empresas de capitalización mediana cayó 3,3%, tras los últimos datos de la pandemia que sugieren que el país se prepara para extender su cuarentena y las sospechas de que la economía británica podría enfrentarse a una de sus peores recesiones en 300 años.

Demanda petrolera en 2020 caerá a niveles de hace 10 años

El miércoles el marcador Brent se cotizaba por debajo de los 30 dólares el barril. La Agencia Internacional de Energía (AIE), dijo que la fuerte caída de la demanda de crudo a nivel mundial representa una amenaza para la estabilidad de un sector tan importante como el energético.

La agencia felicitó a los países productores de petróleo de la Opep + por el histórico acuerdo alcanzado la semana pasada de recortar la extracción en 9,7 millones de barriles diarios. Aunque se espera que el bombeo a partir de mayo disminuya a unos 12 millones de barriles, la AIE advierte que el recorte sigue siendo insuficiente.

El organismo opina que el recorte no compensa todavía la dramática caída de la demanda mundial que en abril será de unos 29 millones (bpd), es decir, casi 30 % de la demanda mundial antes de la pandemia.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here