(Tiempo de lectura: 4 min)

La crisis por la pandemia del COVID-19 ha marcado marzo como el peor mes de la historia del mercado laboral en España después de que la Seguridad Social perdiese 833.979 afiliados a su cierre y aumentara el paro a 3,54 millones de personas.

En lo que a número de afiliados se refiere es la mayor caída de la historia de España. Un declive que ha convertido marzo en el mes con la mayor subida del desempleo, también, de la historia.

Esta cifra llega después de que a mitad de mes se ordenase el confinamiento del país, y posteriormente el cierre de todos los establecimientos que no perteneciesen al sector esencial dictado por el Gobierno ante un estado de alarma declarado como medida para prevenir la propagación del nuevo coronavirus, que ha dejado ya más de 100.000 contagiados en España a fecha de redacción.

De acuerdo con los datos facilitados por el Gobierno actualmente quedan en España 18,4 millones de cotizantes en la Seguridad Social, un declive que ha propiciado 302.265 nuevos demandantes de paro.

Hasta ahora, el mayor incremento de desempleo en un mes se había registrado en enero de 2009, después de la crisis global financiera de 2008, con 198.838 desempleados más.

El mes de marzo ha sido dispar ya que en la primera quincena se refleja la habitualidad que se venía viendo hasta ahora –datos positivos en lo que a empleo se refiere–, aunque la tendencia en la segunda quincena cambió radicalmente por el parón de la economía iniciado el 12 de marzo.

En los primeros once días de marzo, la ocupación aumentó en 64.843 empleados, mientras que globalmente el mes se ha cerrado con una pérdida de 898.822 puestos de trabajo.

Por otro lado, la tendencia en el caso del paro es similar: los primeros 12 días los desempleados registrados se habían incrementado en 2.857, pero el mes acaba con 302.265 demandantes de paro.

Y respecto a los contratos firmados en marzo hubo una caída de un 26,5 % frente al mismo mes de 2019, con 1,25 millones.

Por actividades

La construcción y la hostelería son los sectores que más se han desplomado desde que se inició la crisis por el COVID-19, con caídas del 17,08% y 14,27%, respectivamente.

Le siguen las actividades administrativas y servicios auxiliares, con un  declive del 8,91%, así como la educación (5,24%) y transporte y almacenamiento (4,76%).

En la otra cara de la moneda, se han registrado incrementos el sector de las actividades sanitarias, con 7.085 nuevos afiliados, una de las categorías más demandadas actualmente por la crisis.

El Gobierno ha indicado que los trabajadores que han sido incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor por el COVID-19 siguen incluidos en su base de datos puesto que siguen cotizando. Los afectados por los ERTE son 258.645 personas.

En cuanto al desempleo, el peor sector fue servicios con 206.016 parados más, mientras que en la construcción vemos un incremento de 59.551, en la industria de 25.914 y en la agricultura de 6.520.

Por comunidades

Andalucía ha sido la comunidad autónoma más afectada por la crisis del COVD-19 con un descenso de la contratación del 6,64% y una subida de 138.569 demandantes de empleo.

Andalucía es la comunidad autónoma más castigada por la crisis del COVID-19

Después de Andalucía, la más perjudicada ha sido la Comunidad Valenciana, con una subida de 35.565 personas en el paro, así como Cataluña, con 21.833 personas inscritas en los servicios de empleo.

Las menores subidas en términos relativos se han dado en Madrid, con un 3,08%, así como en Cantabria, con un 4,55% y la ciudad autónoma de Ceuta, con un 1,57%.

La ciudad autónoma de Melilla es la única donde el desempleo ha descendido en marzo, con un 1,36%, lo que supone 129 desempleados menos.

En total, los contratos temporales han caído un 17,30%, donde Andalucía con el dato ofrecido encabeza ese desplome. El declive en Andalucía se explica por el hecho de que no se han firmado los contratos que se realizan habitualmente en esta época por la Semana Santa, una de las festividades que atraen a más turistas a la región del sur.

Analizar con perspectiva

Ante estos desastrosos datos para la economía, el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha comparecido diciendo que esta caída se enmarca en una crisis sanitaria sin precedentes, por lo que debe analizarse con “perspectiva”.

No se pueden analizar estos datos con los parámetros habituales ya que el país está parado”, afirmó hoy en una entrevista en la televisión estatal, ya que las medidas adoptadas por el Gobierno, recordó, están “evitando la destrucción” de más empleos.

Hay que subrayar que el Gobierno ha prohibido los despidos que aleguen causas relacionadas con el COVID-19 (los llamados “despidos objetivos”) y vigila los posibles “fraudes” en los de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) aplicados durante estas semanas.

Sordo ha instado a que primero se piense en salir de esta crisis sanitaria y más tarde ya se hablará de “la segunda fase”, que llamó de “reconstrucción”. En esta segunda fase, ha afirmado el Secretario General de CCOO, la Unión Europea tendrá que jugar un papel crucial.

De no hacerlo, apunta, perderá su legitimidad de forma “irreversible” dado que su principal rol es proteger la deuda de los países después de que cada uno de ellos haya lanzado paquetes extraordinarios de medidas para los colectivos más vulnerables y más afectados por la crisis. Estas medidas van a tener un coste de “muchos miles de millones de euros”, que deteriorarán “mucho el cuadro macroeconómico”, indicó.

Año con menos turistas pero más gasto

Otro dato que se ha dado a conocer es que España ha recibido durante enero y en febrero casi 8,6 millones de turistas extranjeros, un ligero descenso del 0,2% respecto al mismo periodo en 2019, aunque esta cifra cambiará por completo para el siguiente informe ya que son datos de antes de que se desatara la crisis por la pandemia.

Se trata de información difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que también ha informado de que, según la encuesta de gasto Egotur publicada por el INE, los turistas extranjeros gastaron en febrero 4.714 millones de euros. Es decir, un aumento del 1,2 % frente al mismo mes del año anterior.

En estos dos primeros meses, el Reino Unido es el país con mayor gasto acumulado y número de turistas llegados a España, seguido por Alemania y los países nórdicos.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here