(Tiempo de lectura: 2 min)

El viernes 17 de abril, la compañía automovilística Ford Motors Co. estimó pérdidas netas de hasta 2.000 millones de dólares en el primer trimestre del año por la emergencia sanitaria de COVID-19.

Según los cálculos de Ford, la compañía prevé tener unos 34.000 millones de dólares en ingresos en el primer trimestre del año, con una pérdida neta de 2.000 millones de dólares.

La cifra está reflejada en los documentos que Ford le entregó a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) el mismo viernes, los cuales enmiendan los oficios entregados a la misma institución el pasado 13 de abril.

Días antes, el segundo fabricante de coches de Estados Unidos había anticipado tener 600 millones de dólares en pérdidas antes de impuestos para ese mismo lapso, los cuales exceptúan cargos extraordinarios de 300 millones de dólares.

Sin embargo, Ford alertó que los datos financieros preliminares no han sido revisados y aún no se ha finiquitado el cierre de las cuentas del primer trimestre del 2020.

El plan de contingencia de Ford

Las consecuencias de la pandemia han sido sumamente graves, sobre todo en la industria automotriz. Tanto la producción como la compra y venta están totalmente en pausa o en un nivel de funcionamiento mínimo.

En marzo, Ford se vio en la obligación de cerrar sus plantas en Europa y América del Norte. A diferencia del primer trimestre del 2019, las ventas de automóviles de la compañía a los concesionarios cayó en un 21%.

Solo en China se mantiene la producción de vehículos y continúan las actividades de los concesionarios, ya que es el único lugar en el mundo donde el virus ha retrocedido.

En consecuencia, para reducir los daños al negocio por la pandemia, Ford difirió el pago de 600 millones de dólares en dividendos. También redujo gastos de capital y costes operativos, al igual que aplazó porciones de los salarios de sus ejecutivos. De igual forma, consiguió 15.000 millones de dólares con la solicitud de dos líneas de crédito.

Hasta el 9 de abril, Ford había anunciado que contaba con 30.000 millones de dólares en efectivo en su balance. Con ese nivel de liquidez, la empresa puede continuar operando al menos hasta finales del tercer trimestre, incluso sin el reinicio adicional de la producción o la toma de otras acciones financieras.

Los resultados financieros de Ford durante su primer trimestre serán comunicados el 28 de abril.

El mercado en Europa

Aunado a esto, las ventas de Ford en Europa tuvieron un descenso del 33,1%. En el primer trimestre del 2020, solo se entregaron 241.006 vehículos en los veinte principales mercados.

Ford entregó en Reino Unido un total de 66.461 coches hasta marzo, lo cual se traduce en un descenso del 35,6%. En Alemania, la baja fue de 26,8% con 59.294 unidades. Italia recibió 25.839 automóviles, marcando así una caída del 35,7%. Por último, España, el quinto mayor mercado de Ford en Europa, obtuvo 12.070 vehículos, un 40,9% menos.

Roelant de Waard, vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicio de Ford en Europa, aseguró que, a pesar del impacto en las ventas, la empresa estaba preparada para un reinicio exitoso gracias al sólido negocio de vehículos comerciales y la nueva línea de turismos.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here