(Tiempo de lectura: 2 min)

El pasado 15 de marzo el Estado español decretó unas medidas de confinamiento para evitar la propagación del Coronavirus. Esta acción ha generado que más de 3,5 millones de trabajadores, pertenecientes a sectores o industria no esencial, hayan sido expulsados de sus puestos debido a la falta de actividad.

Hasta el día 6 de abril se han presentado más de 450.000 solicitudes de ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) en cada comunidad autónoma, según las investigaciones de Europa Press. En total son 2,7 millones de personas, que se suman a las 850.000 que fueron expulsadas de su trabajo en marzo cuando se anunciaron las medidas.

Andalucía y Cataluña son las comunidades autónomas con más expedientes del ERTE activos actualmente; seguidas de cerca por la comunidad de Madrid. El objetivo del ERTE es que las personas vuelvan a sus lugares de trabajo de forma progresiva, una vez la situación se haya normalizado. Por eso se estima que alrededor del 77% de los expulsados recuperarán sus trabajos.

Cabe destacar que la mayoría de los empleos que se perdieron en marzo correspondían a contratos temporales que ya habían finalizado. Pero debido a la situación actual, esas personas recibirán un subsidio especial de 430 euros, aunque no cumplan con los requisitos necesarios para cobrar el paro.

El mismo subsidio excepcional también aplicará a los que se vean afectados por el ERTE. Esta medida pretende evitar que la estabilidad financiera de los españoles sufra un golpe mortal. Si bien es cierto que el poder adquisitivo disminuirá mientras se mantenga el estado de alerta; este subsidio ayudará a que la recuperación económica sea más factible, una vez todo vuelva a la normalidad.

Impacto del Covid-19 en trabajadores de las distintas Comunidades Autónomas

Cataluña cuenta con 620.000 de los 2,7 millones de trabajadores afectados por los despidos temporales en España. Andalucía tiene 427.000 y Madrid 400.000. Castilla y León, con 160.000 personas; Canarias, con 158.000; Galicia, con 156.000; País Vasco, con 153.000; y Murcia, con 100.000. Por debajo de los 100.000 afectados se encuentran el resto de comunidades autónomas; siendo Ceuta, Asturias y Baleares las únicas que no han actualizado sus datos.

El pasado jueves Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social, aportó cifras en una conferencia que contrastan las publicadas por las diferentes comunidades autónomas. Según sus cifras, hasta el jueves pasado había 250.000 trabajadores en ERTE y otros 620.000 que aplican a las prestaciones por desempleo. Díaz también declaró que existía falta de cooperación por parte de algunas comunidades autónomas al no proporcionar datos actualizados de los expedientes.

La cantidad de personas que ahora se encuentran expulsadas de sus trabajos alegan distintas preocupaciones sobre la situación actual. Para muchos los ERTE y las medidas económicas implementadas por el Estado son insuficientes, mientras que otros esperan con optimismo que la situación se regule pronto.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here