El CEO de FTX, Sam Bankman-Fried, quiere regalar su fortuna

El multimillonario inversor de criptomonedas más joven del mundo, Sam Bankman-Fried, quiere donar toda su fortuna a causas benéficas. Según Forbes, el joven menor de 29 años tiene activos que superan los 22,000 millones de dólares.

0
(Tiempo de lectura: 2 min)

Sam Bankman-Fried, el joven multimillonario estadounidense que ha logrado amasar una fortuna valorada en más de 22,500 millones de dólares aprovechando el auge de las criptomonedas, ha prometido donar todo su dinero. 

El CEO y cofundador de la compañía de intercambio de criptomonedas FTX y Alameda Research, Sam Bankman-Fried, afirma que quiere seguir ganando mucho dinero para repartirlo. Aunque todavía no ha dicho a quién, cómo, ni cuándo donará su dinero.

El joven inversor que ya figura en el puesto 32 de la lista Forbes 400 de este año, no se confiesa como un fiel creyente de las criptomonedas, sino como alguien que ha sabido aprovechar la oportunidad para ganar una inmensa fortuna comprando y vendiendo criptos.

Cuadro comparativo de Sam Bankman-Fried con respecto a otros millonarios que han logrado fortuna a edad temprana.

“Me involucré en las criptomonedas sin tener idea”

Forbes más bien lo cataloga como un “mercenario” dedicado a las finanzas criptográficas por ahora. Él solo quiere seguir ensanchando sus alforjas para después donar las ganancias. Pero si tuviera que vender naranjas para seguir creciendo lo haría también. 

“Me involucré en las criptomonedas sin tener idea de lo que eran las criptomonedas”, admite. “Parecía que había muchas buenas operaciones que hacer”. Pero se sintió frustrado con la poca calidad de los intercambios por lo que decidió crear uno propio. 

A diferencia de otros multimillonarios como Steve Jobs, cuya obsesión era simplificar y hacer más elegantes sus productos, o Elon Musk que hace negocios “para salvar a la humanidad”, Sam dice que quiere “ganar para dar” y “tener impacto”. 

Sus padres son dos profesores de derecho de Stanford y se graduó en física en el Massachusetts Institute of Technology en 2014. Después de graduarse, Sam trabajó en exchange ETF para la compañía cuantitativa Jane Street Capital. Allí comenzó su pasión por las causas filantrópicas al donar parte de su salario de seis cifras.

Sam-Bankman-Fried el cripto inversor millonario más joven de la historia.

Descubrió que en el mercado había mucho por hacer

A finales de 2017 cuando comenzó la primera corrida alcista del Bitcoin al pasar de US$ 2.500 a casi US$ 20.000 en apenas seis meses, Sam tuvo una premonición y no dejó pasar la oportunidad. Se dio cuenta de que en el floreciente mercado criptográfico había mucho por hacer. Podía adquirir bitcoins en EE.UU. y venderlos en Japón con hasta un 30% de ganancia.

Para tener menos atención del gobierno estadounidense, en 2018, tuvo que mudarse a Hong Kong y luego a Las Bahamas más recientemente. Desde allí dirige su negocio FTX, la plataforma de compra y venta de criptomonedas que en julio logró recaudar US $900 millones de Coinbase Ventures y SoftBank.

Para cumplir su meta de seguir creciendo en la industria, este joven vegano, amante de los videojuegos y Harry Potter, tendrá que sortear a una legión de comerciantes de todo el mundo y adaptar su negocio a las regulaciones gubernamentales. 

Lo paradójico es que hasta el momento el joven millonario solo ha regalado el 0,1% de su fortuna, unos US $25 millones, lo que lo convierte en el menos caritativo de todos los millonarios de Forbes 400. 

Sin embargo, ha prometido que multiplicará su caridad por un factor de al menos 900, si sus finanzas siguen creciendo. Explica que las donaciones “no son una meta a corto plazo. Es uno a largo plazo”.

Sam Bankman-Fried ha construido su fortuna analizando el movimiento de las criptomonedas y la industria. Actualmente, compite con Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, como el multimillonario más joven de la historia.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here