(Tiempo de lectura: 3 min)

El BBVA vuelve a reducir el número de despidos previstos en su ajuste de plantilla cuando falta un día para que se celebre la última reunión formal para negociar el ERE entre la dirección de la empresa y los representantes de los trabajadores. Según informaron los sindicatos, la nueva propuesta del banco contempla 2.935 despidos, un 22,7% menos respecto al planteamiento inicial.

En la reunión celebrada este jueves, el BBVA ha propuesto incrementar el número de recolocaciones, reducir la cifra de oficinas que tienen que cerrar y crear un nuevo equipo de apoyo, entre otras propuestas. Los sindicatos valoran de forma positiva las modificaciones, destacando que responden a las huelgas “masivas” de los últimos días. Sin embargo, lamentan que todavía queden temas para cerrar y confían en que se puedan prorrogar las negociaciones una semana más.

A pesar de las modificaciones realizadas por la dirección de la entidad bancaria, todavía no se ha llegado a un acuerdo con los sindicatos. Ambas partes se han emplazado al próximo martes 8 de junio para retomar las negociaciones, alargando así el plazo fijado para las conversaciones formales entre la empresa y los sindicatos. En todo caso, los representantes de CCOO aseguran que la nueva propuesta del BBVA “se acerca” a la posibilidad de llegar a un pacto. La rebaja de cerca de 900 despidos menos respecto a la propuesta del mes de mayo y la disminución del número de cierres de oficinas a 480 son un primer paso para conseguir el acuerdo.

Las negociaciones del ERE tampoco están cerradas en Caixabank

Por otro lado, el ERE presentado por Caixabank tras la absorción de Bankia tampoco tiene todavía acuerdo a falta de pocos días para finalizar el plazo. El período formal de negociaciones del ERE de Caixabank finaliza el próximo 10 de junio, pero los trabajadores ya han pedido una prórroga de un mes para poder sellar un acuerdo. Los sindicatos de Caixabank ven imposible que se cierre el acuerdo la semana que viene, a pesar de las dos reuniones convocadas para el lunes 7 y el martes 8.

Los sindicatos aseguran que todavía hay muchos temas de los que negociar, como las condiciones de los despidos de los antiguos trabajadores de Bankia, las indemnizaciones o la recolocación de trabajadores en otras filiales de la entidad.

Además, los sindicatos lamentan que en la reunión producida esta semana, la dirección de Caixabank “ha rechazado todas las alternativas planteadas por los sindicatos”. Por ese motivo, los trabajadores de Caixabank seguirán con las movilizaciones y los paros parciales de trabajo. Además, los sindicatos también han anunciado una huelga general el próximo miércoles 9 de junio. Una huelga general que, desde los representantes sindicales, solo se plantearían suspender si se consigue una prórroga de un mes para negociar los ERE con la dirección.

“Alargar el plazo de negociación es una decisión mutua, tiene que haber consenso y por nuestra parte será así, ahora, el banco puede dar 15 días o un mes, dada la situación necesitamos lo segundo”, aseguraba ayer la representante de CCOO de Caixabank, Ruth Bolaños.

 

El Banco de España da el visto bueno a los ERE de Caixabank y BBVA, a pesar de mostrarse preocupado por las consecuencias socioeconómicas

Ante el vendaval de Expedientes de Regulación de Empleo realizados por el sector bancario este 2021, el Banco de España se ha posicionado a favor de los ERE realizados por Caixabank y BBVA este 2021. Al menos así lo ha hecho la subgobernadora del supervisor bancario español, Margarita Delgado. Delgado asegura que las entidades bancarias deben centrarse en “reducir costes” para sobrevivir a la crisis de la Covid-19. La subgobernadora aseguró ayer que la situación de los bancos es mucho mejor de la vivida en la crisis económica y financiera de 2009. Sin embargo, el Banco de España sigue insistiendo del elevado coste estructural con el que cuentan las principales entidades bancarias del país.

“Solo siendo eficiente, el sector podrá mantener el flujo de crédito a la economía real”, aseguraba ayer Delgado en declaraciones recogidas por Europa Press. Delgado hizo estas declaraciones durante su intervención en un debate organizado por el Diario Sur. A parte de reducir costes estructurales, Delgado también ha apostado por incrementar las inversiones en tecnología para que el sector bancario español siga siendo competitivo a nivel internacional.

La morosidad de la banca desciende ligeramente en marzo

Y a pesar de los malos augurios para el sector bancario español, las alertas de incremento de morosidad realizadas por el Banco de España a principios de año, de momento, no se están produciendo. Según el último informe del supervisor español, en marzo la morosidad de la banca descendió ligeramente, hasta el 4,51%. Este porcentaje es inferior al existente en 2020 (4,8%) y también menor al de febrero (4,55%).

Según el banco de España, este descenso se produce tras ligeros repuntes identificados en enero y febrero, lo que corta la tendencia al alza en materia de morosidad. Además, esta caída de la morosidad permitió a las entidades financieras incrementar mínimamente sus provisiones, que no paran de subir desde el mes de noviembre. En concreto, el Banco de España calcula que las provisiones bancarias en marzo se situaron en los 41.266 millones de euros, una cifra récord en los últimos años en España.

En todo caso, tanto el Banco de España, como otros organismos internacionales, como el FMI, siguen advirtiendo del riesgo real de repunte de la morosidad en 2021 y 2022. Una morosidad que se podría dar en el momento que se terminen las medidas de ayudas públicas a las empresas que más han sufrido la crisis del coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here