(Tiempo de lectura: 4 min)

El impacto de la Covid-19 en la economía española, y a pesar del control de la pandemia y el inicio de la desescalada, podría ser peor del pronosticado hasta ahora. Así lo asegura el Banco de España en sus proyecciones macroeconómicas de la economía española para el período 2020-2022. Según el informe, hecho público hoy por el Banco de España, la economía española podría caer hasta un 15% en 2020. Las previsiones del Banco de España dibujan tres escenarios distintos. Un primer escenario de recuperación temprana, un segundo escenario de recuperación gradual y un tercer escenario de riesgo.  Y en los tres escenarios el Banco de España prevé una caída sin precedentes del PIB español, pero con incidencias remarcablemente distintas.  De hecho, sea cual sea el escenario, el Banco de España fija en 2022 el inicio de la recuperación económica.

Así, en un escenario de recuperación temprana, que contempla el control de la pandemia prolongado en el tiempo, el organismo público prevé que el PIB español caiga un 9% en 2020. Sin embargo, si la economía se adentra en un escenario de “recuperación gradual”, el PIB podría caer hasta el 11,6%. En tercer lugar, el Banco de España sospesa entrar en el peor escenario de todos, el de los rebrotes, que llevaría a la economía española a contraerse un 15,1% en 2020. En este escenario el Banco de España contempla la aplicación de “confinamientos estrictos adicionales”.

El informe de proyección macroeconómica de la institución bancaria remarca la “fuerte incertidumbre” que genera la Covid-19 en el contexto macroeconómico. Una incertidumbre que obliga al Banco de España a dibujar tres escenarios distintos. En todo caso, el propio Banco de España considera que dicha incertidumbre es “letal” para hogares y empresas.

La tasa de paro podría alcanzar cifras de 2014

Las proyecciones macroeconómicas del Gobierno de España también contemplan la evolución del empleo y el déficit público español. Y las previsiones, en ninguno de los casos, son alentadoras. En relación al empleo, el Banco de España calcula que podría superar el 24% en el peor escenario. En concreto, en el escenario de nuevos rebrotes que generen una nueva crisis sanitaria, el organismo público contempla que el techo de desempleo se generaría en 2021. Así, en el tercer escenario el Banco de España estima que se cierre 2020 con una tasa de paro del 23,6%. Una cifra que se incrementaría hasta el 24,7% a finales de 2021 y que empezaría a bajar ligeramente en 2022, con una tasa de desempleo del 22,2%.

Los otros dos escenarios son algo más optimistas, aunque igualmente devastadores para el mercado laboral español. Así, en un escenario de “recuperación gradual”, el Banco de España calcula que a finales de año la tasa de desempleo se enfile hasta el 19,6%. Un porcentaje que en 2021 bajaría hasta el 18,8% y en 2022 se situaría en el 17,4%. Se tratan de cifras que superarían con creces la tasa de paro precovid, que se situaba en el 14,1%.

Y en el mejor de los casos, en el que se consiguiera una recuperación temprana de la actividad macroeconómica, la tasa de paro cerraría en 2020 en el 18,1%. En 2021 se mantendría en el 18,4%, y en 2022 se reduciría hasta el 17,1%.

Una recuperación desigual a partir de 2021

En todo caso, el Banco de España sí contempla cierta recuperación económica a partir de 2021, pero no suficiente como para que los indicadores macroeconómicos vuelvan a las cifras de 2019. Así, en el escenario optimista, la institución pública contempla que la economía suba un 7,7% en 2021 y un 2,4% en 2022, después de la debacle del 9% del PIB en 2020. Por otro lado, en el escenario intermedio de recuperación gradual la recuperación económica sería más lenta. En este caso, el PIB español se hundiría un 11,6% en 2020 y en 2021 repuntaría con un crecimiento del 9,1%. En 2022 la economía contaría con un crecimiento discreto del 2,1%.

Por otro lado, el Banco de España también contempla que la demanda se hundirá en 2020 a excepción del consumo y la inversión pública. Y otro elemento que preocupa, tanto a los organismos internacionales como a los gobiernos nacionales, es el incremento del déficit público. En este sentido, el Banco de España calcula que el déficit de las administraciones públicas españolas se incremente entre un 9,5% y el 11,2%. Esto comportará un incremento y unos niveles de la deuda pública sin precedentes. En concreto, la deuda española podría rondar en 2020 entre el 115% y el 120% del Producto Interior Bruto.

Unas previsiones más pesimistas que en abril

Las proyecciones macroeconómicas elaboradas por el Banco de España empeoran substancialmente las realizadas a finales de abril. En ese momento, el Banco de España preveía que la Covid-19 podría hacer caer el PIB español hasta un  13,6% en 2020. Ahora, incrementa el impacto un punto y medio más.  En las proyecciones del mes de abril el Banco de España ya hablaba de una contracción “sin precedentes” en la economía española. Sin embargo, en ese momento la institución pública solo dibujaba dos escenarios. Uno en el que el confinamiento duraba ocho semanas, y otro en el que se alargaba hasta las doce. Pasadas dichas doce semanas, la gran incognita pasa por conocer el impacto de la Covid-19 en los próximos meses, sobre todo a partir del mes de octubre.

Sánchez anuncia que el Ingreso Mínimo Vital llegará en junio a 255.000 personas

Y ante la enorme destrucción de empleo generada por la Covid-19, el Gobierno de España lanza el Ingreso Mínimo Vital como el principal bote salvavidas para muchas familias españolas. Una medida sin precedentes en España que, según el presidente del gobierno, ya llegará a 255.000 personas de forma inmediata, el próximo 26 de junio. Según informó Pedro Sánchez en rueda de prensa el sábado, el Ingreso Mínimo Vital llegará a 75.000 hogares que recibirán la prestación de forma automática, sin tener que realizar ningún trámite. Sánchez también quiso remarcar que más de la mitad de estas 255.000 personas son menores de edad en situación de pobreza.

En total, el Gobierno estima que el Ingreso Mínimo Vital llegará a más de 850.000 hogares, llegando así a 2,3 millones de personas. Sánchez también informó el sábado de que solo en una semana, la web dedicada al Ingreso Mínimo Vital, que se aprobó el pasado viernes 29 de mayo en Consejo de Ministros, se han recibido 21 millones de visitas

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here