(Tiempo de lectura: 4 min)

La derogación de la reforma laboral española aprobada en 2012 por el ejecutivo liderado por el popular Mariano Rajoy se erigió como un elemento fundamental del acuerdo de gobierno alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos en diciembre de 2019. Sin embargo, pocos meses después la interpretación de cómo efectuar dicha derogación difiere entre los ministerios del ejecutivo. Unas divergencias que se han incrementado ante las dificultades del gobierno de contar con apoyos en el Congreso de los Diputados para sacar adelante una nueva prórroga del Estado de Alarma.

De hecho, uno de los escollos para contar con el apoyo de EH Bildu para la nueva prórroga pasaba, justamente, por un compromiso de derogar la reforma laboral de forma íntegra. Tras la votación en el Congreso de los Diputados de ayer, que acordaba ampliar el Estado de Alarma 15 días más, el grupo parlamentario de EH Bildu emitió un comunicado anunciando un acuerdo con PSOE y Unidas Podemos para derogar la reforma laboral de “forma íntegra”. Sin embargo, pocas horas después el propio PSOE rectificaba y anunciaba que el pacto solo contempla modificar algunos elementos de la reforma laboral “con carácter urgente”.

Así, pues, según el PSOE el acuerdo alcanzado con Unidas Podemos y EH Bildu afecta a tres puntos de la reforma laboral: la derogación de la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad y la derogación de las limitaciones al ámbito temporal del convenio colectivo. También se eliminará la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales.

De derogación “íntegra” a reforma de la reforma

Pero la polémica sobre el acuerdo para derogar la reforma laboral ha dejado de lado a EH Bildu, que se da por satisfecha con el acuerdo, y ha entrado de lleno en el sí del gobierno español. La interpretación sobre el alcance de los cambios legislativos de la reforma laboral ha generado voces discordantes entre los ministros de Unidas Podemos y los del PSOE.

Por una parte, el ministro de Transporte y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos ha defendido hoy que el acuerdo contempla cambiar los “aspectos lesivos” de la reforma laboral. Según el ministro socialista, la posición del PSOE “coincide plenamente con el acuerdo de investidura”. Ábalos, entrevistado hoy en Onda Cero, ha asegurado que la aclaración realizada por el PSOE “la comparten todos los firmantes”, haciendo referencia a Unidas Podemos y EH Bildu.

Pero el consenso pronositcado por Ábalos no parece ser tan claro y desde Unidas Podemos se han apresurado hoy a recordar que el acuerdo contempla la deroación de la reforma laboral. De hecho, lo ha recordado el propio vicepresidente segundo del Ejecutivo español, Pablo Iglesias. “Voy a ser cristalino: pacta sunt servanda (lo firmado obliga)”, ha asegurado hoy Iglesias en declaraciones en Catalunya Ràdio. Según el vicepresidente segundo del gobierno español, la reforma laboral será derogada en su totalidad. “En el acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE para la legislatura, para la investidura y para el Gobierno de coalición, no se habla de derogación parcial, se habla de derogación de la reforma laboral”, ha asegurado Podemos. Así, el máximo dirigente de Unidas Podemos ha querido desmarcar las declraciones “de cada partido político” de los acuerdos de gobierno.

CCOO y UGT piden que se negocie, mientras que la patronal rechaza el acuerdo político

Los avances del gobierno español en la derogación de la reforma laboral, a pesar de la desavinencias entre los grupos parlamentarios, es interpretado como algo fehaciente por parte de los sindicatos y la patronal. De hecho, la CEOE también se ha apresurado hoy a valorar el acuerdo suscrito ayer entre las tres fuerzas políticas del Congreso de los Diputados. Y su valoración es nefasta, a pesar del consenso mayoritario en la cámara baja española.

A través de un comunicado, la CEOE y Cepyme (las dos principales patronales del país) han expresado su “rotundo” rechazo al acuerdo para derogar la reforma laboral. La patronal lamenta un “desprecio indignante” al diálogo social. Además, los empresarios reivindican que la Constitución española les otorga el derecho a negociar cambios legislativos y más aúnen el momento más delicado de la economía española”.

Por su parte los sindicatos también ha reclamado diálogo con los agentes sociales para llegar a un acuerdo laboral estable. Tanto CCOO como UGT (los dos principales sindicatos del país) han reiterado hoy su apoyo a que el gobierno español ejecute la derogación de la reforma laboral de 2012. Sin embargo, piden que la cuestión se traslade a la mesa de diálogo social con la patronal y los sindicatos.

Según ha explicado hoy el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en una entrevista recogida por Europa Press, el sindicato no tenía conocimiento del texto acordado.  “Habría que distinguir entre las negociaciones sobre un tema como las relaciones laborales y lo que es la vida política”, ha asegurado Alvarez. Pero el líder sindical también ha querido alertar a las patronales que no es momento para romper el diálogo social. “En otros momentos han pasado otras cosas y nosotros podríamos haber aprovechado para levantarnos de la mesa y no lo hemos hecho”, ha añadido

El acuerdo de gobierno contempla la “derogación” de la reforma laboral 

La polémica levantada por el acuerdo suscrito con EH Bildu hace referencia al texto firmado por Unidas Podemos y el PSOE para el gobierno de coalición constituído en el mes de diciembre de 2019. En el texto del acuerdo, de 50 páginas, se especifica que se “derogará la reforma laboral”. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012”, asegura punto 1.3 del acuerdo.

Sin embargo, tras el punto destinado a la reforma laboral, se detallan una serie de acciones concretas relacionadas con la legislación laboral. En ellas se contempla impulsar, en el marco del diálogo social, la protección de las personas y recuperar el papel de los convenios colectivos. También se detallan una serie de acciones con “carácter urgente”, que coinciden con las detalladas hoy por el ministro Ábalos. Así pues, el punto de discordia pasa por la derogación de los elementos “urgentes” de la reforma laboral, con la derogación total de la norma, que también está suscrita en el acuerdo pero no se especifica su urgencia.

 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here