(Tiempo de lectura: 4 min)

Los estragos que ha causado la pandemia de la Covid-19 en la economía de España han hecho desaparecer el 17% de las empresas contabilizadas en 2020. Así lo asegura el informe de Coyuntura demográfica de empresas publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El informe, que nace de una estadística experimental del organismo estadístico público español, asegura que en 2020 se detectaron cerca de 1,2 millones de unidades legales empleadoras. Dichas unidades legales empleadoras, la mayoría de ellas empresas, sufrieron graves impactos durante los tres primeros trimestres de 2020. Más concretamente, los datos del INE calculan que el primer trimestre de 2020 fue el peor para el tejido empresarial español, con una tasa neta de crecimiento del -7,1%.

Por el contrario, el INE identifica una cierta recuperación en la constitución de empresas en el segundo trimestre del 2020, con una tasa del 3,3%. Mientras que el tercer trimestre del año (entre julio y septiembre) la tasa prácticamente se congeló (+0,7%).

En referencia a los trabajadores autónomos, el INE contabilizó 2.997.941 trabajadores por cuenta propia a inicios de 2020. Una cifra que en el tercer trimestre de 2020 había bajado hasta los 2.860.164 trabajadores. Las cifras, pues, muestran una destrucción de cerca de 130.000 altas de trabajadores autónomos. Y como en el caso de las empresas, el mayor impacto se produjo en el primer trimestre de 2020, con 190.000 bajas y 130.000 altas. Así, durante los primeros tres meses de 2020 se perdieron cerca de 60.000 trabajadores autónomos. En cambio, el flujo de trabajadores autónomos en el segundo trimestre se mantuvo estable (63.733 altas por 66.643 bajas), pero volvió a bajar en el tercer trimestre. Entre julio y septiembre de 2020 se contabilizaron 102.235 bajas de trabajadores autónomos y tan solo 97.476 altas.

El 22,7% de las empresas de España se acogieron a un ERTE cuando estalló la pandemia

Los datos del INE también muestran cómo un gran número de empresas de España se acogieron a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante el primer trimestre del año. Con el estallido de la pandemia el 14 de marzo  y la aprobación de los ERTE, la siguiente semana, por el Gobierno, EL 22,7% de las empresas de España se acogieron a este mecanismo, de forma parcial o total. El porcentaje de compañías acogidas a ERTES disminuyó en el segundo trimestre hasta el 15,7%, y volvió a subir en el tercer trimestre hasta el 16,3%.

La buena noticia de los datos facilitados por el INE es el grado de supervivencia de las compañías acogidas a expedientes de regulación temporal de empleo. Según la estadística, más del 95% de las compañías acogidas a ERTES durante los primeros 9 meses del año sobrevivieron, una cifra muy superior a la media de empresas del país.

Sin embargo, los datos muestran una cierta tendencia a la baja en la capacidad de supervivencia, tanto de las empresas como de los autónomos. Si bien el porcentaje de supervivencia en el primer trimestre de 2020 se mantuvo por encima del 95%, en el segundo trimestre bajó hasta el 94% y en el tercer trimestre apenas llegó al 89%. La tendencia es parecida en el caso de los autónomos. El 97% de los trabajadores autónomos sobrevivió a la primera oleada de la Covid-19. Un porcentaje que en el tercer trimestre del año se situó por debajo del 90%.

Los trabajadores autónomos menores de 30 años, los más vulnerables ante la crisis económica

Los datos del INE también segmentan el grado de supervivencia de los trabajadores autónomos según la edad. Y los datos muestran cómo los jóvenes son los más vulnerables ante una coyuntura económica desfavorable. Según la estadística, el grado de supervivencia de trabajadores autónomos menores de 30 años en el tercer trimestre de 2020 fue del 79,3%. La cifra es 10 puntos inferior a la media de española, y se encuentra muy lejos de los porcentajes de trabajadores autónomos mayores de 40 años. De hecho, la estadística indica una mayor robustez según la edad. Así, el grado de supervivencia entre autónomos de 30 a39 años fue del 86,8%, entre 40 y 49 años del 90,2% y entre 50 y 59 años del 92,3%.

En todo caso, el INE identifica cada vez mayores dificultades por parte de los autónomos para mantener su actividad económica y profesional. Esta tendencia es igual para todos los grupos de edad, donde el grado de supervivencia es cada vez menor y se espera que siga la misma tendencia en los próximos trimestres.

Andalucía, Extremadura y Canarias, las Comunidades Autónomas donde más empresas se destruyeron

Por otro lado, el impacto de la Covid-19 en la creación y destrucción de empresas no ha sido igual en todos los territorios. La Estadística de Coyuntura demográfica de empresas asegura que Andalucía, Extremadura y las Islas Canarias han sido los tres territorios que mayor decrecimiento de empresas han tenido durante los tres primeros meses del mes. En concreto, el informe estima una tasa neta de crecimiento empresarial del -11,8% en Andalucía, del -10.1% en Extremadura y del -9,4% en las Islas Canarias. Por el contrario, el País Vasco (-3,6%), Ceuta (-3,8%)  y Navarra (-4,5) han sido los territorios donde la pandemia ha afectado menos en el tejido empresarial.  El impacto negativo de la pandemia en la tasa de crecimiento empresarial también ha sido inferior a la media en Catalunya (-5%) y la Comunidad de Madrid (-6,4%).

En referencia a los ERTE, el informe del INE también detecta una mayor acogida en empresas  de Madrid, Barcelona y Valencia, donde el porcentaje superó el 25% en el primer trimestre del año. De hecho, la ciudad de Madrid ha sido el municipio donde más empresas se han acogido a ERTE en los tres trimestres analizados por el INE.

El análisis del INE se ha realizado a través de los datos ofrecidos por el Registro de Cuentas de Cotización y el Registro de Trabajadores Autónomos (RETA) facilitados por la Seguridad Social. Según el INE, este nuevo indicador nace de la “necesidad de información de mayor frecuencia” sobre la creación, supervivencia, reactivaciones y destrucción de empresas.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here