(Tiempo de lectura: 2 min)

El Ejecutivo español envió a Bruselas el plan presupuestario para el próximo año. El mismo incluye un nuevo cuadro macroeconómico, las tasas de referencia de déficit, tras haber suspendido las reglas fiscales, y el límite de gasto no financiero de los nuevos presupuestos. 

Dicho plan tiene como objetivo principal sustentar el desarrollo y el empleo. También busca reforzar los servicios públicos y canalizar los fondos europeos en pro a la recuperación tras la pandemia de COVID-19. 

Es por ello que se establecerá un “techo de gasto” de 196.097 millones de euros, un 53,7% superior al aprobado en febrero. Asimismo, contempla transferencias extraordinarias a las CCAA (13.486 millones), Seguridad Social (18.396 millones) y parte de los fondos europeos (27.436 millones).

De igual forma, el plan incluye el nuevo cuadro macroeconómico del Ejecutivo, el cual prevé una caída del PIB del 112% para este año. Se estima que la tasa de paro sea 17,1%, mientras que habrá un crecimiento del 7,2% en 2021. La cifra podría llegar a un 9,8% si se toman en cuenta los fondos europeos. 

En cuanto al desempleo, las proyecciones apuntan a que la tasa llegará al 16,9%. El déficit público escalará hasta el 11,3% del PIB este año, producto del mayor gasto para paliar la crisis sanitaria. Igualmente, el cálculo para la deuda pública es que suba al 118% del PIB este año.

Sin embargo, el Tesoro Público redujo en 15.000 millones de euros el volumen de financiación previsto para 2020. Entonces, las emisiones netas del ejercicio serán de 115.000 millones y la financiación bruta de 282.137 millones.

El plan presupuestario también incluye las directrices básicas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El proyecto tendrá una inversión de 72.000 millones de euros entre 2021 y 2023.

De este modo, el Ejecutivo cumplirá con el plazo establecido, cuyo tiempo límite está fijado para este 15 de octubre. Se estima que el plan presupuestario entre en vigor a partir de enero del 2021. 

Recuperación enfocada en la transición ecológica y digital

El plan presupuestario para el próximo año también incluye las directrices del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia hasta 2026. Los principales ejes son la transición ecológica y digital, la cohesión social y territorial y la igualdad de género.

Para este proyecto, el Ejecutivo estima una inversión de 72.000 millones entre 2021 y 2023, procedentes de los fondos europeos. Además, proyecta un crecimiento potencial de la economía por encima del 2% y la creación de 880.000 empleos en los tres primeros años. Igualmente, se espera que con este plan se recupere el nivel de PIB previo a la pandemia para finales de 2022. 

Entre los objetivos está el desplegar más de 250.000 nuevos vehículos eléctricos en tres años con 100.000 puntos de recarga. También se rehabilitarán más de 500.000 viviendas e infraestructuras residenciales. Asimismo, se ofrecerá acceso a Internet rápido a toda la población y al 75% de la misma a la red 5G.

También se distribuirán fondos en la agenda urbana y rural, lucha contra la despoblación y desarrollo de la agricultura, que contempla un 16% del total. Para infraestructuras y ecosistemas resilientes se destinará un 12,2%, mientras que la transición energética justa e inclusiva se lleva un 8,9%.

Modernización de la administración se lleva el 5%. La modernización y digitalización del tejido industrial y productivo, recuperación del turismo e impulso a una España nación emprendedora tendrá un 17%. 

Las negociaciones entre el Ejecutivo y la Unión Europea

Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos, informó que el Ejecutivo está negociando para acceder a los fondos de recuperación de la Unión Europea lo antes posible. 

España recibirá un monto de 140.000 millones de euros, equivalentes a 166.000 millones de dólares, en subvenciones y préstamos. El total del paquete de recuperación del coronavirus de la Unión Europea está calculado en 750.000 millones de euros. 

“Las negociaciones siguen en curso en Bruselas, así que obviamente estamos haciendo todo lo posible para acelerar este proceso para que podamos comenzar la implementación del plan de recuperación el 1 de enero de 2021”, aseguró Calviño.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here