(Tiempo de lectura: 4 min)

El fortalecimiento de los planes de aplicación de vacunas en la mayor parte de los países europeos y, especialmente, la iniciativa de desescalada general anunciada por el gobierno del Reino Unido, han generado optimismo entre los inversores en acciones de compañías relacionadas con el turismo.

Estas mismas empresas son las que más sufrieron el impacto de la pandemia de coronavirus, especialmente porque son de los pocos sectores que no han retornado a la normalidad.

El anuncio del primer mandatario británico, Boris Johnson, le dio impulso a las compañías turísticas del Stoxx 600 en la bolsa de valores, con notables subas en los valores de, por ejemplo, IAG (que sube 6,9 por ciento), la empresa germana TUI (6,5 por ciento) y la línea aérea Lufthansa (5,4 por ciento).

En España también se advierte una inyección de optimismo en las acciones vinculadas a la hostelería y los viajes, cuyos aumentos están entre los más relevantes del día.

Las acciones de Amadeus, por ejemplo, suben 5,9 por ciento; Meliá alcanza una mejora del 3,5 por ciento; y Aena, 3,1 por ciento más que en la jornada previa.

Las acciones turíticas muestran que hay esperanza

Hay más ejemplos. Easyjet, por caso, también muestra avances importantes en sus acciones este martes 23 de febrero.

En efecto, la línea aérea de origen británico sube un 7,1 por ciento luego de dar a conocer que la venta de tickets se multiplicaron por cuatro luego del anuncio del ministro Johnson

Los parques de atracciones cerraron y miles quedaron sin trabajo. Las acciones de Disney perdieron por esa causa.

El plan del primer mandatario británico incluye bajar al mínimo las restricciones de movilidad y de viajes desde de cuatro meses. 

Entre otros datos, Johnson dijo que en mayo se reanudarán los viajes internacionales y que desde el 8 de marzo, de manera selectivas, comenzará un plan de reapertura de escuelas.

La idea es que sean cuatro etapas de desconfinamiento que se terminará de aplicar el 21 de junio, por lo que con el inicio del verano, ya no habría restricciones de movilidad en todo el Reino Unido.

En este contexto, todos los sectores turísticos se alegraron y siguen apostando sus fichas a la inmunidad colectiva a partir de la colocación de las vacunas. 

El anuncio de Johnson se materializó en la Cámara de los Comunes inglesa. Allí, ante los legisladores, dio los detalles de la reapertura a la que calificó como “cautelosa e irreversible”.

Dijo que no habrá retrocesos, sólo avances y que se seguirá el ritmo del plan de inoculación de vacunas. Igualmente, todo dependerá de que no aparezcan más variantes del virus de Covid-19 que pudieran alterar el plan.

¿Cuándo vuelve la normalidad?

De esta forma, nace una esperanza para uno de los segmentos de negocios que han padecido como ninguno la pandemia.

Estos meses cerraron miles de hoteles en todo el mundo, quebraron aerolíneas, empresas de cruceros, agencias de viajes y un sinnúmero de actividades relacionadas con el esparcimiento y los traslados por negocios y diversión.

Se pierden un millón de empleos por día en el sector turístico mundial

Los confinamientos y la inédita serie de limitaciones para viajar impidieron, en muchos casos, que se perdieran ingresos y decenas de miles de puestos de trabajo.

Los especialistas calculan que se tardará mucho en retomar el nivel de actividad de 2019. Según las propias empresas del sector, por lo menos hasta 2023 no habrá normalidad para la mayoría de ellas.

Daños sin precedente

De acuerdo con una investigación del Concejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) sobre el impacto en la economía del coronavirus, el daño ha sido enorme y ha golpeado especialmente a países con problemas previos, como todos los de Latinoamérica y el Caribe.

Según el estudio, en el año 2019, el segmento de los viajes y el turismo produjo en la región casi 17 millones de puestos de trabajo, lo que representa el 7,8 por ciento de toda la fuerza laboral de América Latina.

Ese mismo año, el turismo sumó casi 300 mil millones de dólares al producto interno bruto de los países de la región, lo que supone un 8 por ciento del total.

En comparación con 2018, fue una suba del 1,59 por ciento.

En la región del Caribe, en tanto, las actividades turísticas generaron 2,9 millones de puestos de empleo, lo que, comparado con el total representa el 15,3 por ciento.

Asimismo, reportó casi 59 mil millones de dólares, lo que puesto en contexto supone el 14 por ciento de toda las economías de la región juntas.

Sin embargo, llegó el Covid-19 y todo cambió.

De acuerdo con la misma investigación, en México se perdieron 4,9 millones de puestos de trabajo, en Brasil no menos de 4,4 millones, 900 mil en la Argentina y casi 710 mil en Colombia, los cuatro países más poderosos de la región.

Para peor, por las deficiencias previas en los sistemas de salud, los gobiernos se vieron obligados a organizar sistemas de restricción más cerrados y prolongados, lo que afectó aún más el turismo.

En Costa Rica, por ejemplo, el cierre del turismo internacional fue un impacto gravísimo para todo el sistema económico de un país que necesita de los viajeros.

A ese país llegan normalmente 3,1 millones de turistas anuales y 7 de cada 10 lo hacen desde los Estados Unidos.

La bajada de precios del turismo lleva al IPC a una nueva caída en julio, y mantener España en deflación

Internamente, en Costa Rica alrededor de 700 mil personas dependen de esta actividad para sobrevivir, lo que supone cerca del 8,1 por ciento del producto interno bruto de la nación centroamericana.

Sólo la clausura de los aeropuertos generó un volumen de pérdida de cerca de 2.400 millones de dólares en 2020, y todavía falta calcular lo que ocurrirá en 2021.

Las acciones para el regreso

Para conseguir reimpulsar las actividades turisticas, la WTTC generó acciones y un programa de indetificación de las “zonas seguras para viajes”.

La idea es apuntar destinos a los que se podrá viajar sin mayores inconvenientes porque se habrán comenzado a abrir los hoteles y los centros de diversión.

Costa Rica es uno, además de algunas playas de México, de Brasil, de Colombia, ciertas regiones de Ecuador y Perú.

Los mayores problemas están aún en Argentina, Uruguay, Chile y dos países centroamericanos como Guatemala y Honduras.

La idea es que cuando terminen las cuarentenas y las restricciones de movilidad, el turismo avance más rápidamente en su retorno,

Por otra parte, el objetivo del WTTC es que reactive el turismo de negocios, que prácticamente se cerró con los confinamientos y nunca regresó.

Mucho tuvo que ver el avance de las conferencias a través de plataformas digtales, como Zoom y YouTube.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here