(Tiempo de lectura: 6 min)

Los últimos datos económicos muestran que las tanto las empresas como los consumidores de los Estados Unidos están aprovechando más la vacunación masiva para reactivar la economía. Mientras sus homólogos de Europa aprueban nuevos bloqueos prolongados por temor a una cuarta ola de coronavirus en el continente.

Desde la actividad en restaurantes hasta nuevas inversiones y contrataciones de mano de obra, evidencian que el ritmo de recuperación de EE.UU. se está acelerando. A pesar de que varios expertos en salud estadounidenses han advertido que relajar o eliminar totalmente las restricciones pandémicas en muchos estados, podría ser peligroso.

Sin embargo, el resultado de la estrategia de recuperación pospandémica estadounidense es que, por ahora, la ventaja de la economía más grande del mundo sobre Europa se está ampliando cada día.

Aunque en marzo hubo un ligero repunte por primera vez desde enero, en EE.UU los nuevos contagios fueron de  131 por cada 100.000 durante siete días. Una cifra por debajo de los registros de covid-19 de Alemania, Francia e Italia, las tres mayores economías de la zona euro, tal como lo indica Reuters COVID-19 Global Tracker.

EE.UU muestra niveles de recuperación tangibles

El lanzamiento del programa de vacunas a un ritmo mayor que cualquier otro país europeo, con excepción de Reino Unido, ha hecho que la economía estadounidense muestre niveles de recuperación tangibles. Justo como lo había pronosticado el Fondo Monetario Internacional (FMI) al decir que EE.UU se recobraría de la pandemia antes que la eurozona.

Un ejemplo claro es el movimiento en los restaurantes y las tiendas minoristas. Las visitas de comensales registradas en el sitio OpenTable State of the Industry muestran que en Alemania se mantienen inalterables desde finales del año pasado, después que se impusieron las medidas sanitarias.

Porcentaje de cambio en el número de personas sentadas a cenar desde la línea de base de 2019.
Fuente: www.opentable.com

En cambio, en Estados Unidos ha habido una recuperación del patrón de consumo habitual los fines de semana, conforme la curva general de consumo se acerca más al nivel que tenía antes de la pandemia.

Las lecturas de movilidad sobre las tendencias de movimiento de Google confirman algo similar en el comercio minorista (gráfico). Mientras en los EE.UU los niveles de movilidad aumentaron en enero y febrero en Italia, Alemania y Francia se observan caídas.

Por otro lado, el tráfico aéreo muestra también una significativa diferencia. En muchos países europeos se mantienen aún estrictas restricciones de viaje. Incluso, algunos están considerando agregar nuevas restricciones para disminuir los contagios de covid-19.

En los EE.UU. el número de pasajeros aéreos examinados superó en marzo los 1,5 millones, el número más alto desde hace un año. Algunos estados han decretado la reapertura de vuelos para viajes de placer. Pese a que la administración federal ha aconsejado lo contrario.

El panorama económico se aclara

Esto ha enviado una señal positiva a los ejecutivos de las aerolíneas estadounidenses que ven en el horizonte una recuperación más rápida de los viajes de placer nacionales. Por ello se preparan con mayor optimismo para la próxima temporada de verano.

El entusiasmo se ve reflejado en las ofertas de trabajo que se registran en el sitio web especializado Indeed. En EE.UU. el recuento desde enero ha superado con creces el nivel que tenía en enero del año pasado, en cambio en Francia y Alemania todavía permanecen por debajo.

Otro indicador donde se observa diferencias sustanciales es en el rastreador semanal de actividad económica elaborado por el grupo de expertos de la OCDE. Tal indicador, se mide a partir del comportamiento de búsqueda de Google en diversas áreas.

Por ejemplo, consumo, comercio, mercados laborales, vivienda, actividad industrial e incertidumbre económica. Sin embargo, estos gráficos del comportamiento económico deben ser interpretados con cuidado.

Fuente: OCDE.

Según el economista de la OCDE, Nicolas Woloszko, las caídas en la movilidad durante los últimos dos o tres meses no necesariamente significan efectos graves en la actividad. La explicación es que empresas y hogares se están adaptando a las nuevas condiciones de movilidad impuestas por la pandemia.

El despliegue más rápido del programa masivo de vacunación en los EE.UU. en conjunto con el nuevo paquete de estímulo de Joe Biden de $1.9 billones, ha llevado a los analistas a vislumbrar un panorama económico más claro.

La brecha entre EE.UU y Europa podría ampliarse

Algunos pronosticadores incluso creen que la brecha de crecimiento entre Estados Unidos y Europa podría ampliarse en el primer trimestre de este año. El gráfico de abajo muestra como los depósitos de los bancos estadounidenses se dispararon después de los pagos de estímulo.

La Reserva Federal proyecta para este año una tasa de crecimiento del PIB de EE.UU en un 6,5%. Mientras las previsiones para la economía de la eurozona es de apenas la mitad (3,7%).

Pero esto no es todo. Algunos expertos vaticinan que las restricciones pandémicas de Europa se extenderán hasta el segundo trimestre. Quien así lo cree es el economista Gilles Moec del Grupo AXA. Si las campañas de vacunas no se aceleran y se detienen los nuevos contagios, como prometieron los gobiernos europeos, el continente entero seguirá semiparalizado.

Ahora la apuesta es por un tercer trimestre con una economía normalizada. Pero el ritmo actual de vacunación y la meta de alcanzar la inmunidad de rebaño en el verano “definitivamente es un desafío”, afirma Moec.

Europa endurece las restricciones

Los funcionarios europeos siguen atemorizados frente a la posibilidad de que durante la temporada de Semana Santa aumenten los nuevos contagios del virus de origen chino y nuevamente las unidades de cuidados intensivos colapsen como ocurrió el año pasado.

La preocupación llevó a varios países europeos a plantearse seriamente un nuevo cierre estricto durante los días santos. Entre las medidas adoptadas está un confinamiento más estricto y restricciones en las movilizaciones.

Italia

El gobierno italiano a través del Ministerio de Sanidad impuso una nueva cuarentena. En las últimas 24 horas Italia registró 417 muertos por covid-19 y el número de hospitalizaciones viene en aumento. En el país se ha informado que existen 12.916 nuevos contagios.

Si bien son menos con respecto a las jornadas anteriores, el número de pruebas aplicadas ha sido menor. Hasta ahora la cuenta de fallecidos por coronavirus asciende a 108.350 desde febrero de 2020.

Desde entonces un total de 3.544.957 de personas han resultado contagiadas, según los registros oficiales. A partir de este martes, el gobierno ha decretado como zona roja a diez regiones italianas. En estas regiones no se permite casi ninguna actividad.

Durante los días de Semana Santa, 3, 4 y 5 de abril, todo el país quedará bloqueado. Esto ha indignado a los hoteleros italianos. El gobierno permite viajar al extranjero durante el feriado de Semana Santa, pero no trasladarse de una región a otra.

Francia

Ante el nuevo avance del virus las autoridades sanitarias han pedido que se decrete en el país “un verdadero confinamiento”. Las unidades de cuidados intensivos francesas ya están al punto de saturación.

El personal de los hospitales está reclamando  al presidente de la República, Emmanuel Macron, que tome medidas más enérgicas. Consideran que el ritmo de contagios está presionando demasiado su trabajo.

El gobierno espera de que la estrategia de vacunación permita detener la epidemia. Si no se toman medidas adicionales para controlar los contagios, la opción que queda es trasladar pacientes hacia regiones menos afectadas. Con el peligro que esto supone.

También aumentar el número de camas de reanimación o hacer una selección más estricta de los enfermos a atender. La tasa de contagios durante siete días es de más de 360 por cada 100.000 habitantes.  Muy por encima del nivel de alerta que se ubica en 50.

Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, ha abogado por restringir aún más los movimientos internos. Al mismo tiempo espera que la población atienda e implemente de forma consecuente las medidas acordadas por el gobierno.

Las autoridades están exigiendo desde esta semana la prueba negativa de coronavirus para los viajeros que lleguen en avión al país.

En las últimas 24 horas el promedio de 7 días del país se ubica en 16,670 contagios con 10,297 nuevos casos. El total de casos atendidos desde el inicio de la pandemia ha sido de 2.79 millones con 76,139 personas fallecidas.

Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch (RKI) de virología alemán, ha advertido que la tercera ola de coronavirus sería peor que las dos primeras. Se teme que los nuevos contagios superen 100.000 casos al día por lo que la única forma de evitarlo es reduciendo al mínimo los contactos.

España

En el país las restricciones temporales se mantendrán hasta el 30 de abril. Esto incluye los viajes desde terceros países a la Unión Europea así como los viajes desde países asociados al espacio Schengen. Excepto los viajes de emergencia.

En España el riesgo de transmisión del virus es muy alto (150 contagios por cada 100k habitantes en dos semanas). La incidencia media acumulada de 149,2 casos aumentó, de acuerdo con los datos sanitarios oficiales publicados esta semana.

Las cifras del Ministerio de Sanidad publicadas este lunes hablan de 15.501 contagios y 189 personas fallecidas desde el viernes. Desde que comenzó la pandemia el número total de contagios se elevó a 3.270.825 y los muertos llegan a 75.199.

Aunque en España la incidencia acumulada ha subido 11 puntos, sigue estando por debajo de Francia (647,3), Italia (522,7) y Alemania (227,6). Pero ya se ubica por encima de Gran Bretaña (116,2).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here