(Tiempo de lectura: 2 min)

La deuda pública llegó a su máximo histórico a finales del año pasado. De acuerdo con el Banco de España, se ubicó en 1,345 billones de euros al cierre del 2020, abarcando así el 120% del Producto Interno Bruto (PIB). 

Los datos de la deuda del sector Administraciones públicas incluyen las revisiones habituales en las fuentes estadísticas. También incorporan el efecto de la reclasificación de algunas unidades. Entre ellas destaca la correspondiente a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb).

El aumento de la deuda pública fue de 34.182 millones de euros en diciembre de 2020. Dicho importe representa un 3% del PIB a precios de mercado. En términos absolutos, registró en 2020 un repunte del 13,2%, al escalar unos 156.725 millones. Pasó de los 1,189 billones de euros de 2019 a los 1,345 billones de euros en 2020. De esta forma, se alejó del objetivo del Ejecutivo de culminar el 2020 con una deuda que abarcase solo el 118,8% del PIB

Por administraciones, a nivel interanual, la deuda pública disminuyó solo en las corporaciones locales. En cambio, subió en el Estado, las comunidades autónomas y en la Seguridad Social. 

La deuda del Estado incrementó a 1,206 billones de euros en diciembre de 2020, lo cual representa el 107,6% del PIB y un aumento del 13,7% en comparación al ejercicio anterior. El crecimiento de la deuda de este subsector el año pasado fue de 145.541 millones de euros. Del total, más de 34.000 millones se deben a la reclasificación de Sareb.

Por su lado, la deuda de las comunidades autónomas creció hasta los 303.622 millones de euros en diciembre de 2020. La cifra equivale al 27,1% del PIB, con un alza interanual del 2,9%. En contraparte, las corporaciones locales redujeron un 5,5% su deuda en el último mes del año pasado. Llegó a 21.945 millones de euros, un 2% del PIB. 

Seguridad Social es el grueso de la deuda pública

La deuda de las administraciones de la Seguridad Social escaló en diciembre a 85.355 millones de euros, marcando un máximo histórico. Subió un 55,1% a nivel interanual, acumulando 10.500 millones de euros en solo un año. La razón detrás de este crecimiento son los préstamos concedidos por el Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social para financiar su déficit presupuestario. 

Recientemente, la Seguridad Social abonó 435,36 millones de euros, los cuales fueron dirigidos a 469.320 trabajadores autónomos aproximadamente. A estos empleados les ha sido reconocida alguna de las prestaciones puestas en marcha para hacerle frente a la crisis sanitaria. Desde marzo de 2020, se han abonado prestaciones por un valor de 5.974,80 millones de euros.

En 2019, la deuda pública culminó el año en 1,18 billones, equivalentes al 95,5% del PIB, quedando así por debajo del objetivo que se planteó el Gobierno de cubrir el 95,9% del PIB. Para el 2020, el Ejecutivo trazó una meta de reducción hasta el 94,65% del PIB. No obstante, debido a la pandemia de coronavirus, la estimación se elevó hasta el 118,8%, que ahora aumentó al 120%. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here