(Tiempo de lectura: 2 min)

Según las cifras publicadas este viernes por la oficina de estadísticas laborales del Departamento de Trabajo estadounidense, la tasa de desempleo del país norteamericano se situó en 14,7%. 

La cifra superó el récord de 1982, cuando llegó al 10,8%. También dejó atrás el pico de 2009, posterior a la crisis financiera del 2008, cuando la tasa de paro alcanzó el 10%.

Es la mayor alza mensual en la historia de la economía de Estados Unidos, al igual que es la peor registrada. En un mes, el paro pasó del 4,4 % registrado en marzo al 14,7 %. Esto representa una subida de más de diez puntos porcentuales, ubicando la tasa en en niveles no vistos desde la Gran Depresión de la década de 1930.

ARTÍCULO RELACIONADO

4 razones para comprar acciones de Amazon en pleno COVID-19

Las acciones de Amazon llevan años siendo la "niña bonita" del mercado bursátil por la estabilidad y rentabilidad continua que han ofrecido desde que...

Los estragos del virus en la primera economía mundial

Debido al COVID-19, en abril se perdieron 20,5 millones de empleos. Anteriormente, la pandemia acabó con 870.000 puestos de trabajo en EE.UU, en vez de los 701.000 previamente reportados. En consecuencia, el número de ocupados bajó hasta su peor nivel desde febrero de 2011. El peor mes para el empleo tras la crisis de 2008 fue marzo de 2009, cuando se destruyeron 800.000 empleos.

El récord histórico de EE.UU en cuanto a pérdida de empleo ocurrió en septiembre de 1945, posterior a la Segunda Guerra Mundial. Tras la rendición de Japón, fueron eliminados 1,959 millones de puestos de trabajo. 

Los sectores más perjudicados fueron la hostelería, turismo y ocio, con más de 7,6 millones de pérdidas. Le sigue el comercio minorista, con 2,1 millones puestos de trabajo perdidos. Asimismo, el mercado manufacturero acabó con 1,3 millones de empleos menos.

La cifra total de personas en el paro aumentó en 15.938 millones, alcanzando así la alarmante cifra de 23.078 millones de personas, mientras que la población activa se redujo a 6.432 millones. Por otro lado, la tasa de participación en el mercado laboral cayó en más de dos puntos porcentuales, hasta el 60,2%.

El desempleo entre la población joven se duplicó, llegando a 31,9%. La tasa de paro entre las mujeres fue del 15,5%, más de 11 puntos superior a la de marzo, mientras que entre los hombres subió 9 puntos, hasta el 13%.

La tasa de desempleo amenaza reelección de Trump

La crisis económica, producto de la pandemia de COVID-19, dificulta la posibilidad de que la administración del actual presidente Donald Trump sea reelegida para un nuevo período.

Aunado al alza de la tasa de desempleo, los analistas estiman una lenta recuperación económica debido a los datos negativos sobre gasto del consumidor, inversión empresarial, comercio, productividad y mercado inmobiliario.

No obstante, Trump mantiene el optimismo. El presidente está ansioso por reactivar la actividad económica y ha respaldado la decisión de unos cuantos estados de levantar gradualmente las medidas. A su juicio, todos los puestos de trabajo perdidos serán recuperados en máximo un año.

Pero las proyecciones de los analistas reflejan que la cifra de desempleo puede ser mayor en mayo. Además, advirtieron que será difícil recuperar todo el terreno perdido en tan poco tiempo.

La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. ha jugado todas sus cartas con inyecciones masivas de liquidez en los mercados financieros, compras masivas de deuda y ha bajado los tipos de interés prácticamente a 0 %, mientras que el Congreso aprobó varios programas de estímulo fiscal por valores de más de 2,2 billones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here