(Tiempo de lectura: 3 min)

La empresa que centra su negocio en las entregas de alimentos en los domicilios, Deliveroo, alcanzó un valor de mercado de 7.100 millones de dólares (unos 5.800 millones de euros), luego de conseguir más fondos en una recaudación de 182 millones de dólares (150 millones de euros).

La compañía de origen británico tiene el respaldo del gigante del comercio electrónico, Amazon, de Jeff Bezos.

La reciente ronda fue liderada por dos de los nuevos inversores de Deliveroo, Durable Capital-Partners y Fidelity.

La empresa, que ha logrado un fuerte aumento en sus ingresos con los confinamientos en los distintos países, dijo este fin de semana que centrará su objetivo en 2021 de tener su oferta pública inicial en la bolsa de valores.

La compañía, aunque está bajo el mando de un CEO de los Estados Unidos (Will Shu), espera cotizar en la Bolsa de Londres.

Una OPI de Deliveroo podría valorar a la empresa en unos 13.700 millones de dólares, lo que significa unos 11.300 millones de euros.

Su salida a la bolsa podría materializarse en abril, de acuerdo con analistas del mercado.

De esta forma, Deliveroo sigue consolidándose como una de las compañías relacionadas con el delivery más relevantes del planeta. Las inversiones de grandes fondos como Durable Capital y Fidelity demuestran este crecimiento. 

La estrategia de inversión

Durable-Capital y Fidelity ya han invertido en el “Deliveroo estadounidense”, DoorDash, antes de que comenzara a cotizar en la bolsa de valores a finales de 2020. 

DoorDash valía algo más de 13.100 millones de euros, pero en su oferta pública inicial llegó a superar los 26.000 millones. En el mercado ahora ya vale casi 50.000 millones.

Deliveroo posee su base de operaciones en Gran Bretaña, donde su competencia directa es Uber Eats, lo mismo que en toda Europa y Asia.

En los Estados Unidos sus rivales son otros.

A través de su aplicación, Deliveroo lleva alimentos y bebidas con sus redes de envíos en bicicletas y motocicletas.

Nació en 2013 de la mano del mencionado Shu, un verdadero especialista en los bancos de inversión que vio un negocio que pocos habían explorado.

Dhu fundó Deliveroo con Greg Orlowski. Orlowski salió de la empresa tres años después y Shu se hizo cargo del negocio y sigue siendo el CEO.

Los analistas que conocen este segmento de negocio aseguran que una OPI sería beneficiosa para Deliveroo porque podría ser el final de un periodo de poca estabilidad en la compañía.

El tema es que como es habitual en este tipo de empresas de crecimiento veloz con el respaldo de capitales de riesgo, casi no ha obtenido ganancias desde que nació.

Deliveroo: del colapso a la rentabilidad

Deliveroo no la pasó bien con el inicio de las etapas de cuarentena más estricta en los distintos países de Europa.

Al comienzo, cuando los restaurantes no abrieron sus puertas, la compañía pensó que iba a tener un colapso.

El problema había comenzado unos meses antes, cuando los organismos que regulan la competitividad del mercado le negaron poder acceder a 570 millones de dólares de una ronda de financiación liderada por Amazon en el año 2019.

En esos momentos, Deliveroo se vio obligada a desprenderse de más de 290 empleados para bajar costes.

Pasaron largos meses hasta que la entidad antimonopólica inglesa le permitió acceder a la financiación luego de que se pudiera demostrar que no había amenazas en ese sentido.

Los beneficios de la compañía mejoraron con el avance de la pandemia cuando los restaurantes se adaptaron a las entregas a domicilio para poder sostener sus ecuaciones financieras y buscaron apoyo en este tipo de aplicaciones.

A finales de 2020, Deliveroo dijo que había logrado alcanzar la rentabilidad.

Sus más recientes informes de finanzas que se han dado a conocer de manera pública muestran que sus ingresos en el año 2019 fueron de 810 millones de euros y sus márgenes de beneficio bruto del orden del 23,8 por ciento, con una pérdida anual, antes de impuestos, de 324 millones de euros.

Un negocio que avanza

La industria relacionada con las ventas de alimentos ha mutado de manera vertiginosa en la última década.

Especialmente en el último lustro, con la aparición masiva de apps de entrega de comida en respuesta a las peticiones en línea. 

No es sencillo saber exactamente el volumen de dinero que ha significado este cambio en el modelo de negocio debido a la gran cantidad de jugadores que se han incorporado, desde nuevos tipos de comercios (como las llamadas “cocinas oscuras”) hasta las propias aplicaciones.

Para lograr un parámetro, únicamente en Estados Unidos, un cálculo de Technomic de 2018 dice que los clientes están ordenando comida a través de estas aplicaciones por un valor de unos 9.500 millones de euros anuales.

¿Es mucho? En ingresos, es un mercado que si perteneciera a una sóla empresa de preparación y venta de alimentos sería la quinta más relevante de los Estados Unidos.

Por arriba sólo estarían grandes “players” como Mc Donald’s, Burger King y KFC, por ejemplo.

En 2011, hace 10 años, de 370 restaurantes y cadenas de comidas consultados en un informe estadístico de Cornell, únicamente el 10 por ciento tenía un sistema de recepción y envío por delivery. 

Uno de los pioneros fue Postmates, que apareció en 2011. En 2013 nació DoorDash, que inició sus entregas en las sedes de grandes tecnológicas en Palo Alto, California.

En el año 2014 vio la luz el servicio de entrega de Uber.

Bolt

La estrategia de crecimiento de todas fue similar: a partir del fuerte ingreso de efectivo que arribó de fondos de capital de riesgo.

Technomic asegura que el mayor impulso en el negocio se logró en el momento en que McDonald’s, la cadena más grande de los Estados Unidos, empezó a hacer entrega a domicilios luego de firmar un contrato exclusivo con Uber Eats. Era el año 2017.

En 2019 abandonó la exclusividad y abrió el juego para que entraran DoorDash y GrubHub.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here