Actualidad Deliveroo tuvo un mal estreno en la Bolsa: las razones

Deliveroo tuvo un mal estreno en la Bolsa: las razones

Las acciones de Deliveroo no lograron lo que se esperaba en su debut en la Bolsa, lo que evidencia que el mercado es más cauto a la hora de invertir.

0
(Tiempo de lectura: 3 min)

Las acciones de Deliveroo se derrumbaron en su debut en el mercado de valores. Se trata de un efecto que está en línea con la inversión más cautelosa que se está haciendo en todos los activos relacionados con las tecnológicas desde el impacto de la pandemia de coronavirus.

La OPI de este miércoles 31 de marzo fue un traspié inesperado e indica que los inversionistas ya no compran cualquier debut en Bolsa, por más publicitado que éste sea, sino que se analiza más cuidadosamente cada detalle.

Las compañías relacionadas con el reparto de alimentos a domicilio figuran en el selecto conjunto de grandes ganadores de los aislamientos, cuando el Covid-19 empujó al confinamiento y a la paralización de todas las actividades.

Sin embargo, Deliveroo no parece haber podido capitalizar todo esta inercia y hoy está pagando la realidad de un sector que tiene potencial, pero que no encuentra la manera de obtener ganancias en el corto y mediano plazo.

Las acciones de Deliveroo cayeron en LSE

El debut de las acciones de Deliveroo fue un desastre. Tanto, que es el peor que se recuerde en la London Stock Exchange.

Los papeles cayeron un 31 por ciento en el día del estreno, otro 25 por ciento al día siguiente y se mantuvo en esos niveles la jornada siguiente.

Se esperaba todo lo contrario. De hecho, se hablaba que con esta OPI la Bolsa de Londres se iba a reivindicar como imán de nuevas cotizaciones para compañías disruptivas y enfocadas en las nuevas tecnologías.

Se calculaba que la London Stock Exchange podría ser un nuevo polo tech fuera de la Unión Europea tras el Brexit.

Si ese era el objetivo, claramente no se ha logrado.

Cuidado con las burbujas

El paupérrimo debut bursátil muestra, asimismo, otros problemas que tiene el mercado de valores en su conjunto.

Una de esas dificultades es, en realidad, una buena noticia: la inversión responsable.

La pandemia ha dejado como enseñanza que hay que tener mucho cuidado con las burbujas, no importa en el sector que se gesten. Todos deben prestar mucha atención.

La capitalización de inicio de Deliveroo fue de 8.950 millones de euros, la más importante en 10 años en el mercado de valores de Londres. Sin embargo, no tuvo la participación de importantes referencias para ese mercado.

Un mal comienzo para Deliveroo. Fuente: Investing.

Ni L&G Investment Management, ni AberdeenStandard Invest, ni Aviva Investors, tres de los más fuertes administradores de fondos del Reino Unido, participaron de la OPI de Deliveroo. 

Lo advirtieron antes y explicaron que la decisión se tomó porque el trato dispensado a los riders no se adecuaba al criterio de inversión social y responsable.

Los inversionistas argumentaron estar en contra del sistema accionario de clase doble, por el que el cofundador de la empresa, William Shu, mantendría el control de la compañía por al menos tres años. 

Estas dos razones impactaron, evidentemente, en el valor de las acciones ni bien fueron puestas a la consideración pública.

Problemas para Deliveroo

Entre las seis más importantes ofertas públicas iniciales que se han lanzado en el Reino Unido en este 2021, Deliveroo ha sido la única empresa que no logró mejorar su valoración en los días posteriores, de acuerdo con datos de Bloomberg.

Otra señal relacionada con la mala OPI de Deliveroo es el agotamiento que comienza a verse en las acciones tecnológicas luego del fuerte rally alcista en meses anteriores.

Ese aumento estaba relacionado más que todo con las perspectivas de crecimiento, algo que ahora ya no se advierte como tan contundente.

Si bien los inversionistas siguen interesados en las compañías tecnológicas y especialmente en las de perfil disruptivo, lo cierto es que están siendo mucho más selectivos a la hora de las compras. 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que está mejorando en forma significativa la rentabilidad de las deudas soberanas. Esto ha generado varios días de retrocesos en el Nasdaq. 

Otros debuts en la bolsa

Ya son varios los debuts en la bolsa que se han visto frustrados estas jornadas.

Hagamos un repaso.

  • La compañía de ecommerce InPost debutó en Amsterdam, pero sus acciones están ahora un 11 por ciento debajo del inicial. 
  • Otro ejemplo: la plataforma de negocios en la nube Digital Ocean, cuyos papeles se venden 12 por ciento por debajo de su estreno en Wall Street la última semana de marzo. 
  • Tampoco le fue bien a la compañía de tecnología de origen chino Bairong,cuyas acciones retrocedieron 17 por ciento desde su OPI en la bolsa de Hong Kong.

En contraposición a lo ocurrido con la valuación de Deliveroo está Glovo, que ha conseguido 455 millones de euros en la más importante ronda de financiación liderada por una startup de origen español en la historia.

Deliveroo es el principal accionista de Glovo, compañía que no tiene intenciones públicas de lanzar una OPI en los próximos tres o cuatro años, tiempo en el que espera que no se obtendrán ganancias.

Glovo.

La pandemia no se ha ido

La fallida salida a la bolsa de Deliveroo es una advertencia para nuevos intentos y deja en evidencia que si bien hay liquidez en el mercado, la realidad de la economía y las finanzas mundiales no son las mejores.

La pandemia sigue golpeando con fuerza y los inversores están especialmente cautelosos con cada uno de sus movimientos.

La prudencia es la palabra que más se puede ver en cada una de las decisiones de los grandes fondos de inversión.

Los primeros tres meses de 2021 hubo un récord de debut en las bolsas con un volumen que ronda los 200 mil millones de euros.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Salir de la versión móvil