(Tiempo de lectura: 3 min)

Danske Bank, la mayor entidad financiera de Dinamarca, optó por mantener el veto sobre los negocios con criptomonedas. También decidió prohibir en sus plataformas comerciales las transacciones respaldadas por estos activos, pese a las exigencias de sus clientes.

“Reconocemos que existe un importante mercado mundial de criptomonedas y que muchos clientes encuentran interesantes los cripto activos”, dijo el banco. Tanto Bitcoin como sus contrapartes son cada vez más populares en Wall Street, donde se ofrecen servicios que permiten a los clientes comerciar con este tipo de activos.

De acuerdo con Danske Bank, la razón detrás de su prudencia es que el negocio de los cripto activos no es lo suficientemente transparente. La institución financiera todavía está siendo investigada por blanqueo de dinero en Estados Unidos y Europa. Entonces, es especialmente sensible al riesgo de que los cripto activos se utilicen para delitos financieros. 

Igualmente, Danske Bank señaló que el mercado de las criptomonedas está parcialmente regulado. Por lo tanto, los consumidores no siempre cuentan con la protección que les podrían ofrecer otros productos financieros regulados.Asimismo, el mayor banco de Dinamarca resaltó que el costo de las criptomonedas es inestable. 

Por otro lado, las transacciones necesitan grandes cantidades de potencia informática y, en consecuencia, las emisiones de carbono también son elevadas. El consumo excesivo de energía no va acorde con el objetivo de Danske Bank de fomentar el desarrollo sostenible.

“Por estas razones, en la actualidad no es posible negociar con criptomonedas o instrumentos financieros basados en criptomonedas en las plataformas de Danske Bank. Generalmente desaconsejamos invertir en dichos activos”, explicó el banco. No obstante, el banco señaló que va a reconsiderar su postura respecto a las criptomonedas a medida que este evolucione y, sobre todo, se regule. 

Otros bancos de la región comparten la posición de Danske Bank

Los mayores bancos de la región nórdica están unidos en su escepticismo hacia las criptodivisas, a pesar de que el dinero en efectivo está siendo rápidamente sustituido por los pagos digitales. Así como Danske Bank, Nordea Bank prohibió el bitcoin y ni siquiera deja que sus trabajadores hagan negocios con él.

La razón por la que Nordea no quiere tener nada que ver con bitcoin “es porque no está regulado”, dijo el director ejecutivo de Nordea, Frank Vang-Jensen en una entrevista. Además, señaló que la criptomoneda es “de alto riesgo” y “muy volátil”, al igual que está presente su “riesgo de liquidez”.

Erik Thedéen, jefe de Supervisión Financiera de Suecia, alertó sobre el “riesgo significativo” de que los cripto activos puedan ser utilizados con fines delictivos.  “Las empresas financieras tienen que preguntarse si realmente quieren invertir en este tipo de activos o fomentar su crecimiento. Especialmente cuando no tienen ningún uso legítimo valioso evidente”, dijo.

Danske Bank dijo que estaba a la espera de ver cómo evoluciona la nueva legislación de la Unión Europea, la Regulación de los Mercados de Cripto Activos (MiCA). “Hacemos un seguimiento continuo de la evolución en el ámbito de las criptodivisas. A medida que el mercado de criptodivisas madure y se regule más, revisaremos nuestra posición”, anunció.

Igualmente, algunos accionistas de Nordea Bank sienten curiosidad ante el bitcoin. En la lista publicada de preguntas a los inversionistas, varios mencionaron la política del banco hacia la criptomoneda y si podría considerar incluirlo en su unidad de gestión de activos.

BBVA Suiza da luz verde a la compraventa de criptomonedas

Luego de medio año de pruebas, la filial de BBVA en Suiza autorizó la compraventa y custodia de bitcoin a todos sus clientes de banca privada. El sistema para la gestión de bitcoins está incluida en la app del banco. En ella se puede ver su evolución, junto a la del resto de activos, fondos o inversiones de los clientes. Por ahora, la entidad no ofrecerá asesoría en este tipo de inversiones. 

El servicio permite invertir y combinar los activos financieros tradicionales y los digitales en una misma cartera de inversión. “La integración aporta una gran ventaja en cuanto a la sencillez a la hora de operar, comprobar los estados de cuenta, declaraciones de impuestos, etc”, dijo el BBVA.

Mediante un wallet digital personalizado, los usuarios pueden convertir bitcoins a euros u otra moneda en curso y viceversa. El proceso es automático, sin retrasos y evita los momentos de iliquidez que afectan a otros monederos digitales o brokers independientes.

“Estamos llevando la calidad del servicio bancario al incipiente mundo de los cripto activos. Con esta innovadora oferta, BBVA se posiciona como entidad referente en la adopción de la tecnología blockchain. A lo largo de los próximos meses, continuaremos mejorando y ampliando la oferta de activos digitales”, afirmó el consejero delegado de BBVA Suiza, Alfonso Gómez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here