(Tiempo de lectura: 3 min)

Muchas cosas van a cambiar cuando la crisis del coronavirus pase a ser sólo un dramático recuerdo.

Distanciamiento social, limpieza extrema por temores al contagio de enfermedades, mayores precauciones ante el eventual contacto por personas desconocidas, son algunas de las alteraciones que seguramente perdurarán tras el pico del Covid-19.

Pero no serán todas: en materia de consumo, hay un dato que dio a conocer Visa que, según entiende la compañía, seguirá presente en los próximos años.

Se trata del mayor uso de las tarjetas de débito en reemplazo de las de crédito.

De acuerdo con la información de Visa, los consumidores podrían trasladar unos 100 mil millones de gasto de una forma de pago a la otra de manera anual. El objetivo sería “programar” de otra manera la utilización de su dinero.

De acuerdo con una publicación de Market Watch, el volumen de uso en mayo de 2020 de las tarjetas de crédito de Visa en los Estados Unidos crecieron un 0,26 por ciento. Por el contrario, las de débito de la misma compañía aumentaron un 12 por ciento.

La opinión de Oliver Jenkyn, vicepresidente ejecutivo de Visa para América del Norte, hay una tendencia del consumidor “que consiste en no gastar el dinero de otros sino de gastar su propio dinero”.

Esto, traducido a las tarjetas: la gente prioriza el débito al crédito.

El directivo de Visa habló de forma remota en la Conferencia Global de Consumidores, Tecnología y Servicios organizada por Baird.

El cálculo de Visa es que los consumidores podría llegar a trasladar unos 100 mil millones de gasto desde las tarjetas de crédito hacia las de débito.

Algo similar sucedió en 2008 y 2009, durante la crisis de las hipotecas subprime, e incluso también a fines de 2018, en medio de la incertidumbre por la llamada “guerra comercial” entre los Estados Unidos y China.

Pero esta vez no sería coyuntural. La profundidad de esta crisis podría hacer que a mediano y a largo plazo más compras migren a las tarjetas de débito.

Asimismo, Visa espera que, además de la tendencia hacia el uso del dinero disponible (y no el prestado a través del crédito), también crezca la utilización de tarjetas de crédito precargadas de bajo costo y sin ningún cargo de mantenimiento y renovación.

Las que perderían serían las tarjetas de crédito tradicionales con recompensas de viaje y límites de gasto alto, pero con tarifas anuales.

Más comercio electrónico por la pandemia

Por otra parte, Visa detectó un fuerte aumento en el gasto en comercios electrónicos en abril. Se trata de un crecimiento de 12 puntos porcentuales respecto de la medición previa.

Jenkyn dijo que no los sorprendió el dato por las restricciones a la circulación que se impusieron en la mayoría de los países para contener la ola de contagios de Covid-19.

Sin embargo, dijo que el incremento fue más notable de lo que esperaban y que se trata del mayor aumento de este tipo en Visa en los últimos años.

Según Visa, esto cambiará para siempre el mercado de las formas de pago. Se está construyendo una “memoria muscular –dijo Jenkyn– en torno a nuevas tecnologías que perdurarán incluso después de que los comercios puedan reabrir sus tiendas físicas de manera amplia”.

En el mismo sentido, para la compañía con sede en los Estados Unidos la pandemia también se ha convertido en un gran catalizador para la adopción de pagos sin contacto, algo que estaba creciendo pero que ahora “explotó”.

Los pagos a través de códigos QR en teléfonos móviles crecieron por la preocupación sobre la propagación de gérmenes cuando se abona a través de medios más tradicionales.

Datos de Visa del primer trimestre de 2020 en América Latina dicen que en ese periodo se sumaron a las compras electrónicas 13 millones de titulares de tarjetas que nunca habían hecho una.

De acuerdo con Jack Forestell, director de Producto de Visa, si bien cuando se retorne a la normalidad las transacciones volverán al mundo físico, los pagos se seguirán haciendo de manera remota.

Es un cambio que será permanente, entienden en Visa.

Impacto en Visa y Mastercard

Cuando comenzó la pandemia, a comienzos de 2020, tanto Visa como Mastercard redujeron las previsiones de crecimiento para todo el año.

En marzo, Mastercard advirtió que los ingresos netos en el comienzo de 2020 probablemente recibirían un impacto de entre dos y tres puntos porcentuales si el brote se mantenía en los meses siguientes.

Esto sucedió, por lo que seguramente los números anuales de Mastercard se verán afectados.

Desembarco en peligro

La pandemia ocurrió justo cuando las dos mayores operadoras de tarjetas de crédito estaban tratando de fortalecerse en el mercado de las nuevas formas de pago y en sus negocios en China.

Por ejemplo, en febrero pasado, Mastercard, a través de una compañía china bajo su control, NetsUnion Clearing, completó todos los trámites para que la banca del país de Xi Jinping la habilitara para ampliar su desembarco.

Visa y American Express, igualmente, esperaban este año tener los permisos del Banco Popular de China (una especie de banco central) para también hacer pie en el gigante de Asia. 

No es un mercado menor, por eso el fuerte interés de tomar posiciones relevantes.

En China hay más de 8.190 millones de tarjetas bancarias circulando, nueve de cada 10 de ellas son de débito.

Los medios de pago por estos días están dominados por grandes jugadores locales como Alipay, parte del conglomerado chino Ant Financial, y por WeChat Pay, que integra el ecosistema de compañías del servicio de mensajería, a su vez propiedad de Tencent Holdings.

Es por esto que las grandes mundiales de las tarjetas de crédito, Mastercard, American Express y Visa, deberán esforzarse más de lo habitual para tomar cuota de mercado en China.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here