(Tiempo de lectura: 4 min)
La Organización Internacional del Trabajo calcula que la crisis de la covid-19 podría destruir 195 millones de empleos. En el caso de Europa, la destrucción de puestos de trabajo podría superar los 12 millones

La crisis sanitaria de la covid-19 y el parón económico que ha conllevado está haciendo estragos en el tejido productivo de la mayoría de economías occidentales. De la misma manera, en España el empleo se vio ya perjudicado en los datos de marzo del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE). Durante solo 15 días de confinamiento, el paro registrado cerró con más de 3,5 millones de personas paradas. Una cifra que supone un aumento en 302.265 personas respecto al mes anterior. Un incremento del 9,31%. Y todavía más ilustrativos son los datos de afiliación a la Seguridad Social. Según la propia información difundida por el SEPE, a 31 de marzo de 2020 había en España un total de 18,45 millones de afiliados. Una cifra que supone una pérdida de 833.979 afiliados durante los 31 días de marzo.

Pero el impacto de la covid-19 en el empleo no es exclusivo de España. La mayoría de economías occidentales ven cómo el parón económico producido por la covid-19 está realizando estragos en la empleabilidad. El dato más llamativo lo contamos en Estados Unidos dónde, a pesar de no haber decretado un lock down en todo el territorio, la tasa de paro se ha disparado en los últimos días. Según datos del gobierno federal, en poco más de una semana 6,6 millones de trabajadores solicitaron registrarse para recibir la prestación de cese de actividad laboral. Unos datos que si se suman al total de personas registradas en el paro estadounidense durante las últimas semanas eleva la cifra a 16,6 millones.

Estos últimos datos en EE.UU rompen una racha histórica tras 113 meses creando empleo. Aunque el verdadero impacto de la covid-19 en el empleo de Estados Unidos se conocerá a principios de mayo, los primeros indicadores muestran una destrucción de empleo sin precedentes.

La organización Internacional del Trabajó prevé la destrucción de 195 millones de empleos

La crisis económica producida por la covid-19 podría tener efectos devastadores para el empleo de todo el mundo. Según la última previsión realizada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula la destrucción en 195 millones de puestos de trabajo. La propia organización internacional calcula que el mayor impacto se producirá en el sud-este asiático, pero también prevé afectaciones considerables para occidente. En concreto, se calcula que la crisis de la covid-19 podría destruir 12 millones de empleos a tiempo completo en Europa.

En este sentido, la OIT ha alertado que los efectos sobre el empleo podrían ser superiores a los sufridos en la crisis financiera de 2008 y 2009. Por sectores, prevé que la hostelería, la restauración, la industria manufacturera y el comercio minorista sean las profesiones más afectadas. Sin embargo, también prevé impacto generalizado en las actividades empresariales y administrativas.

En España la covid-19 podría haber destruido 4,3 millones de empleos

Contemplando los 800.000 empleos menos contemplados por la Seguridad Social más los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y las bajas médicas, la destrucción en empleo en España podría superar actualmente los 4 millones de parados. En referencia a los ERTEs, y a falta de datos homogéneos, se calcula que actualmente más de 3 millones de personas podrían haber visto interrumpida su actividad laboral. Una cantidad que si se le suman las bajas en la Seguridad Social, y los trabajadores de baja (en torno a los 250.000) se superarían los 4 millones.  Según el propio Gobierno español, hoy, con la retomada de la actividad laboral en muchas Comunidades Autónomas, la tasa de empleo presencial ha sido de un 27%.

Italia prohíbe los despidos laborales durante el confinamiento

El gobierno italiano prohibió el 17 de marzo que las empresas puedan despedir a sus empleados por motivos económicos. La medida, que tiene una duración de dos meses, pretende destruir el menos empleo posible durante esta pandemia. Paralelamente, el gobierno puso a disposición ayudas de hasta 25.000 millones de euros con una movilización de más de 350.000 millones públicos.

Sin embargo, según cálculos del Instituto Nacional de Estadística Italiano (ISTAT) cerca de 2,2 millones de empresas italianas se encuentran en stand by. Esta cifra supone cerca de la mitad del tejido productivo del país y engloba a 7,4 millones de trabajadores. Tomando estas cifras como referencia, durante el primer semestre del año la economía italiana podría caer un 10%. Solo con el sector turístico, que emplea a más de 3,5 millones de personas en Italia, se prevé una destrucción masiva de empleo.

Francia cuenta con 6 millones de trabajadores en paro parcial

La ministra de Trabajo del gobierno francés, Murielle Penicaud, reveló la semana pasada que  la cifra de trabajadores que se han acogido al paro parcial alcanza ya los 5,8 millones de asalariados. Esto supone un 25% de los empleados del sector privado.  Uno de cada cuatro empleados del sector privado. “Somos el único país con este nivel de paro parcial”, afirmó Penicaud. Un nivel récord que podría costar hasta 20.000 millones de euros en tres meses.

Alemania admite que el paro subirá

En Alemania la cuota de paro en marzo de 2020 disminuyo, a diferencia del resto de economías europeas. Actualmente la economía alemana cuenta con 2,3 millones de personas desempleadas, lo que supone un 5,1% de la población activa. Sin embargo, el ministro alemán de Trabajo y Asuntos Sociales, Hubertus Heil, aseguró la semana pasada que la crisis de la covid-19 destruirá empleo en el país germano. Heil admitió que el impacto en el empleo de esta crisis será, probablemente, peor que la crisis económica y financiera de 2008. Por el contrario, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales alemán aseguró que el país “está preparado” para paliar los efectos sociales del desempleo.

Bruselas propone una ayuda al desempleo

Ante esta situación, la Comisión Europea ha puesto en marcha una propuesta de subsidio por desempleo de corto plazo. El objetivo de la medida sería la inyección de hasta 10.000 millones de euros para las economías con mayor destrucción de empleo. Una cantidad que aumentaría hasta los 80.000 o 100.000 millones de euros mediante la aportación de los Estados miembro.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here