(Tiempo de lectura: 2 min)

TSMC, la empresa taiwanesa de fabricación por contrato de semiconductores más grande del mundo, anunció este 9 de noviembre que construirá la primera fábrica en Japón, en la prefectura de Kumamoto, en un acuerdo con Sony Group.

La inversión de capital inicial es de unos 7.000 millones de dólares. Sony, a su vez, invertirá otros 500 millones de dólares en la empresa conjunta que se conformará para operar la fábrica.

La producción de manera masiva está programada para comenzar a finales de 2024.

Esta novedad había sido adelantada por El País Financiero a comienzos de octubre de este año.

Gran parte del mérito de atraer a TSMC es del gobierno japonés, que desde hace meses está intentando conseguir aliados en empresas privadas locales para sumar a TSMC a su territorio.

El Estado nipón entiende que TSMC, que tiene una de las capacidades tecnológicas líderes en el mundo puede ayudar a que el país tenga una provisión estable de semiconductores. Para lograrlo, gobierno planea respaldar el plan de construcción a través de un subsidio de varios cientos de miles de millones de yenes. En un comunicado conjunto, TSMC y Sony lo confirmaron: “Hemos considerado para hacer la inversión la novedad de que vamos a recibir un fuerte apoyo del gobierno japonés”.

Conformación accionaria de la nueva compañía

La mayoría de las acciones serán propiedad de TSMC y esa firma asumirá el control. Sony Semiconductor Solutions, una subsidiaria de semiconductores de Sony, adquirirá menos del 20 por ciento de las acciones.

Se espera que la nueva planta emplee a unas 1.500 personas y que la capacidad de producción mensual sea de unos 45 mil obleas de 300 mm.

La idae es que el sitio de construcción sea adyacente a la fábrica de Sony en la ciudad de Kikuyo, prefectura de Kumamoto.

Allí, Sony produce semiconductores con anchos de línea de circuito de 22 a 28 nanómetros (nano es una mil millonésima parte de un metro).

Aunque no es un producto de vanguardia, se considera un importante semiconductor ampliamente utilizado en el mundo industrial, como para automóviles y productos de tecnología de la información.

Según los medios japoneses, el Gobierno local creará un marco de subvenciones para poder abarcar en la reglamentación el apoyo a la construcción de una nueva fábrica de TSMC.

Con la oferta de semiconductores muy escasa y la demanda muy alta, Japón espera que este sea un marco legal para poder subsidiar a otras empresas que están construyendo nuevas fábricas en ese país. Siempre con la condición de que respondan a eventuales solicitudes de aumento de producción y que prioricen el suministro a Japón.

De acuerdo con Asia Nikkei, que la nueva planta de TSMC sea la primera en ser certificada bajo esta nueva norma y que los recursos financieros estatales estén asegurados por el presupuesto suplementario para el año fiscal próximo.

Una vez que se apruebe oficialmente el marco para el apoyo, el gobierno japonés pagará a TSMC un subsidio de hasta varios cientos de miles de millones de yenes. Será el subsidio más grande e inusual jamás otorgado por Japón a ninguna empresa con sede en el extranjero.

Estrategia de TSMC

TSMC produce actualmente más del 90% de los semiconductores en Taiwán. Fuera de ese país, tiene una gran fábrica en Nanjing, provincia de Jiangsu, China, y actualmente está construyendo una nueva planta en Arizona, en los Estados Unidos.

Cuando la fábrica japonesa esté terminada, será la tercera base de producción más importante en el extranjero después de Estados Unidos y China.

Con la escasez de semiconductores convirtiéndose en un problema global, las actividades para atraer a cada país se están volviendo más activas desde el punto de vista de la seguridad económica.

Alemania y otros países también están negociando con TSMC para instalar fábricas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here