(Tiempo de lectura: 7 min)

IOTA es uno de los proyectos más disruptivos dentro del mundo de los activos digitales.

A diferencia de la mayoría de los otros desarrollos, en los que se habla de las cadenas de bloques, tecnología que subyace detrás de cada criptomoneda, en IOTA no hay nada de eso. No hay blockchain, validaciones, mineros ni tarifas.

Se puede decir que IOTA es un proyecto que si bien forma parte del ecosistema de las criptomonedas, lo hace en un camino que marcha a un lado de la “autopista” principal que conforman bitcoin, ethereum, cardano y las stablecoins.

Su bajo perfil, no hace al proyecto IOTA menos ambicioso. Nada de eso. De hecho, se puede decir que IOTA es uno de los desarrollos más originales y con más potencial, porque su objetivo final es incorporar las criptomonedas a la llamada internet de las cosas (Internet of Things, IoT).

Creado por un conjunto de desarrolladores alemanes, basa su funcionamiento en la tecnología llamada Tangle que, según sus defensores, es más escalable, veloz y “liviana” que la lógica que siguen las cadenas de bloques.

Aquellos que defienden invertir en IOTA aseguran que se convertirá en la base de una nueva revolución industrial sostenida en la utilización masiva y económica de la internet de las cosas.

IOTA invertir Internet of Things
Las ciudades del futuro contarán con tal cantidad de dispositivos conectados a Internet que se requerirán protocolos y redes específicas para conectar todos los dispositivos. IOTA pretende ser esta red necesaria para dar soporte a las infraestructuras del futuro inminente | Imagen vía Internet of Business.

Sus fundadores dicen que, a largo plazo, IOTA será la moneda que servirá de intercambio seguro en megaproyectos revolucionarios como ciudades y sistemas de transporte intercontinentales inteligentes, entre otras muchas aplicaciones. ¿Será así?

Antes de comprar IOTA: Lo debes saber de esta criptomoneda

IOTA y el internet de las cosas

Por definición, IOTA es una de las tantas tecnologías de registro de datos distribuida, pero que en su caso se asienta en una arquitectura única (la mencionada Tangle) enfocada en un concepto matemático denominado Directed Acyclic Graph (DAG).

El protocolo IOTA, que como muchas criptomonedas aún está en fase de desarrollo, fue fundado en 2016 por David Sonstebo, Sergey Ivancheglo, Dominik Schiener y Serguei Popov, quienes forman parte de IOTA Foundation, organización sin fines de lucro que lleva adelante la tecnología y el proceso de generalizar su adopción.

Desarrolladores de IOTA

Una prueba de su constante evolución es que desde marzo de 2021, IOTA soporta contratos inteligentes. La novedad fue anunciada en un “IOTA Talk” en el que Schiener repasó los detalles y calificó al hecho como “un nuevo horizonte que hasta hace unos años no podía imaginarse”.

En el evento, el cofundador de IOTA dijo que la criptomoneda que fundaron soluciona los problemas que tienen las blockchain, como la falta de escalabilidad para los contratos inteligentes, la imposibilidad de adecuación a la IoT y las elevadas tarifas por el uso de las redes.

¿Qué es Tangle?

Volviendo a Tangle, la plataforma tecnológica que sustenta a IOTA, hay que decir que se trata de una plataforma de nodos interrelacionados, pero de una manera diferente a las blockchains.

Cualquier usuario de IOTA está obligado a confirmar dos transacciones que no sean propias antes de poder concretar la suya. Esto es así por dos razones:

  • Por un lado, en IOTA no hay mineros, como en muchas otras cripto. Esto supone que la resolución de los algoritmos matemáticos que verifican cada transacción, como ocurre en bitcoin, no se pueden llevar a cabo de forma libre, sino que las realizan los usuarios que operan con IOTA.
  • Por otra parte, este proceso de verificación de transacciones es posible hacerlo con un simple teléfono móvil y un ordenador. No hacen falta granjas de minería ni tarjetas gráficas de alto poder (y desgaste). Este es un punto a favor de IOTA, ya que no implica el consumo de energía que conlleva bitcoin y por el que es muy criticado en los últimos tiempos desde el lado del cuidado del medio ambiente.
IOTA arquitectura Tangle vs Blockchain
A la izquierda podemos ver la estructura de validación del blockchain tradicional; a la derecha la eficiente arquitectura del sistema de validación Tangle, la base de IOTA. | Vía Wikimedia.

¿Por qué no hay comisiones? Porque como cada uno de los usuarios de IOTA debe hacer otras transacciones ajenas antes de materializar la propia, la recompensa es, precisamente, la posibilidad de enviar o recibir sus propias criptomonedas. En el caso de la minería “tradicional”, los mineros cobran incentivos económicos para verificar transacciones de terceros.

IOTA tiene una interesante ventaja en este punto, que es el volumen: por ahora ha sido capaz de alcanzar las 10.000 transacciones por segundo, frente a no más de 10 de bitcoin, 20 de ethereum, 30 de Dash y hasta 60 de Litecoin.

Además, debido a la arquitectura de IOTA, la escalabilidad es teóricamente ilimitada: a más transacciones y más nodos conectados en Tangle más aumenta la capacidad de procesar transacciones.

IOTA es sinónimo de velocidad y comisiones “cero”

El suministro máximo de IOTA es de 2.779.350.283 tokens, con la totalidad en circulación. Un millón de IOTAs conforman un Megaiota o MIOTA, como se puede ver listada en los exchanges porque es la unidad que se usa para la compra y venta de activos.

Cuando la Fundación lanzó la venta colectiva, se comercializaron 999 millones de token de utilidad (que no es lo mismo que las monedas de participación en las ganancias). Esto produjo ingresos por 1.330 bitcoins. Cada BTC, en aquel momento, valía 320 dólares, por lo que con el tiempo seguramente la Fundación ha solventado parte de su inversión en el desarrollo de IOTA a partir de las ganancias obtenidas con la apreciación del valor de bitcoin (en agosto de 2021 cotiza alrededor de los 50.000 dólares).

Este es uno de los puntos fuertes de IOTA, porque los expertos del sector entienden que la IOTA Foundation tiene fondos suficientes como para invertir millones en el desarrollo de la criptomoneda. De hecho, los cofundadores poseían el 5 por ciento de los token que estaban en circulación y en 2017 los vendieron para destinarlos a lo que describieron como “la formación de ejércitos de desarrolladores dispuestos en todas partes del mundo”.

La principal meta de IOTA es ofrecer transacciones rápidas y seguras entre cosas (dispositivos) en real time. La idea es permitir que esto se logre con microtransacciones de hasta U$S 0,001, sin tener que abonar tasas por procesamientos de pago.

IOTA es (potencialmente) resistente a ataques cuánticos

Otra de las fortalezas de IOTA es que, de acuerdo con sus defensores e inversores, es resistente a la inexorable llegada de la computación cuántica. ¿Qué es esto? La computación cuántica es un nuevo nivel de computación porque superará la velocidad de resolución de los procesos a niveles impensados. Miles, millones de veces más rápido que en la actualidad.

Esto, se cree, podría perjudicar a todas las criptomonedas basadas en minería proof-of-work, que se volverían obsoletas y vulnerables a “ataques cuánticos”.

IOTA seguridad ataques
Los creadores de IOTA defienden que Tangle sería potencialmente resistente a ataques cuánticos.

Por el contrario, no afectaría a IOTA (siempre potencialmente, porque nadie tiene la certeza de que sea así), ya que en el sistema Tangle un hackeo de esta naturaleza sólo equivaldría a emitir millones de transacciones de IOTA a alta velocidad. Algo que sería un beneficio para la red.

Los problemas que IOTA ha tenido con la seguridad: ¿Ventaja o debilidad?

Una de las debilidades que puede tener IOTA es su seguridad. En general, sus detractores no hablan de la velocidad, ni del potencial en la internet de las cosas, ni en las comisiones insignificantes, sino de uno de los puntos clave de las criptomonedas: la vulnerabilidad.

En 2017, a poco de haber sido lanzada, IOTA soportó un hackeo de wallet que produjo un crack en el precio. Esta violación en la seguridad le hizo perder mucho volumen de transacciones y, sobre todo, apoyo de las grandes empresas, ya que temieron que la red aún no estuviera suficientemente madura.

De hecho, antes del hackeo, ocupaba un lugar de privilegio entre las principales criptomonedas (llegó a ser top 5), con una capitalización de mercado de más de 12.500 millones de dólares.

En febrero de 2020, padeció otro ataque, por lo que IOTA Foundation tuvo que cerrar toda su red durante una semana después de que los hackers explotaran una vulnerabilidad en la aplicación oficial de la billetera de la red para robar fondos de los usuarios.

Para evitar nuevos problemas, IOTA actualiza periódicamente su protocolo para dotar a la red de un mayor rendimiento y, espacialmente, estabilidad y seguridad en el sistema.

La última actualización, IOTA Chrysalis, se produjo en abril de 2021. La criptomoneda se alejó del protocolo que tenía y migró a uno nuevo, más sólido y seguro, que proporciona nuevas herramientas para los programadores, compañías y casas de cambio.

¿A qué precio puedes comprar IOTA? ¿Cómo ha evolucionado su cotización?

La cotización de IOTA (o MIOTA) tuvo su punto máximo en diciembre de 2017, cuando llegó a valer casi 5,4 dólares. En ese momento, la explosión en el precio (+1.400% en menos de un mes) se fundamentó en el partnership con algunas de las grandes compañías de tecnología, como Microsoft, Audi, Volkswagen y Fujitsu, por ejemplo. (Aquí puedes encontrar los partnerships más importantes que tiene IOTA).

Aunque el acuerdo no prosperó, el sólo hecho de que el gigante fundado por Bill Gates pusiera su atención en IOTA sirvió para sumarle una amplia “comunidad” a la criptomoneda.

Desde entonces, el precio de IOTA vivió años de letargo (por debajo de los 0,50 dólares), hasta que a comienzos de 2021 “despertó”, en paralelo con muchas de las demás altcoin del ecosistema cripto.

IOTA precio histórico
IOTA tuvo su máximo histórica en diciembre de 2017, cuando alcanzó más de $5 por moneda. Actualmente IOTA vuelve a encontrarse en movimiento alcista, cotizando actualmente por encima de $2. | Vía Coinmarketcap.

Su nuevo pico lo hizo en abril de 2021, cuando llegó a 2,53 dólares, menos de la mitad que su máximo histórico. Este dato, para los traders avanzados, es la principal señal que dice que tiene un potencial enorme para crecer.

¿Es un buen momento para comprar IOTA?

En los últimos días hemos podido observar como un enorme volumen de compradores entraba en IOTA, haciendo que su precio se disparara hasta los 2,4 dólares (un crecimiento del +140% en 4 días). De seguir esta tendencia, IOTA podría testear inminentemente su máximo alcanzado en 2021 (2,7 dólares).

comprar IOTA precio reciente

De romperse este anterior máximo y si la tendencia alcista sigue dominando el ecosistema cripto, IOTA con gran probabilidad iniciará una carrera en busca de su máximo histórico de 2017 (unos 5 dólares).

En otras palabras: desde una perspectiva basada en en análisis técnico y considerando los vientos alcistas del ecosistema cripto, todo apunta a que estamos ante una buena oportunidad de comprar IOTA, con considerables retornos potenciales por delante.

 

Cómo comprar IOTA ahora mismo con un broker regulado

Si deseas comprar IOTA (MIOTA), la opción favorita y recomendada por El País Financiero es el bróker eToro.com, una plataforma de inversión utilizada por más de 20 millones de usuarios, con sede en Londres y autorizada por el CySEC y la FCA (la entidad reguladora del Reino Unido).

Legal & risk warning: eToro is a multi-asset platform which offers CFD and non CFD products. 67% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider. You should consider whether you can afford to take the high risk of losing your money. Cryptoassets are highly volatile unregulated investment product. No EU investor protection. Your capital is at risk. Other fees apply. For more information, visit etoro.com/trading/fees.

En España, eToro está registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores con número de registro 2534 (aquí su registro).

Cuando se trata de comprar criptomonedas como IOTA, eToro nos ofrece grandes ventajas respecto sus competidores: Es de los pocos brokers regulados que nos permite invertir en criptomonedas reales y no en productos derivados (como Contratos por Diferencia, que tienen mayores riesgos y comisiones).

Otro punto importante a favor de eToro es que permite añadir fondos a tu cuenta de forma inmediata mediante tarjeta de crédito, Paypal o transferencia bancaria (entre otros). En pocos minutos podrás depositar fondos e invertir en IOTA u otras criptomonedas.

> Crea gratis tu cuenta en eToro.com para comprar IOTA <

 

Legal & risk warning: eToro is a multi-asset platform which offers CFD and non CFD products. 67% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider. You should consider whether you can afford to take the high risk of losing your money. Cryptoassets are highly volatile unregulated investment product. No EU investor protection. This content is intended for information and educational purposes only and should not be considered investment advice or investment recommendation. Indicative prices for illustration purposes. Past performance is not an indication of future results. Trading history presented is less than 5 complete years and may not suffice as basis for investment decision. eToro USA LLC does not offer CFDs and makes no representation and assumes no liability as to the accuracy or completeness of the content of this publication, which has been prepared by our partner utilizing publicly available non-entity specific information about eToro. Your capital is at risk. Other fees apply. For more information, visit etoro.com/trading/fees.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here