(Tiempo de lectura: 6 min)

¿Qué motivos de peso podrías tener para comprar Bitcoin hoy en día, en pleno 2020?

No hay duda alguna que el mundo de las criptomonedas lleva unos meses lleno de optimismo y con una clara tendencia alcista que ha empujado el precio del Bitcoin a cruzar la importante barrera psicológica de los $10.000.

Este simple motivo –el atisbo de optimismo generalizado, así como el positivismo de las previsiones de muchos analistas del mercado— podría ser motivo suficiente para llevarte a desear comprar Bitcoins.

Sin embargo nosotros, el equipo editorial de El País Financiero, tenemos otros argumentos de peso que nos llevan a ser optimistas sobre el futuro inmediato del Bitcoin: Argumentos que obtenemos al proyectar y comprar la evolución histórica del precio del Bitcoin ante la anatomía de las grandes burbujas económicas de la humanidad.

Si no quieres escuchar nuestros argumentos a favor de la criptomoneda dominante –eres libre de hacerlo– te invitamos a pasar directamente a la parte final del artículo, donde te explicamos cómo puedes comprar bitcoin en 5 minutos, con Paypal o tarjeta de crédito y de forma totalmente segura.

Bitcoin: Una “burbuja pinchada” es una gran oportunidad de compra

Los argumentos que te resumimos a continuación los hemos desarrollado más extensamente en el artículo 2020: Un gran momento para invertir en Bitcoin. Sin embargo, para hacerlos más accesibles, te los presentamos de nuevo a continuación.

Mediados de diciembre de 2017. Se produce el pinchazo de la “Burbuja Bitcoin”. Después de un largo periodo alcista con un crecimiento exponencial en el precio del Bitcoin, pasamos de forma inesperada a una abrupta caída de los precios.

Un pinchazo en toda regla.

Hablamos de “Burbuja” no sólo por la anatomía del gráfico que vemos sobre estas líneas; también lo hacemos por el comportamiento que tuvieron los medios de comunicación y los ciudadanos en los momentos previos al pinchazo.

Las criptodivisas, y más específicamente el Bitcoin, se colaban diariamente en la agenda mediática internacional. Miles y miles de ciudadanos sin conocimientos de inversión se abalanzaban a comprar Bitcoin y, al ver el rendimiento que obtenían en cuestión de días o semanas, compraban aún más y recomendaban hacer lo mismo a sus amigos y familiares.

“Si queremos conseguir resultados superiores a la media debemos hacer justo lo contrario que la mayoría” – Warren Buffet

Ya lo dijo el gran inversor Warren Buffet: “Si queremos conseguir resultados superiores a la media debemos hacer justo lo contrario que la mayoría. […] Me muestro avaricioso cuando el resto tiene miedo y tengo miedo cuando el resto son avariciosos”.

Para muchos la “Burbuja Bitcoin” fue la primera que vivieron en sus vidas. Pero para los que llevamos décadas analizando mercados el déjà vu fue evidente.

De hecho, los que supimos reconocer su anatomía y anticiparnos a su pinchazo nos lucramos con ella –y bastante.

Todas las burbujas económicas que ha habido en la historia de la humanidad comparten muchas, muchísimas características. No hablamos solamente de las características socioculturales (presencia continua en los medios de comunicación, FOMO –del inglés Fear Of Missing Out, miedo a perderse algo– la avalancha de inversores minoristas sin conocimientos de inversión…); también nos referimos a los aspectos puramente técnicos.

Veámoslo con más detalle:

La Burbuja de las Puntocom vs. la Burbuja Bitcoin

Aunque la Burbuja de las Puntocom pueda resultar lejana para muchos es la burbuja histórica más cercana que tenemos.

Nos encontramos a finales de 1998. Un grupo de empresas –cuyo precio en bolsa sube a cada día que pasa, exponencialmente– está en boca de todos.

Estamos hablando de Ask, Yahoo, Altavista… y un largo etcétera de innovadoras empresas cuyo ámbito de actividades es Internet. Son la “fiebre del oro” del momento. El ciudadano medio se lanza a comprar acciones de estas empresas, sumándose a la fiesta e imaginándose rico y retirado en unos pocos meses.

Sin embargo, el fatídico 20 de marzo del 2000 la “Burbuja de las Puntocom” se pincha y se una tremenda caída en picado que parece no tocar nunca fondo:

En el gráfico vemos reflejado el pinchazo de la Burbuja de las Puntocom en el Nasdaq Composite.

¿No os resulta familiar este gráfico?

¿Acaso su anatomía no muestra un claro paralelismo con el pinchazo de la “Burbuja Bitcoin”?

Curiosamente durante la “Burbuja de las Puntocom” también hubo un sinfín de periodistas, analistas y economistas que afirmaron tajantemente que “eso de Internet” no tenía futuro alguno, que no tenía aplicaciones reales, que estaba basado en la pura especulación y no tenía valor subyacente alguno…

¿No os resulta también familiar este discurso?

Sigamos avanzando comparando por un momento la “Burbuja de las Puntocom” con la “Burbuja Bitcoin”.

Arriba, la “Burbuja de las Puntocom”; Abajo, la “Burbuja Bitcoin”.

Como se puede apreciar ambos gráficos tienen un enorme similitud, con la diferencia de la línea temporal: Mientras el gráfico del Nasdaq comprende un periodo de 15 años, en del Bitcoin comprende 2,5 años. Es decir, el mercado de las criptodivisas parece tener una velocidad de crecimientos 6 veces más rápida que el mercado bursátil tradicional.

Ambos gráficos, de hecho, describen la conocida y estudiada anatomía de una burbuja económica:

Hasta este punto estamos de acuerdo en el innegable paralelismo de todas las burbujas económicas de la historia.

Sin embargo éste es sólo nuestro punto de partida.

Lo que nos interesa en este artículo es saber qué ocurre después del pinchazo de una burbuja.

¿Qué ocurrió después del pinchazo de la “Burbuja de las Puntocom”?

Cuando una burbuja se pincha el mercado se libra de especuladores e inversores aficionados para volver así a su crecimiento orgánico y saludable. Los pinchazos no son más que necesarias y bruscas correcciones de mercado que purgan un activo y le permiten seguir creciendo con naturalidad.

Y eso es exactamente lo que pasó después del pinchazo de la Burbuja de las Puntocom:

El mercado no sólo se recuperó, si no que alcanzó nuevas cotas hasta antes nunca vistas. En efecto, uno de los mejores momentos de la historia para invertir en las Puntocom fue justamente después del pinchazo de su burbuja.

Y este es el mismo momento exacto en el que nos encontramos en la evolución del Bitcoin.

Bitcoin: ¿Dónde estamos y cuándo comprar?

Como ya habrás adivinado si has llegado a estas alturas del artículo nuestro pronóstico sobre el futuro del Bitcoin es muy optimista. De hecho nos atrevemos a afirmar que estamos ante el segundo mejor momento histórico para comprar Bitcoin.

El primero fue hace ya unos cuantos años, en la fase de “early adopters” (los pioneros, compradores anticipados) que compraron Bitcoin cuando éste costaba céntimos y era conocido sólo por una minoría.

El segundo mejor momento para comprar Bitcoin es ahora. Justo después del pinchazo de la Burbuja. Cuando casi nadie habla de él.

De hecho si seguimos con nuestro paralelismo entre el precio del Bitcoin y la Burbuja de las Puntocom, vemos que el actual momento es prometedor:

La línea verde muestra la evolución del precio del Bitcoin; La línea azul muestra la evolución del NASDAQ durante y después del pinchazo de la “Burbuja de las Puntocom”. El marcador de posición indica dónde nos encontramos hoy en día en la evolución del Bitcoin.

Volviendo a las palabras de Warren Buffet que hemos citado unos párrafos más arriba: “Me muestro avaricioso cuando el resto tiene miedo y tengo miedo cuando el resto son avariciosos”.

El actual instante es el momento preciso en el que nos tenemos que sentir avariciosos. Justo ahora, cuando los demás aún tienen demasiado miedo para actuar.

Este es el momento de ser avariciosos, de comprar y llenar nuestros bolsillos de Bitcoins.

¿Cómo puedes comprar Bitcoin en minutos, sin complicaciones y con total seguridad?

Actualmente comprar Bitcoin puede ser un proceso simple, rápido y seguro. Gracias a nuevas empresas del sector Fintech comprar y vender criptodivisas dista mucho de ser tan complejo como lo era anteriormente.

La opción favorita y recomendada por El País Financiero es el bróker eToro.com, una plataforma de inversión utilizada por más de 10 millones de usuarios, con sede en Londres y autorizada por el CySEC y la FCA (la entidad reguladora del Reino Unido).

Legal & risk warning: eToro is a multi-asset platform which offers CFD and non CFD products. 62% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider. You should consider whether you can afford to take the high risk of losing your money. Cryptoassets are highly volatile unregulated investment product. No EU investor protection.

Además, eToro.com ha pasado con éxito nuestro proceso de verificación y auditoría: Lo que significa que cuenta con todas las garantías, estándares de seguridad, fiabilidad y liquidez que exigimos a un bróker para aprobar con éxito nuestras altas exigencias.

¿Cómo puedes comprar Bitcoins en unos pocos minutos gracias a eToro.com?

1. Creas una cuenta sin coste alguno en la página de eToro en español

El proceso de registro en eToro es sencillo: En cuanto hayas rellenado el primer formulario ya tendrás acceso a la siguiente pantalla:

En ella podrás ver varios instrumentos destacados donde puedes invertir: Acciones, criptomonedas, índices, materias primas…

2. Depositas los fondos que quieras usar para comprar Bitcoin

Antes de poder comprar cualquier activo deberás depositar los fondos a utilizar. Para ello haz click en el botón “Depositar fondos” de la esquina inferior izquierda. Llegarás a la siguiente pantalla:

En nuestro caso caso depositamos 1.500€ y escogemos hacerlo mediante Paypal. eToro pone a nuestra disposición múltiples formas de depósito: Tarjeta de crédito, transferencia bancaria, Sofort, etc.

Por cierto, eToro funciona con dólares estadounidenses ($), así que la cantidad que depositemos en euros será automáticamente convertida a dólares.

3. Compras las criptodivisas que desees

Con los fondos depositados sólo nos queda buscar el activo que queremos comprar: Bitcoin en nuestro caso. Para ello hacemos click en la sección “Instrumentos” del menú izquierdo y llegaremos a una pantalla donde se nos muestran múltiples criptomonedas que podemos comprar:

Para comprar Bitcoins sólo tenemos que buscar el activo con el símbolo BTC y hacer click en “Comprar”. Al instante se nos abrirá el siguiente diálogo:

Introducimos la cantidad que queremos comprar ($500 en nuestro caso) y hacemos click en “Ejecutar Operación”. En unos instantes la operación será efectiva y seremos los orgullosos poseedores de una porción de Bitcoin valorada en $500.

Llegado el momento en que queramos vender nuestros activo y tomar los potenciales beneficios, eToro también nos ofrece la opción de vender los Bitcoins u otras criptodivisas que poseamos a precio real del mercado. Cuando vendamos nuestros activos veremos al instante en nuestra cuenta los dólares procedentes de cerrar la operación, que podremos transferir a nuestra cuenta bancaria o reinvertir en otros de los múltiples instrumentos y acciones que eToro pone a nuestra disposición.

¡Prósperos (potenciales) beneficios!

Legal & risk warning: eToro is a multi-asset platform which offers CFD and non CFD products. 62% of retail investor accounts lose money when trading CFDs with this provider. You should consider whether you can afford to take the high risk of losing your money. Cryptoassets are highly volatile unregulated investment product. No EU investor protection. This content is intended for information and educational purposes only and should not be considered investment advice or investment recommendation. Indicative prices for illustration purposes. Past performance is not an indication of future results. Trading history presented is less than 5 complete years and may not suffice as basis for investment decision.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here