(Tiempo de lectura: 3 min)

Los grandes ganadores de los años de bonanza pueden ser los mayores perdedores del tiempo de la pandemia del coronavirus. Se trata de los bancos de inversión, un poderoso grupo de compañías que deberán prepararse para meses que, se espera, serán muy complicados.

En líneas generales, la mayor parte de los bancos globales de inversión corre serio riesgo de ver sus caer al piso sus ganancias en 2020.

Sin embargo, el impacto del coronavirus no será igual para todos. Las previsiones de los analistas de mercado habla de un golpe más fuerte en los prestamistas europeos, que -a priori- son vistos como más vulnerables que sus competidores estadounidenses. Es más, estos últimos, cuando se vea la “película completa” de la crisis del covid-19, tal vez hasta pueden llegar a salir favorecidos y ganar cuota de mercado.

ARTÍCULO RELACIONADO

4 razones para comprar acciones de Amazon en pleno COVID-19

Las acciones de Amazon llevan años siendo la "niña bonita" del mercado bursátil por la estabilidad y rentabilidad continua que han ofrecido desde que...

Un informe elaborado en conjunto por las consultoras Oliver Wyman y Morgan Stanley dice que incluso en el escenario más optimista de un rápido rebote de la economía, los bancos de inversión en su conjunto verán caer el 100 por ciento de sus ganancias esperadas para 2020.

El informe completo en PDF.

Ese escenario optimista es el que dice que “la normalidad” se reestablecería en un periodo de seis meses y que habría pérdidas de entre 30 mil millones y 50 mil millones de dólares.

Por el contrario, en un modelo más pesimista, calificado como “profunda recesión global” y que duraría al menos un año (o más), la investigación dice que algunos bancos, los más débiles, caerán.

En este escenario, las pérdidas globales de los bancos de inversión serían de entre 200 mil millones y 300 mil millones de dólares. Un verdadero desastre.

De acuerdo con el estudio de investigación, la banca en mejor posición para asimilar la crisis es la de Wall Street, en comparación con la europea, en especial aquellos que tiene mayor escala.

Crisis coronavirus

Particularmente se menciona al JP Morgan como el prestamista más rentable y que “probablemente utilizará la crisis para obtener una mayor participación en el mercado de los prestamistas europeos más pequeños”.

Entre los bancos en situación más grave para enfrentar la crisis derivada de la pandemia del covid-19 están los alemanes Deutsche Bank y el Commerzbank, que ya estaban en dificultades desde antes de la llegada del coronavirus.

Estas entidades tiene muy pocas posibilidades de absorber una ola de préstamos impagos, que es lo que se prevé sucederá en pocos meses.

Otros, siempre según el mismo estudio, como Credit Suisse y UBS, son los prestamistas europeos mejor posicionados para enfrentar los problemas que se vienen, en gran medida gracias a que se alejaron a tiempo de la banca de inversión y derivaron el corazón de sus negocios hacia la gestión de patrimonio y activos.

Otro estudio, en este caso del European Central Bank, muestra que el sistema bancario de la eurozona ya estaba golpeado cuando comenzó el 2020. El informe dice que los rendimientos promedio habían caído al 5,2 por ciento en 2019, menos de la mitad que sus pares estadounidenses.

Y un problema adicional: a diferencia de la crisis financiera de 2008, los bancos ya no pueden compensar parte de la caída de las ganancias recortando miles de millones en costos, debido a que a esa estrategia ya la complieron al seguir las estrictas normas de regulación que siguieron a la debacle de las hipotecas subprime.

Volviendo a los bancos más complicados, esta crisis reflota el temor de una caída del Deutsche Bank, es el quinto banco más grande de Europa, sólo superado por HSBC, BNP Paribas, Credit Agricole y Barclays.

La economía paralizada por el coronavirus

Las disposiciones de los gobiernos para contener el avance de la pandemia detuvieron la economía y, con ella, las transacciones financieras y comerciales están acotadas. Esto redujo el campo de acción de los bancos, cuyas finanzas están siendo monitoreadas por todos los bancos centrales.

Coronavirus mercados wall street

De hecho, frente al desarrollo del coronavirus, los gobiernos y los bancos rectores de las economías estatales dispusieron medidas excepcionales para apoyar a las empresas a través de garantías para préstamos millonarios con la idea de bombear miles de millones de dólares de financiamiento barato.

¿Alcanzará? Es una pregunta que por ahora no tiene respuesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here