(Tiempo de lectura: 3 min)

La economía estadounidense sumó 4.8 millones de empleos en junio, lo que bajó a 11,1 % la tasa de desempleo en el país, reveló un informe del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.

El informe publicado un día antes de lo habitual por el feriado del 4 de junio, da cuenta de un récord de ganancias laborales que superó con creces las expectativas de empleo que se tenían.

Las cifras de empleo previas indicaban que con el rebrote de coronavirus la destrucción de empleos se había agudizado, sobre todo en el sur y el oeste del país

La reapertura estadounidense disparó las cifras de empleo a niveles sorprendentes. Expertos financieros encuestados por Dow Jones, habían previsto un aumento de 2.9 millones de desempleados y una tasa de desempleo del 12.4%. Otros pronosticadores esperaban que se perdieran 8 millones de empleo y que tasa de desempleo llegara al 20%.

Récord de empleo histórico

El empleo dio un gran salto desde mayo al pasar de los 2.7 millones a 4,8 millones en junio. El total de empleos de junio es hasta ahora el mayor récord de empleo en un mes en toda la historia de EE.UU.

“El anuncio de hoy demuestra que nuestra economía está repuntando. Está volviendo extremadamente fuerte”, comentó el presidente Donald Trump durante una conferencia de prensa ofrecida inmediatamente después de la publicación de estas cifras que calificó de “históricas”. El mandatario enfatizó que hubo una fuerte caída en el desempleo para los negros al caer del 16,8% al 15,4%.

Los números reflejan la situación del empleo de los 50 estados después de que la pandemia golpeó a buena parte del país. Sobre todo a las empresas de servicios.

El informe de empleo, impactó positivamente a la bolsa de Nueva York. Los futuros de Wall Street registraron ganancias superiores a los 400 puntos en la apertura de este jueves.

Signos de recuperación económica

“Mirando más allá de los datos de empleo de junio, han surgido signos preocupantes en los últimos días con respecto a un retroceso en el tráfico de las tiendas y el gasto, probablemente vinculado al resurgimiento de covid-19”, señaló el analista económico senior de Bankrate.com, Mark Hamrick.

“Se cree ampliamente que la economía se está recuperando ahora que nos hemos deslizado silenciosamente en el tercer trimestre, la fortaleza y la sostenibilidad de la recuperación siguen en riesgo”, añadió.

Tal vez lo que más preocupó del informe del Departamento del Trabajo del jueves, fue el alto número de empleos perdidos de forma permanente que alcanzó los 2.8 millones.

Antes del brote de coronavirus, cerca del 90 % de los empleos perdidos habían sido descritos como temporales. Esto indica que los trabajadores tenían la expectativa de volver a su trabajo después que pasara la pandemia.

Dos quintos de los empleos recuperados en junio se ubican en el sector hotelero y del ocio que ha sido uno de los más golpeados por la pandemia. Aunque justamente esos empleos son los de mayor riesgo debido al coronavirus. En las últimas semanas también los bares y restaurantes en algunos estados han tenido que reducir el servicio.

Impacto económico de la desaceleración

“Esta desaceleración va a tener un impacto, absolutamente. Qué grande es difícil de decir. Hay muchas incógnitas, y sería una tontería en el lado fiscal retirarse ahora del estímulo”, puntualizo Steve Blitz, economista jefe de Estados Unidos en TS Lombard.

En otro informe por separado el Departamento de Trabajo dijo que las nuevas solicitudes de desempleo se mantuvieron altas hasta la semana pasada. Más de 1,427 millones de estadounidenses presentaron solicitudes de desempleo, a pesar de que se esperaba una cifra inferior (1,38 millones).

Los reclamos continuos aumentaron en 59,000 casos a 19.3 millones, lo que puso de relieve que el problema de desempleo se exacerbó probablemente por la presencia permanente de covid-19 y su impacto económico.

Los blancos han sido más favorecidos

El mes pasado el empleo en el comercio minorista subió en unos 740,000 puestos. Mientras que en mayo la ganancia fue de 372,000 y se perdieron un total de 2.4 millones durante los meses de marzo y abril. Con respecto a febrero el déficit de empleo neto para el sector es de 1.3 millones.

Aunque la tasa de desempleo se contrajo durante los últimos dos meses consecutivos, la mejora ha sido desigual según las diferentes razas. En junio, la tasa de desempleo para los trabajadores blancos fue del 10.1%. En cambio las tasas de desempleo para otras minorías étnicas fueron más altas. Los trabajadores negros o afroamericanos 15.4%, los asiáticos 13.8% y los hispanos o latinos 14.5%.

Respecto a la tasa de desempleo juvenil, para los adolescentes con edades de entre 16 y 19 años el desempleo fue del 23,2% en junio. En los últimos años, la tasa de desempleo para esta categoría de edad ha sido fue del 15%.

Según ADP, una firma de procesamiento de datos, en junio el sector privado sumó cerca de 2.4 millones de empleo.

Los datos del informe de empleo fueron recopilados antes de que se produjera un aumento considerable de los contagios en la segunda quincena de junio. Muchas empresas del sur y el oeste de EE.UU, entre ellos restaurantes y bares, tuvieron que volver a restringir el número de clientes en sus locales por órdenes del gobierno.

Es probable entonces que en el siguiente informe de empleo de junio esta situación se vea reflejada en las cifras de empleo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here