(Tiempo de lectura: 2 min)

Si bien la Unión Europea está analizando el mundo de las monedas digitales y la posibilidad de implementar algún sistema en ese sentido, lo cierto es que no se espera que haya un reemplazo del efectivo.

Lo dijo la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde. “No puede reemplazar completamente al euro”, sentenció la ex titular del Fondo Monetario Internacional.

Hablando en una reunión –realizada de manera remota– de la Asamblea Parlamentaria Franco-Alemana el pasado 21 de septiembre, Lagarde declaró que el banco estaba explorando “los beneficios, riesgos y desafíos operativos” de una moneda digital del Banco Central Europeo, pero que no se trata de pensar en un reemplazo en el mediano ni corto plazo de la moneda física.

“Un euro digital podría ser un complemento, no un sustituto, del efectivo”, afirmó Lagarde, para luego decir que “podría proporcionar una alternativa a las monedas digitales privadas y garantizar que el dinero soberano permanezca en el centro de los sistemas de pago europeos”.

Antes, el 10 de septiembre, Lagarde había dicho que aún no se había tomado una decisión sobre si introducir o no un euro digital.

Igualmente, había adelantado que “en unas semanas”, anunciaría la creación de un grupo de trabajo especial para estudiar los efectos potenciales de una moneda virtual en Europa.

El euro digital, en carpeta

Lagarde apoya desde hace tiempo la idea de desarrollar criptomonedas en la zona euro con la idea de avanzar hacia la digitalización.

Ya cuando era la principal referencia del Fondo Monetario Internacional, dijo que estaba de acuerdo con que las distintas instituciones de la Unión Europea se adaptaran al entorno financiero cambiante a partir de la llegada de las criptomonedas.

Más allá de las intenciones, Lagarde explicó que la pandemia puede ser un impedimento para la aplicación de un desarrollo de esta naturaleza. 

Dijo que la economía europea se enfrenta a una “crisis sin precedentes” con la pandemia de coronavirus y que la recuperación será “desigual e incompleta”, por lo que todo dependerá de cómo sea la salida del Covid-19.

Según Lagarde, la moneda digital del Banco Central Europeo proporcionaría, además, una alternativa a las monedas digitales privadas (como el Bitcoin) para que utilicen todos los ciudadanos de la UE, lo que aseguraría que el dinero soberano permanezca en el centro de los sistemas de pago europeos.

El temor de los organismos reguladores y de gobiernos es que una criptomoneda masivamente popular podría amenazar el poder de los bancos centrales para controlar la política monetaria e, incluso, provocar un cambio en el uso del dinero fiduciario.

Algo de eso ocurrió cuando Facebook Lanzó Libra, lo que fue percibido como una amenaza para las políticas monetarias de todos los países.

Entienden que Libra, que aún no fue lanzada, iba a llegar para usurpar el derecho soberano de los estados a emitir sus propias monedas, lo que podría ser un desastre.

¿Realmente le queremos dar tal poder a intereses privados? ¿Esto podría traer consecuencias sobre la estabilidad comercial y financiera del mundo? Eran las preguntas que se hacían los políticos cuando Mark Zuckerberg anunció el lanzamiento de su moneda virtual basada en las redes sociales.

Los gobernantes se dieron cuenta que la herramienta más poderosa de un estado, su política monetaria, pudiera ser socavada por entidades que no están sujetas al control.

El mes pasado, en otro discurso, Lagarde había expuesto que otros países fuera de Europa habían tomado la delantera en la innovación de pagos y analizó que un euro digital le permitiría al bloque recuperar el terreno perdido.

Luego dijo que un futuro euro digital podría usarse para pagos minoristas y ser accesible para una amplia cantidad de personas en toda la región.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here