(Tiempo de lectura: 3 min)

Mientras en el resto del mundo aún se sigue lidiando con las esquirlas que ha dejado la crisis del coronavirus. En China, la pandemia parece haber quedado atrás. 

Así lo demuestran los últimos datos que ha dejado trascender oficialmente el gigante de Asia, a través del primer ministro Li Keqiang.

El segundo de Xi Jingping en cuestiones económicas anunció este viernes 5 de marzo que la segunda economía más grande del mundo apuntará a un crecimiento superior al 6 por ciento este año, un dato impensado cuando golpeaba la pandemia.

Li también se refirió a las expectativas que tiene el gobierno de China respecto de las relaciones con los Estados Unidos e hizo alusión a los diferentes acuerdos comerciales internacionales.

Las expresiones de Li se dieron en conjunto con Xi en una sesión de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el evento parlamentario y político más relevante del año.

Hay que tener presente que el fuerte crecimiento también se relaciona con la baja base de comparación que ha dejado la pandemia, con números paupérrimos, especialmente en los primeros cuatro meses de 2020.

Producto interno bruto para 2021

China consiguió un avance del 2,29 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2020.

Fue la única economía importante del mundo que no se contrajo con la crisis sanitaria.

Li dio a conocer el objetivo de crecimiento para 2021 en un estudio producido especialmente por el Ejecutivo para ser expuesto ante el Legislativo este viernes.

El encuentro es parte de una serie de reuniones parlamentarias anuales. Cada año, en marzo, se establecen los objetivos económicos y políticos de la nación china.

En un largo discurso, Li mencionó –en forma general– aspectos muy positivos relacionados con la recuperación de la economía del país luego de la pandemia, y señaló algunos problemas (habló de “debilidades”) especialmente en la recuperación del consumo.

También dijo que están complicadas las condiciones para las pequeñas empresas y que hay presión sobre el empleo.

Empleo

Según dijo Li, en 2021 China espera una tasa de desempleo urbano que se ubicaría entre el 5 y el 6 por ciento de la población activa, para lo que deberán crearse más de 10,5 millones de trabajos nuevos.

Este dato es similar a lo obtenido en 2019 y superior al de 2020.

Según las previsiones, China espera una inflación del 3 por ciento en 2021.

Por otra parte, Li destacó que seguirán apostando por el desarrollo de la ciencia y de la tecnología con la idea de “prevenir los riesgos en los sectores financieros”.

Biden Xi

Estados Unidos, China y un vínculo complicado

Respecto de los acuerdos internacionales, Li se expresó particularmente sobre la situación con los Estados Unidos. Habló de promover el “beneficio mutuo” sobre las bases de la igualdad y el respeto.

Por otra parte, dijo que tratarán de acelerar en un acuerdo de libre comercio con Japón y otro con Corea del Sur, dos potencias de la región.

También analizará unirse al acuerdo del transpacífico.

La salida de este acuerdo comercial (conocido por las siglas CPTPP) fue una de las primeras acciones del ex presidente de los Estados Unidos Donald Trump, lo que en los hechos derrumbó el tratado.

Todavía no está claro si el actual titular de la Casa Blanca, Joe Biden, intentará reflotar o no la presencia de los Estados Unidos.

La tensión entre los Estados Unidos y China han traspasado las disputas comerciales, ingresando a conflictos tecnológicos (como la disputa con Huawei) y sanitarios (como las denuncias sobre el origen del coronavirus).

Relaciones internacionales de China

Financieramente, Li dijo que China por ahora no tiene planes para emitir nuevos bonos para combatir los efectos de la pandemia.

También aseguró que la relación entre el déficit y el PIB sería de 3,18 por ciento, menor que la meta expuesta en marzo de 2020 (del 3,55 por ciento).

Asimismo, el primer ministro confirmó que se mantendrán todos los compromisos vigentes para fortalecer la inversión extranjera en las industrias chinas y que se impulsarán nuevos acuerdos.

Por otra parte, confirmó que se fortalecerá la preparación militar del ejército y se optimizará la tecnología vinculada a la defensa del país.

El gasto militar previsto aumentará casi un 7 por ciento respecto de 2020, hasta 190 mil millones de euros, aproximadamente.

Xi Jinping

Taiwán y Hong Kong

Respecto con la relación con Taiwán, Li dijo que no tolerará ninguna intención separatista y que disuadirá cualquier actividad relacionada con esa idea.

También aseguró que el gobierno central chino optimizará los mecanismos de conexión política con las regiones semi-autónomas de Hong-Kong y Macao.

Hay que tener en cuenta que una de las metas para 2021 es la de modificar el sistema electoral de Hong Kong con la idea de que sólo los partidarios del gobierno central puedan supervisar a esa región.

El encuentro, que generalmente es tan importante como simbólico en China, este año adquirió una relevancia mayor ya que se trata del comienzo del plan de desarrollo quinquenal de China.

Es el decimocuarto plan de estas características en la historia del gigante asiático.

Además, también es el centenario del Partido Comunista Chino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here