(Tiempo de lectura: 4 min)

Un anuncio de la SAMR, organismo del estado chino que regula el mercado, cayó como un balde helado en las oficinas de Alibaba.

El ente regulador le comunicó que está analizando en detalle una serie de denuncias que indican que el gigante tecnológico chino está llevando a cabo prácticas monopólicas.

Según la investigación, Alibaba obliga a los comercios que venden en su ecosistema de plataformas a firmar acuerdos de exclusividad para impedirles ofrecer productos o servicios en sitios de comercio electrónico rivales.

Como parte de la investigación de la SAMR, una de las compañías estudiadas será Ant Group (ex Ant Finance), el brazo financiero de Alibaba.

Las denuncias se multiplicaron especialmente durante la celebración del Día del Soltero, la fiesta de compras por internet que iguala en volumen de operaciones al Black Friday y al Cyber Monday, ¡juntos!

De acuerdo a la información preliminar con que cuenta el organismo estatal chino, el comportamiento monopólico se centra en la práctica de “elegir uno de dos”, por lo que los vendedores se ven obligados a cerrar sus cuentas en otros sitios, ya que Alibaba y sus plataformas dominan claramente el mercado.

Coronavirus en Asia

El poder de Alibaba

La decisión de la SAMR no se está ejecutando por sí sola, claramente el gobierno de Xi Jinping ha tomado un camino dirigido a tratar de controlar uno de los pocos mercados que se le está escapando de las manos: el comercio electrónico interno en China.

Los gigantes tecnológicos –donde está Alibaba, pero también Tencent– están ganando cada vez más poder y Beijing se está preocupando.

El poder de Alibaba, fundado por el magnate Jack Ma, no ha parado de crecer en la última década y su influencia supera lo que podría tolerar cualquier gobierno, especialmente el chino.

Los organismos reguladores están muy preocupados por los miles de millones de clientes que Alibaba y Tencent han acumulado en estos años y por la influencia que tienen en la vida diaria en China, tanto en las decisiones de compras como en los medios de pago.

La compañía de Ma, cómo una pequeña hormiga, se convirtió en un gigante muy difícil de controlar.

El brazo financiero es la gran preocupación

Ant Group, que antes se llamaba Alipay, se vio obligado a detener su cotización en la bolsa de valores. Habría sido el lanzamiento más grande del mundo este año. 

Los entes reguladores de China decidieron impedir por un tiempo la oferta pública inicial (OPI) unos pocos días antes del lanzamiento, planteando una grave preocupación por su servicio de microcréditos.

Sin embargo, muchos entienden que una de las verdaderas razones es que Ma, en una conferencia que brindó vía streaming en octubre, criticó la actividad de los organismos reguladores.

Incluso habló pestes del sistema bancario chino.

El multimillonario fundador de Alibaba dijo que los bancos de China operaban con la mentalidad de una “casa de empeño”.

Esto no gustó en el seno del gobierno chino y, creen algunos, provocó que el estado apuntara ahora hacia sus empresas todos sus cañones.

Desde que Ma hizo ese comentario, el gobierno introdujo nuevas y muy estrictas normas antimonopólicas en todo el sector tecnológico, lo que generó una disminución de alrededor de 114 mil millones de euros en el valor de mercado de Alibaba.

Esto equivale a cerca de un 16 por ciento.

La salida a la cotización pública de Ant se calculaba que llegaría a unos 28.100 millones de euros.

Normas estrictas

En un comunicado dado a conocer este jueves en China, el Banco Popular de China, que funciona como el banco central del país, dijo que la reunión planeada con Ant Group tiene como objetivo orientar a la empresa a implementar prácticas financieras supervisadas que permitan la competencia leal para proteger los derechos e intereses legítimos de los consumidores.

Tras la advertencia, Ant respondió que analizará seriamente las normas y que las cumplirá estrictamente como lo hace siempre con todos los requisitos reglamentarios.

Al gobierno chino le preocupan todos los tentáculos que compañías como Alibaba están extendiendo en el mundo de la venta online, pero muy especialmente lo que hacen a través de sus compañías financieras, como Ant Group.

Temen por el masivo involucramiento en el lucrativo negocio de los créditos personales.

Jack Ma: lejos, pero cerca

A los 57 años, Ma dejó en los hechos la presidencia de su gigante holding. De hecho, dijo que se jubilaba para dedicarse a la beneficencia. 

Sin embargo, en los hechos, eso no ha ocurrido, y ha seguido involucrado en los negocios de la empresa. Todos los analistas indican que tiene aún una fuerte influencia sobre el holding por la gran cantidad de acciones que detenta.

Alibaba nació en los albores del siglo 21 y tiene a su cargo plataformas de comercio minorista, tanto de compañía a compañía, de empresa a consumidor y de consumidores entre sí.

Su expansión no ha hallado límites, tanto en el mundo de los negocios financieros como hasta en otros ámbitos, como la producción de películas y series y en el universo de los videojuegos.

La decisión de avanzar sobre Alibaba, Tencent y todas las compañías que lleven adelante prácticas monopólicas se tomó en las últimas semanas en una gran reunión de representantes del gobierno con el líder Xi Jinping.

En la segunda semana de diciembre, Alibaba fue sancionada con la obligación del pago de 490.000 yuanes, unos 61 mil euros, por no haber comunicado debidamente una compra de una compañía.

El coronavirus aceleró el negocio de Alibaba

Si bien la idea de fijar la mirada en este tipo de empresas ya estaba decidida tiempo antes, todo se aceleró con la pandemia de Covid-19.

El coronavirus obligó a miles de millones de chinos a quedarse en sus casas y a comprar todo a través del comercio electrónico.

Esto disparó las ventas de las plataformas de manera exponencial. Al igual que sus ganancias y el poder sobre todo el mercado.

En efecto, según Alibaba, sus ingresos crecieron un 31 por ciento en el tercer trimestre fiscal de 2020, en relación con el mismo periodo de 2019.

Obtuvo 154.900 millones de yuanes, unos 20.000 millones de euros.

Siempre de acuerdo con la información de los estados contables de Alibaba, los clientes de la compañía gastaron en ecommerce casi 500 mil millones de yuanes (59 mil millones de euros) sólo en la primera semana de noviembre, cuando se celebró el Día del Soltero. 

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here