(Tiempo de lectura: 4 min)

La agresiva apuesta de Cellnex en su política de adquisiciones adoptada en un contexto pandémico está conllevando sus frutos. El operador de telecomunicaciones cerrará el 2021 con pérdidas importantes, pero sus ingresos también se están disparando en los últimos meses. Esta encrucijada entre riesgo e inversión está siendo bien valorada por los inversores, que confían en la nueva política de la compañía. Invertir hoy en Cellnex sale relativamente más caro que hace un año. Si en noviembre de 2020 las acciones de Cellnex se situaban alrededor de los 48 euros, un año más tarde se eleva hasta los 53,6 euros.

Pero la arriesgada política de adquisiciones de Cellnex también dibuja ciertos riesgos a la hora de invertir. La cotización en el Ibex-35 de la compañía de telecomunicaciones marcó un máximo histórico en el mes de agosto, con un precio por acción de 60 euros. La línea ascendente de la cotización de Cellnex iniciada en 2021 se truncó en el tercer trimestre. Sin embargo, los inversores analizan la disminución de la cotización de Cellnex como una tendencia a la estabilización para los próximos trimestres.

La principal duda que vuela en el ecosistema inversor respecto a las acciones de Cellnex recae en si su apuesta de adquisiciones es demasiado arriesgada en un contexto postpandémico. La compañía acumulaba en el tercer trimestre del año unas pérdidas de 145 millones de euros. La cifra es considerablemente superior a los 84 millones de pérdidas, pero no hace temblar el pulso a los dirigentes de la compañía para proseguir en su política de expansión. Las pérdidas de Cellnex se explican tras la inversión de 8.300 millones de euros desembolsada en lo que llevamos de año. ¿Conseguirá la compañía rentabilizar su apuesta por la expansión empresarial?

2.500 millones de facturación a finales de año: las previsiones de crecimiento de Cellnex

Todo hace prever que la política de adquisiciones de Cellnex generará sus frutos relativamente pronto. La dirección de la empresa calcula que la cifra de facturación de Cellnex Telecom se elevará hasta los 2.500 millones de euros este 2021. Pero el nivel de endeudamiento de la empresa se dispara. Al cierre del tercer trimestre del año, la deuda de Cellnex se elevaba hasta los 8.613 millones de euros. Una cifra un 53% superior a la existente al finalizar el 2020, cuando se situaba en 6.500 millones de euros.

La buena liquidez de la compañía, de 14.300 millones entre tesorería y deuda no dispuesta tranquiliza a los inversores, que visualizan la captación de la empresa como una oportunidad para disparar sus resultados. El anuncio de la semana pasada, con el que se hacía oficial la absorción de Cellnex de la compañía francesa Hivory, hace desembarcar Cellnex como uno de los principales operadores de telecomunicaciones de Europa. Sin embargo, España sigue siendo el principal mercado del a compañía, acaparando el 23% de los ingresos de Cellnex. Estos porcentajes podrían variar sustancialmente en 2022, haciendo incrementar su cuota de mercado en Italia y Francia.

La adquisición de Hivory convertirá a Cellnex en un operador de telecomunicaciones neutro en el país galo. Trabajará con tres de las cuatro operadoras móviles del país. De este modo, Cellnex reafirma su voluntad de convertirse en un “operador neutro” como apuesta estratégica de la compañía. “La compartición de las infraestructuras, liberando recursos financieros de dichos operadores; impulsando procesos de racionalización de los emplazamientos existentes; y acelerando el despliegue de nuevos emplazamientos que aseguren la extensión eficiente y fluida de la cobertura 5G en el país”, aseguraba el consejero delegado de Cellnex Telecom, Tobías Martínez, en el comunicado de compra de la francés Hivory.

Cellnex confirma las previsiones de crecimiento para 2021: el principal argumento para invertir en la compañía española

La nota informativa de Cellnex confirma la consecución de los objetivos de facturación determinados por la empresa para este 2021. De hecho, Cellnex ya elaboró una previsión al alza de sus resultados para el año efectuada en el primer trimestre del año. Al cierre del primer trimestre, Cellnex aseguró que las previsiones para este año serían un 5% superiores a las previstas inicialmente. Y lo ha hecho a pesar de las complicaciones que supuso el Brexit a la hora de absorber la británica CK Hutchison a finales del año pasado. Cellnex ha cambiado el objetivo y visualiza Francia como el gran mercado a explotar. Un mercado que ya supone su tercera principal cuota de ingresos con un 15% de la facturación de la compañía.

Por otro lado, los fondos europeos Next Generation EU pueden ser una oportunidad para la operadora de telecomunicaciones. La capacidad de Cellnex para desplegar la red 5G coincide con los objetivos estratégicos de la Comisión Europea de digitalizar la economía del viejo continente. Y las inversiones generadas por los fondos europeos irán vinculadas a estos objetivos estratégicos, identificándose una inversión considerable para el despliegue del 5G.

El parón que supuso la Covid-19 para el despliegue de la quinta generación de tecnología móvil se podrá retomar, con más fuerza aún, con los 700.000 millones de euros que desembolsará la Comisión Europea en los próximos tres años.

El 72% de las grandes empresas de Europa tienen previsto invertir en 5G en los próximos tres años

Pero la generación de negocio que puede ganar el 5G no vendrá solo del sector público. El tejido empresarial se muestra convencido de la necesidad de invertir en nuevas tecnologías en los próximos años. De hecho, un 72 % de las grandes empresas tiene previsto invertir en el 5G en los próximos cinco años, según el informe The 5G Business Readiness Report elaborado por Nokia Bell Labs.

La inversión en telecomunicaciones se disparará en los próximos años. Cellnex lo sabe y por eso ha desempeñado en 2021 una inversión sin precedentes. Se trata de una apuesta arriesgada porque puede poner en riesgo la salud financiera de la empresa. Pero si las previsiones de inversión se cumplen, Cellnex Telecom estará posicionada de la mejor forma para dar respuesta a la demanda creciente del 5G.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here