(Tiempo de lectura: 3 min)

La Comisión Europea (CE) aprobó este martes el paquete de ayuda social y laboral por unos 20,000 millones de euros, propuesto por el gobierno español que preside Pedro Sánchez para ayudar a empresas y trabajadores autónomos que están siendo afectados por la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, Bruselas señaló que las iniciativas de España consistentes en dos sistemas de avales, son “conformes a las normas de la Unión Europea (UE) en materia de ayudas estatales”.

El presidente español, Pedro Sánchez, ya había anunciado que su gobierno tenía la intención de lanzar un paquete de ayuda por 200.000 millones de euros, destinados a paliar los efectos económicos y sociales de la crisis.

La mitad de estos recursos se entregarían en forma de avales públicos para préstamos solicitados por empresas, mientras que 80.000 millones de euros serían para cubrir las coberturas de riesgo y las moratorias de hipotecas. Otros 18.000 millones, ayudarían a reforzar los gastos sanitarios y la adopción de medidas de asistencia para trabajadores y familias en situación vulnerable.

El organismo que preside la alemana Ursula von der Leyen, ha aprobado de esta manera los dos sistemas para España bajo el amparo del Marco Temporal de medidas de ayuda estatal para apoyar la emergencia económica, causada por el alarmante brote de COVID-19.

La Comisión Europea consideró que tales medidas “son necesarias, adecuadas y proporcionadas” y sirven de remedio para enfrentar una “grave perturbación en la economía” de España.

Ayuda para los autónomos y las Pymes

La vicepresidenta ejecutiva de la CE, Margrethe Vestager, dijo que “el impacto económico del brote de coronavirus es grave. Estamos trabajando, junto con los Estados miembros, para paliar este impacto en la medida de lo posible. Y necesitamos actuar de forma coordinada”.

Expresó así mismo que “con estos dos sistemas de garantía sobre nuevos préstamos y operaciones de refinanciación, España ayudará a los trabajadores autónomos y a las pequeñas y medianas empresas afectados por el brote de coronavirus a capear la crisis”.

La propuesta del gobierno de España, consiste en dos sistemas de avales o garantías sobre nuevos préstamos y operaciones de refinanciación, destinados a proteger a trabajadores autónomos y a pequeñas y medianas empresas (PYMES), por un lado. Por el otro, apoyar a las grandes empresas que también han resultado afectadas por la pandemia de origen chino.

El objetivo de la ayuda es que las empresas dispongan de la liquidez necesaria para que puedan garantizar el mantenimiento del mayor número de empleos y retomen sus actividades productivas lo más pronto posible.

Cobertura del sistema de avales

La Comisión Europea explicó que el sistema de avales cubre garantías sobre préstamos de explotación que son limitadas en cuanto a su vencimiento y magnitud. Igualmente, imponen un límite del riesgo que asume el Gobierno por hasta un máximo del 80%, en el caso de los autónomos y las pymes, mientras que para las grandes empresas es del 70%.

Así se garantiza que la ayuda aprobada podrá estar disponible para el sector laboral y empresarial muy rápidamente en condiciones favorables, y destinada a quienes en realidad la necesitan.

Las medidas aprobadas por la Comisión Europea, implican que haya una retribución mínima y que se implementen mecanismos de salvaguarda, a fin de garantizar que la ayuda se canalice efectivamente a través de la banca a los sectores que la necesitan.

“Seguimos trabajando en estrecha cooperación con los Estados miembros para garantizar que el apoyo a sus economías llegue a tiempo en estos tiempos difíciles”, dijo la vicepresidenta ejecutiva del organismo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, por su parte, ha destacado la necesidad de estar “juntos”, recalcando que “ningún estado miembro va a poder gestionar solo la crisis desatada por el coronavirus”, no solo en el aspecto sanitario sino también en el ámbito económico, por lo que será necesario una “total flexibilidad para las normas de ayuda a los estados”.

Emisión de deuda en medio del virus

En una nota aparte, el Tesoro español paralelamente implementó un programa de venta de deuda pública, considerado como inusual en medio de la dura situación que está viviendo el país como consecuencia del Covid-19.

Bloomberg informó que el organismo emitió un bono con vencimiento a siete años, el primero que lanza desde 2014, con el cual ha logrado captar ya alrededor de 10.0 billones de euros. El objetivo de esta emisión es obtener recursos para financiar parte de las garantías por un valor de 100.0 billones de euros anunciadas por el gobierno después que fue decretada las emergencia.

Para la colocación de los bonos fueron designados seis bancos, incluyendo a BBVA, Société Générale y Credit Agricole.

EPF-organic

EXCLUSIVAEl País Financiero

Las lucrativas oportunidades de inversión post-COVID-19

El equipo de analista financieros de EL PAÍS FINANCIERO comparte las mejores oportunidades de inversión única y exclusivamente con sus suscriptores.

Únete completamente gratis a nuestra lista de suscriptores y descubre las irrepetibles oportunidades de inversión que esta crisis global ha dejado para los inversores más hábiles.


Tus datos personales serán tratados con absoluta confidencialidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here