(Tiempo de lectura: 4 min)

La situación es compleja en Japón: los Juegos Olímpicos están a poco de comenzar, pero en paralelo los casos de Covid-19 vuelven a elevarse por el avance de nuevas cepas del coronavirus. 

En ese escenario, Tokio, Osaka y otras dos grandes ciudades anunciaron cierres totales entre el 24 de abril y el 12 de mayo.

Además, las perspectivas para los próximos meses no son nada alentadoras: se canceló el Salón del Automóvil de Tokio, que comenzó a realizarse en 1954 y que se celebra cada dos años. Estaba programado para realizarse en octubre.

La última edición, que se materializó en 2019, había convocado a más de 1,4 millones de visitantes, según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón.

El presidente de la organización, Akio Toyoda, quien también es presidente del mayor fabricante de automóviles de Japón y uno de los tres más grandes del mundo, Toyota, dijo que el evento se cancela porque es muy difícil programar el show en un entorno seguro.

Problemas en Tokio: ¿se harán los Juegos Olímpicos?

Según los organizadores del espectáculo, a diferencia de otras grandes exposiciones de la industria de los automóviles, que se han realizado online durante la pandemia, no está la idea de convertirlo en un evento virtual.

La cancelación se lleva adelante cuando se espera que el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, declare el estado de emergencia en varias partes del país, incluidas Tokio y Osaka.

Lo que más preocupa en cuanto a eventos es que faltan menos de 100 días para que Japón sea la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, que ya se han atrasado un año completo.

Sin Tokio, se realizó Auto Shanghai 2021

En China, sin embargo, esta misma semana se está llevando a cabo la primera gran exposición mundial de automóviles desde el inicio de la pandemia.

Se trata del salón del automóvil más grande de ese país, el Auto Shanghai 2021, que está abierto al público del 21 al 28 de abril.

La condición para entrar es que los asistentes tienen que hacerse testeos para determinar si tienen o no Covid-19.

En el Salón del Automóvil de Shanghai participan fabricantes chinos, europeos y estadounidenses que están mostrando sus últimos lanzamientos en todos los segmentos de precios.

Varios aprovecharon para promocionar sus sistemas de autoconducción, aunque en todos los casos se trata de desarrollos opcionales, porque deben ser autorizados por los organismos reguladores de cada país.

Audi, por ejemplo, llevó a China los productos que fabrica asociada con las empresas locales FAW y SAIC.

Las compañías mostraron cuatro lanzamientos mundiales, incluido el vehículo conceptual Audi A6-ETron, un Audi Q5 renovado, el Audi A7-L y un concept SUV llamado Audi Shanghai.

El Audi A7-L es una limusina que comenzará a producirse en 2021 y que será fabricada por SAIC Audi en China. Incluye suspensión neumática adaptativa, dirección en las ruedas traseras y tracción en las cuatro ruedas.

Audi A7-L

BYD y sus lanzamientos

BYD, con el respaldo de Warren Buffet, también está presente en Shangai con sus vehículos. Uno de ellos es la serie insignia Han, que incluye tres coches eléctricos y un híbrido.

Nombrada en honor a la dinastía china Han, la serie de sedán eléctricos de lujo empezó a venderse el año pasado. Una de las claves de estos vehículos es la autonomía, que llega a los 600 km.

Por su parte, Geely, el holding automotriz chino mostró varias de sus marcas: Polestar, Volvo Cars, Lynk&Co, Geometry y la nueva Zeekr.

Geely
Lynk & Co 05

Uno de los automóviles que llamó más la atención fue el Geometry A Pro, un eléctrico que  viene con una batería de 150 kW y puede viajar 600 km con una sola carga.

La marca se lanzó en 2019 y ya presentó tres modelos. Los Geometry A y C están a la venta en el mercado chino. 

Mercedes-Benz

El fabricante de automóviles alemán Mercedes-Benz también eligió Shanghai para mostrar sus novedades, en particular el EQB y EQS. Ambos vehículos –100% eléctricos– son parte de la pujante marca EQ de la empresa.

Mercedes
Mercedes EQS 580 4 MATIC.

Mercedes también reveló un SUV compacto totalmente eléctrico. El vehículo, muy similar al GLB, especialmente en el interior, se lanzará en China a finales de 2021.

Además, se va a producir una versión variante global en Hungría para toda Europa. En 2022 se lanzará en los Estados Unidos.

Una de las mayores novedades de la marca fue la presentación en sociedad del primer sedán de lujo de EQS, totalmente eléctrico.

Los primeros modelos llegarán al mercado estadounidense tendrán 329 CV y 516 CV. Este también será un vehículo importante para el mercado chino.

Entre otras prestaciones, los vehículos tienen 350 sensores que se utilizan para registrar distancias, velocidades y aceleración, condiciones de iluminación, precipitaciones y temperaturas, la ocupación de los asientos, así como el parpadeo del conductor o el habla de los pasajeros.

Toyota: no está en Tokio, pero sí en Shangai

Aunque Toyota no organizará el Salón de Tokio, sí estuvo presente en China con sus modelos. El fabricante de automóviles japonés presentó 15 vehículos totalmente eléctricos, incluidos siete modelos bajo la marca Toyota bZ, que llegarán a la venta desde ahora y hasta 2025.

El bZ, que significa “menos que cero”, se basará en una plataforma que se podrá utilizar con múltiples variantes de tamaño y diseño. La compañía dijo que está desarrollando la serie junto con socios que tienen experiencia en varios campos.

Por ejemplo, se asoció con Subaru para desarrollar el bZ4X. Además, con BYD, Daihaitsu y Suzuki para otros modelos de la misma línea.

La idea de la marca nipona es producir el Toyota bZ4X en Japón y China y comenzar las ventas mundiales a mediados de 2022.

Volkswagen, en tanto, utilizó el Salón del Automóvil de Shanghai para revelar su tercer vehículo eléctrico en su marca ID. Se trata del VW ID 6 y estará diseñado específicamente para el mercado chino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here